Análisis

Análisis: Halo Combat Evolved Anniversary

Por Óscar Díaz
-

Como dice un amigo mío, de Matrix sólo hay una película, la primera. De Star Wars sacaron tres, La Guerra de las Galaxias, El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi. A lo que yo añado, que de Halo, por ahora sólo hay dos juegos. El primero, Halo Reach, que nos cuenta qué sucede cuando se cabrea a unas cuantas razas galácticas 'superiores', aunque empiece con la trama bien avanzada. El segundo es Halo Combat Evolved Anniversary, que es el que continua la historia... una de las buenas, de las que merecen ser contadas de vez en cuando.

Las cosas han cambiado desde que cayó Reach. El planeta que servía de refugio para algunos de los mayores avances de la raza humana ya es pasado. Ahora toca huir hacia delante y buscar algo a qué aferrarse, antes de que el Pacto encuentre la Tierra. Sí, todo pinta fatal para la humanidad. Eso, a pesar de contar con cruceros estelares y poder dar saltos de un lado a otro del espacio. Pero enfrentarse a una alianza de civilizaciones alienígenas es algo que supera cualquiera de los temores.

El enemigo viene de fuera y la guerra se ha librado lejos del planeta que dio origen a los humanos. Pero todo puede cambiar. Para colmo, la religión se ha convertido en motivadora para los exterminadores, que cuentan con todo tipo de recursos. Aunque parece que no son suficientes y el llamado Pacto está a punto de liberar el arma definitiva. Un dato con el que no cuentan los humanos, cuya única esperanza se encuentra perdida en el espacio. Master Chief, el Jefe Maestro, un Spartan II... un supersoldado en una armadura Mjolnir MARK V. Un héroe al que apoyar y un último recurso al que aferrarse.

Aterricemos en ese Halo

Tras saltar a ciegas, lo que se muestra frente a la nave del capitán Keyes es un anillo con una atmósfera interior. Su tamaño es descomunal y parece de todo menos una creación natural. Al buscar una salida, nuestro papel de héroes queda recluido en el del protagonista de Halo Combat Evolved Anniversary. El mismo que acompañó al lanzamiento de Xbox hace una década. El Jefe Maestro nos recibe de nuevo en esta edición 'remasterizada' del clásico, que va más allá de una actualización sencilla. Su armadura, gemela de la de Linda 058, será nuestro hogar.

Estamos ante un juego que será totalmente nuevo para millones de jugadores y todo un homenaje para el resto. Hasta tal punto llega la revisión, que jugarlo es una experiencia novedosa hasta para los veteranos. Aunque los trucos que han usado Microsoft Studios, 343 Industries y Saber son poco más que eso, artimañas para engancharnos de nuevo.

Halo Combat Evolved Anniversary nos devuelve un juego de hace una década. Algo que han hecho otros antes, casi siempre con poco éxito. Pero, si el primer Halo supuso un hito en diversos aspectos, además de colocarse entre los mejores de todos los tiempos, razones no le faltaron. Ahora, tanto tiempo después y con una revisión que mantiene intacta la base, vemos por qué se coló en el corazón de tantos jugadores.

Lo primero que llama la atención del título es que su menú nos deja ver opciones nuevas. El online, con cooperativo para dos incluido, unos extras que completan el universo Halo y... Kinect, están ahí como nocedades. Pero es al entrar otra vez en el Pillar of Autum cuando se empieza a sentir qué intenciones tenían en Microsoft al recuperar el clásico.

Todo ha cambiado. Las texturas, la iluminación, los tablones de anuncios dan más información, las consolas sirven para activar vídeos, los modelos de personajes... tenemos un juego nuevo. Sin embargo, no lo es realmente. La paradoja se despeja al pulsar el botón Select o decir, en voz alta, la palabra 'Clásico'. En apenas unos segundos, todo cambia. La resolución se mantiene en Alta Definición, pero lo que tenemos delante es el mismo juego de 2001 (2002 en España). Cambiamos de nuevo... ¡Remasterizado! y ahí está, una experiencia rica y a la altura de nuestros tiempos. ¿La magia de Xbox 360? No, ganas de ofrecer una experiencia plena para nuevos y fans veteranos de la saga.

Si funciona, no lo cambies

El desarrollo de Halo Combat Evolved Anniversary es calcado del original. Las situaciones son las mismas, aunque ahora contemos con más información y tengamos pistas sobre el futuro de la serie. Sin embargo, hay cambios que invitan aún más a seguir adelante. Tenemos calaveras perdidas por los escenarios. También hay terminales que nos dejan ver vídeos totalmente nuevos y está Kinect. Con decir 'Escanea' y 'Analiza', cada objeto pasa a formar parte de una biblioteca llena de información sobre lo que vemos. Se trata de una especie de modo detective, por infrarrojos, que sólo está disponible con Kinect... y que nos tendrá un buen rato hablando al aire, hasta completar las más de 60 entradas que forman la base de datos. Sin embargo, las sensaciones que ofrece el dispositivo de control de Microsoft no son del todo positivas y, salvo esta biblioteca o alternar entre modo clásico y nuevo, para poco más lo usaremos. Tirar una granada, recargar el arma o girar objetos en el menú serán acciones que probaremos una vez. Apretar un botón, por ahora, es más eficaz que pegar un grito frente a la pantalla. Esto, sin contar fallos en la localización del juego, como que no funcione la orden 'Linterna'.

Si seguimos adelante, los veteranos de Halo Combat Evolved Anniversary podrán rememorar momentos que impresionaron a muchos hace una década. El cartógrafo silencioso, meter un Warthog por los pasillos de una base alienígena, la primera vez que robamos un Ghost o nos enfrentamos a un tanque del Pacto... todo está en su sitio. Pero las diferencias son a mejor en todo. Sólo hay que cambiar entre vistas para apreciar el gran trabajo realizado con la tecnología del estudio Saber. Pero esto también sirve para darnos cuenta del buen hacer de Bungie, que supieron avanzar en un género del que muchos han tomado buena nota en los años siguientes a su debút en la primera Xbox.

Con que subamos la dificultad a Legendario, algo obligatorio para todo el que juegue a Halo Combat Evolved Anniversary, veremos cómo era la inteligencia artificial del título. La misma que sigue prácticamente intacta, pero que nos ayuda a sentirnos en medio de escaramuzas intensas. Nuestros marines caen, las granadas vuelan y cada baja cuenta.

La variedad de unidades es limitada, sí, pero hasta el menor de los enemigos tiene carisma y algo que decir. Vuelven también los gritos ridículos de los 'grunt', con ese humor que muchos no supieron ver en un juego de guerra, tan épico como este. Están las voces, en todos los idiomas con sólo cambiar las opciones de la consola. Tampoco faltan algunos enemigos duros de pelar y, por supuesto, esa sorpresa que puso de los nervios a tantos y que justificaba uno de los niveles más odiados en un videojuego. Esto es aquél mítico Halo Combat Evolved, pero actualizado lo justo para relanzarlo como un juego nuevo, a precio de tal.

Lo que faltaba...

Para seguir con la justificación del lanzamiento, en Microsoft se han tomado muy en serio que haya valor añadido. El motor de juego se basa en tecnología actual, aunque en paralelo funcione siempre el original. Sin embargo, no sólo tenemos un modo historia que merece ser jugado. También hay un multijugador que no estaba en el original. La evolución de Halo en manos de Bungie ha llevado la franquicia a ofrecer una de las mejores experiencias online. La misma que llega integrada ahora en Halo Combat Evolved Anniversary, gracias a que se usan los recursos de Halo Reach. Incluso recibimos un código para añadir los mapas nuevos a este y jugar sin tener el juego remasterizado. Un regalo más para celebrar el aniversario. De la experiencia multijugador, poco hay que contar para los expertos en la materia. Se añade algún nivel remasterizado también y el repertorio cuenta con entradas de Halo CE y Halo 2. Como guinda, se ha añadido Installation 04 para el modo tiroteo, con marines a nuestro lado y una experiencia que merece ser vivida en buena compañía.

Los detalles con que cuenta Halo Combat Evolved Anniversary son tan válidos para los veteranos como para los nuevos. En ningún momento parece un juego antiguo ni una reedición sin recursos. Sólo algunos fallos en la localización empañan ligeramente el resultado. Sí es cierto que se echan en falta muchos elementos que han llegado con los sucesivos episodios de la saga, pero añadirlos sería quitarle importancia al espíritu del original. Las 3D estereoscópicas, tan de moda en este tipo de revisiones, tampoco faltan, por cierto, junto a una pequeña avalancha de complementos y eventos que desde hace semanas pueblan Xbox LIVE, el bazar de los avatares y, por supuesto, Halo Waypoint. Por último, queda decir lo que muchos jugadores de PC con Windows pensarán, si 'picaron' a finales de 2003: 'este es el Halo Combat Evolved que debía haber sido en sus ordenadores' e incluso de llegar casi así, habría superado las mejores expectativas.

Valoración

Revisitamos Halo Combat Evolved, con un título a modo de homenaje. Una repetición con estilo y novedades que actualiza una experiencia memorable para millones de jugadores.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Calaveras, 3D estereoscópico, Kinect, cooperativo, online...

Lo peor

Detalles de la localización empañan lo que debía parecer perfecto. Cooperativo para dos y con lag.

Lecturas recomendadas