Reportaje

Spider-Man, A lo grande

Por Rubén Guzmán
-

Peter Parker vive su mejor momento como superhéroe. Aventuras brillantes y fantásticas que ahora se están publicando en España.

Mientras el cine y la televisión consagran la imagen icónica de Spider-Man como superhéroe adolescente, Marvel Cómics (y Panini Cómics en España), siguen publicando mensualmente las aventuras del personaje dentro del Universo Marvel. Peter Parker es un joven de entre 25 y 30 años que ha vivido ya incontables aventuras y que siempre ha sufrido en su (desastrosa) vida personal los efectos de ser superhéroe el 50% de su tiempo. Pero, desde hace más o menos un año en la edición española, la “suerte Parker” ha cambiado. Y la culpa la tiene el guionista de la serie principal del personaje, The Amazing Spider-Man. Un tipo divertido llamado Dan Slott.

Slott, que ya llevaba un tiempo escribiendo los cómics del personaje junto a otros guionistas, se convirtió en el único escritor de la serie quincenal The Amazing Spider-Man en un momento delicado. Muchos fans estaban insatisfechos por la manera en la que Marvel había deshecho el matrimonio entre Peter Parker y Mary Jane Watson (no se divorciaron, es que nunca llegaron a casarse; de por medio hay una explicación mágica muy chunga, no preguntéis). En Marvel decidieron darle a Slott bastante libertad para “mover” al personaje de su mundo típico, (su trabajo como fotógrafo en el Daily Bugle, sus peleas con supervillanos de marcado carácter urbano…). Dan se había ganado fama de guionista luminoso y con mucho sentido del humor gracias a obras como Hulka, y en Marvel querían explotar estas características para que llevara a Spider-Man al mejor momento de carrera superheroica. Así lo mostraba Marvel en un “trailer”.

La nueva etapa comenzó con el subtítulo “Big Time” (En España, “A lo grande”), en el número americano The Amazing Spider-Man 648, y aquí en España hace más o menos un año en el número 58 de El Asombroso Spider-Man, la colección mensual que publica Panini. Slott se embarcó en la aventura junto a tres dibujantes: la nueva etapa la presentó Humberto Ramos, elegido por su estilo “cartoon” con toques manga, bastante apropiado para el nuevo tono de la serie, y con él se alternarían por arcos argumentales Stefano Caselli y Marcos Martín (dibujante español que, hoy por hoy, es de lo mejorcito del cómic de superhéroes americano y que, por desgracia, abandono pronto la colección para dibujar Daredevil). Y el cambio se notó desde la primera página: Spider-Man con los Vengadores (grupo del que forma parte desde hace unos años en los cómics) enfrentándose a robots gigantes creados por su enemigo el Dr. Octopus que amenazaban Nueva York.

Spider-Man, el supercientífico

Spider-Man parecía destinado a jugar un papel más crucial en la comunidad superhéroica, pero lo que de verdad cambió Slott fue el marco en el que se movía Peter Parker. Aunque no era una idea nueva (ya ocurrió en los cómics de los 90), Peter empezó a trabajar como científico en un gran laboratorio. Y resultó que era el trabajo ideal para cualquier superhéroe: Horizont Labs es una fundación en la que unos pocos jóvenes de mentes brillantes reciben recursos para trabajar en los proyecto científicos que quieran con la más absoluta confidencialidad. Y el resultado fueron… Spider-trajes. Spidey aprovechó los medios de que disponía para crear trajes y armas especiales y derrotar con ellos a los villanos que se cruzaban en su camino. Un cambio más profundo de lo que parecía, porque Slott planteó algo bastante inusual en la historia del personaje: por primera vez, su identidad como Spider-Man pesaba más en las historias que la de Peter Parker, ya que, aunque los secundarios típicos de la serie como Jameson o Mary Jane seguían por ahí, Peter utilizaba su trabajo casi como una extensión de su personalidad superheroíca

Horizont Labs también  sirvió a Slott para virar más los argumentos hacia una ciencia-ficción muy “pulp” y fantástica, incluso a veces un poco chorra. Y además integró constantemente a otros superhéroes en las historias, desde los Vengadores a la Fundación Futuro (nombre con el que han sido temporalmente conocidos los Cuatro Fantásticos), haciendo de Spider-Man una pieza fundamental del Universo Marvel. Si bien el trepamuros siempre ha sido el personaje más popular de la editorial, dentro de la fantasía Marvel Spider-Man era un superhéroe un tanto “outsider” y no tan querido como el Capitán América o Iron Man… cuando no directamente temido y odiado por los ciudadanos.

El héroe más grande de Nueva York

Al mismo tiempo, Slott profundizó en el elemento central de los cómics de Spider-Man: “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y el héroe renovó su compromiso por hacer el bien con una promesa aún más difícil de cumplir: mientras él esté cerca, nadie iba a morir. Ya fuera villano, héroe o ciudadano, Spider-Man siempre luchará por impedir cualquier muerte. Una promesa un tanto ingenua, pero en el fondo muy en la línea de la fantasía desenfada y poco realista que Slott propone para el personaje… y que, por supuesto, acarreará algún que otro disgusto y dilema moral en el futuro.

Todas estas ideas han tenido su punto culminante en la saga Spider-Island, recientemente publicada entre los números 65 al 68 de la serie española El Asombroso Spider-Man. Con un premisa tan aparentemente tonta como que todos los habitantes de Manhattan consiguieran poderes arácnidos, Slott creo una historia intensa y emocionante que recalcó el nuevo papel de Spider-Man como héroe que, gracias tanto a sus poderes como a su inteligencia, puede hacer frente a enormes amenazas. Y todo, sin traicionar la esencia del personaje: es el Peter de siempre que al final gana la partida porque su sentido de la responsabilidad y su nobleza le impiden rendirse jamás ante la injusticia.

El Fin de Mundo se acerca

Slott continúa actualmente al frente de la serie desarrollando sus ideas sobre el personaje, y en el futuro inmediato de la edición española enfrentará a Spider-Man a una amenaza directamente global: en la saga “Hasta el Fin de Mundo” tendrá que impedir que los Seis Siniestros, liderados por un Doctor Octopus enfermo terminal, amenacen a toda la humanidad. Una historia que se publicará en los número 73 y 74 de la colección española, que se publicará en noviembe y diciembre.

Después ya se han anunciado argumentos como el debut de Alpha, un adolescente que va a ser el “sidekick” de Spider-Man, y en el horizonte planea el número 700 de la serie americana (que Panini editará en España el año que viene) y que promete ser impactante: Slott ha asegurado que cuando se ponga a la venta piensa estar en paradero desconocido, antes las reacciones que los lectores tendrán al ver la última página. Qué pasará en esa historia y si Slott seguirá escribiendo las aventuras del personajes después es aún un misterio, pero está claro que por lo menos hasta ese número Slott tiene un plan con el personaje que ha ido cumpliendo a rajatabla, y que ha convertido a Spider-Man en “el superhéroe más grande del mundo”, como reza ahora el antetítulo de la serie americana.

Sólo una cosita más: si quieres más información sobre la edición española de las aventuras de Spidey, no dudes en visitar la web de Panini Cómics.

Lecturas recomendadas