Doom para Switch
Reportaje

Ya hemos jugado a Doom para Nintendo Switch. Primeras impresiones

Por Daniel Quesada
-

¡Nos encanta regresar al Infierno? Hemos probado durante unos minutos Doom para Switch y os contamos si sus dosis de ultraviolencia están a la altura del juego original.

Ojiplático se quedó medio mundo cuando hace unos días se anunció por sorpresa Doom para Nintendo Switch. Sí, el brutal juego que nos hizo gozar en 2016 con nuestras consolas actuales va a llegar a Switch para sorpresa de todos. Bueno, de casi todos, porque a nosotros nos lo habían "soplado" unos días antes, ya que en nuestro reciente viaje con Bethesda íbamos a tener la oportunidad de probarlo.

El tráiler de Doom ya demostraba que los desarrolladores iban a por todas con este juego, pero aun así todos teníamos dudas. ¿Al salir en una consola de Nintendo se cortarían un poco con la violencia? ¿Sería Switch capaz de mover semejante monstruo (nunca mejor dicho)? Tras probar el juego durante un cuartito de hora (¡por Kami-sama, queremos más), os podemos tranquilizar a propósito de ambos temas. Por un lado, el componente de violencia se ha conservado tal cual. Los dantescos enemigos llueven desde todas direcciones y podemos hacerlos sangrientos pedazos con las armas de Doom Guy. Por supuesto, no faltarán los llamados Glory Kills (es decir, las demenciales ejecuciones cuerpo a cuerpo cuando el enemigo está a punto de morir). Nosotros lo jugamos con Switch en modo Tabletop (es decir, con la consola de pie y usando su pantalla) y usando un Controller Pro.

Doom para Switch

Las ejecuciones se desencadenan presionando el stick derecho, por lo que resultan muy instintivas. El resto es tal cual lo recordaréis del Doom de 2016: nos movemos a toda pastilla y ejecutamos fintas laterales cada dos por tres para esquivar los disparos de los imps o los cacodemonios. Podemos cambiar de armas al vuelo y los saltos también se ejecutan con total comodidad (algo importante de cara a las ejecuciones tipo Death from above). Vamos, que tanto el desarrollo como el control funcionan a las mil maravillas. Esperamos poder probarlo con los joy-con pronto para ver qué tal se siente... Pero no hay nada como un mando Pro, eso está claro.

¿Conoces el juego de tablero de Doom?

¿Y qué hay del rendimiento técnico? Bueno, aquí hay algunos matices que hacer, pero el resultado general es muy bueno. Por un lado, os confirmamos que, al menos en nuestra partida, el movimiento era cristalino y fluido (los últimos informes, aun sin confirmar oficialmente por Bethesda, apuntan a los 30 fps, pero desde luego nuestra sensación fue de fluidez total), con lo que la sensación de frenesí no paraba en ningún momento y la visión de los duelos era tan cómoda como espectacular.

Doom para Switch

Pero claro, para alcanzar esa meta había que pagar un precio, ya que Switch no es tan potente como una PS4, One o PC a la última. Dado que esta versión se ha creado desde cero para la consola, los diseñadores han preferido mantener la fluidez al máximo a cambio de reducir un poco el nivel gráfico. No es severo, no os preocupéis, aunque se nota que tanto los modelos como las texturas han rebajado un pelín su calidad respecto al Doom original. Por otro lado, durante los movimientos rápidos hemos notado un desenfoque de movimiento que, seguramente, ayuda un poco a enmascarar ese ligero bajón.

¿Quieres más Doom? Lee nuestro avance de Doom VFR, la versión de realidad virtual

Por otro lado, como solo lo hemos podido probar en la pantalla de la consola, no es posible saber hasta qué tope llega la resolución del juego, pero desde luego cumplía con total solvencia ese aspecto en modo Tabletop.

La demo que probamos se basaba en el modo Arcade (el cual llegó mediante un DLC a las versiones originales), el cual consiste en volver a recorrer los niveles de la Campaña y acumular la mayor puntuación posible a base de encadenar combos de ejecuciones, detonar unos orbes dispersos por el escenario y, en definitiva, ser lo más cafre posible. No hemos podido ver la Campaña, pero desde luego los mapas del modo Arcade que catamos eran idénticos a los del juego original. A falta de que confirmen más detalles, parece que el hecho de haber reconstruido el juego se ha centrado en el rendimiento técnico, pero no tanto en el desarrollo.

Doom para Switch

Ya se sabe que Doom para Switch incluirá todos los DLCs de serie, aunque el modo multijugador se deberá descargar aparte (debido a que las tarjetas de Switch no pueden almacenar tanta información). Desde luego, aun con los "peajes" que ha tenido que pagar esta versión para ser movida por Switch, las sensaciones que proporciona son muy positivas. Todo lo esencial está ahí y los desarrolladores se han asegurado que lo principal, la experiencia de juego y la fluidez, se mantengan inmaculados.

Estamos deseando colocarnos delante del juego final (recordad que la fecha de lanzamiento de Doom para Switch estará fijada en algún momento de las navidades de 2017) y gritar "hurt me plenty" a los barones del infierno que se atrevan a desafiarnos.

Lecturas recomendadas