Reportaje

Surface RT, el tablet de Microsoft

Por Carlos Hergueta
-

Microsoft ya cuenta con su propio dispositivo portátil, aunque no se trata de una consola, como se ha especulado en el sector en alguna que otra ocasión. La compañía se ha aventurado a lanzar un tablet, un tipo de producto muy de moda últimamente y que además cuadra a la perfección con la filosofía del nuevo Windows 8. Hemos podido probarlo y estas son nuestras primeras impresiones.

Surface es el tablet de Microsoft y, al igual que Windows 8, contará con dos versiones: una Pro pensada para la versión completa del sistema operativo y otra RT, para la más limitada. Ambas versiones del software de Microsoft comparten el núcleo de su código y de entrada ofrecen la nueva interfaz pensada para un control táctil. En ambos casos, también, se puede acceder a un modo escritorio, que permite una navegación por los archivos y programas del sistema por carpetas, de una forma idéntica a los Windows anteriores.

 

 

Sin embargo, Windows 8 Pro está pensado para procesadores X86 de Intel y AMD, entre los que se encuentran algunos de los más potentes del mercado. Esto permite que haya compatibilidad con programas de anteriores versiones de Windows y la posibilidad de instalar software más complejo, al margen de las aplicaciones y juegos comunes para cualquier versión de Windows 8 que se lancen en la tienda de descargas.

 

De esta forma, los equipos que iremos viendo con esta versión serán ordenadores potentes y en diferentes formatos, ya sean ultrabooks, all-in-one, tablets o híbridos. A pesar de que la puerta de entrada sea la interfaz táctil de Windows 8, la experiencia será similar a la de un PC tradicional.

 

Windows RT, por su parte, es la versión "pequeña" del sistema operativo, más similar a Android y iOS. Está pensada para procesadores con arquitectura ARM, vistos habitualmente en tablets y teléfonos. De esta forma, con esta versión también se puede disfrutar de la nueva interfaz y del modo escritorio, pero no es compatible con software de anteriores Windows y no soportará videojuegos avanzados desde un punto de vista técnico, como los que estamos acostumbrados a ver en PC.

Un tablet con personalidad propia

Nosotros hemos podido probar la versión con Windows RT de Microsoft Surface, que compite directamente con iPad o con Samsung Galaxy 10.1. Con un peso de 676 gramos y grosor de 93 milímetros, el Surface RT resulta muy cómodo y satisfactorio de manejar. Se trata de un dispositivo con líneas muy estilizadas y ángulos rectos -en sus marcos y en sus cantos-, lo que hace que tenga un sello característico con respecto a la competencia. Además, cuenta con una pestaña trasera que permite poner el tablet en vertical para escribir o ver vídeos, de una forma similar a lo que se consigue mediante accesorios con otros tablets.

 

 

El tablet ha sido diseñado además para un uso óptimo de Windows 8, con una pantalla de 10,6 pulgadas a 16:9, un estilo de pantalla poco habitual. Esto choca al principio, pero después nos damos cuenta de que es un aspect ratio ideal para controlar los iconos de las aplicaciones y los comandos de las barras laterales (que surgen al deslizar el dedo desde el canto hacia la pantalla) o para ver películas. Tiene muy buena iluminación y saturación de colores y una resolución de 1366 x 768 píxeles.

 

Con un procesador quad core NVIDIA Tegra T30 y 2GB de RAM, la potencia de Surface RT está fuera de toda duda. En este sentido, Windows 8 (que consigue que equipos antiguos con otras versiones de Windows rindan un 33 por ciento mejor) se mueve con mucha fluidez en el tablet de Microsoft. Sin embargo, la oferta de juegos y aplicaciones es muy escasa, con algunos clásicos en otros ecosistemas, como Cut the rope, Pinball FX, Jetpack Joyride o Fruit Ninja. Y lo malo es que además de haber escasa oferta y no ser demasiado avanzados técnicamente, estos juegos muestran puntuales y pequeñas ralentizaciones en el dispositivo de Microsoft, seguramente por una mala optimización.

Un tablet 100% compatible con accesorios

Surface también nos ha gustado por sus posibilidades de conexión, algo que en otros dispositivos como el iPad resulta frustrante. Surface cuenta con una ranura para ampliar el almacenamiento de 32 o 64 GB con una microSD, salida de vídeo y puerto USB 2.0. Esto último es clave, pues que podemos añadir teclados o ratones, además de otros accesorios, como cámaras digitales (cuyos archivos podemos explorar y copiar con libertad en el modo escritorio), que incluso recargan su batería. Por último, destacar que el dispositivo cuenta con cámaras delantera y trasera capaces de grabar a 720p y altavoces estéreo, también por encima de la media en este tipo de dispositivos.

 

En cuanto a accesorios, Microsoft ha creado una funda llamada Touch Cover, que priori recuerda a la Smart Cover de Apple. Sin embargo, la de Microsoft es de una sola pieza (y no de cuatro paneles) debido a que también se han incorporado teclas para que sea un teclado. Se pega al dispositivo de forma magnética, como ocurre con el iPad, pero el anclaje es mucho más fiable y resistente.

Además de la Touch cover, un teclado táctil en la que los botones no tienen recorrido, Microsoft ha lanzado Type Cover, mecánica, también muy fina, en la que sí que hay recorrido. La segunda nos ha resultado mucho más cómoda de usar. Y aunque es cierto que con práctica la táctil llega a resultar funcional, la sensación que transmite es muy similar a escribir en el teclado virtual de una pantalla y no llega a ser 100% satisfactorio.

 

Conclusión

Surface es un tablet con un diseño bastante bueno, con detalles interesantes como la pestaña, compatibilidad con accesorios vía USB, tarjeta microSD y potencia. Pero un 'hardware' convincente contrasta con la escasez de oferta en la tienda de Windows, que hace que el dispositivo de momento esté por detrás en conjunto con respecto a los mejores Android o el iPad. Microsoft ha prometido 100.000 aplicaciones disponibles en la Windows Store para enero de 2013. Habrá que ver si realmente este aspecto evoluciona rápidamente, porque es un punto clave a la hora de competir con sus rivales y, por ahora, no está a la altura.

 

Desarrollada por la propia Microsoft, Surface RT salió a la venta en ocho mercados el pasado 26 de octubre, aunque España no se encontraba entre ellos. La versión Pro del tablet se lanzará aproximadamente tres meses después. Microsoft aún no ha anunciado fecha de lanzamiento para ninguna de las dos versiones en nuestro país.

Lecturas recomendadas