Análisis

Análisis de DanganRonpa: Trigger Happy Havoc

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS VITA

¿Qué pasa si la series Persona y Phoenix Wright se quedan encerradas con los alumnos más brillantes de cada campoe en un institulo dominado por un director que es un oso de peluche diabólico? Pues que tenemos DanganRonpa: Trigger Happy Havoc, una visual novel con ínfulas de aventura gráfica y con minijuegos que es de lo más curioso que ha llegado al catálogo europeo de PS Vita?

Las visual novels o, en castellano, novelas visuales, son un género tradicionalmente muy del gusto del público nipón y no tan popular en occidente. A grandes rasgos, se trata de contar una historia, normalmente a base de imágenes estáticas, en la que el jugador puede interactuar de alguna manera para hacer avanzar la trama, explorando, tomando decisiones y, sobre todo, leyendo mucho (por algo se llaman novelas visuales). Bastante populares en Japón hace unas cuantas generaciones. con el tiempo han ido perdiendo vigencia ya que (afortunadamente) es posible narrar la historia de un videojuego de otras maneras mucho más... dinámicas y divertidas.

Spike lanzó el primer DangaRonpa para PSP en 2010 exclusivamente para Japón. Con una historia firmada por Kodaka Kazutaka y las ilustraciones que la acompañan a cargo de Komatsuzaki Rui, el juego vendió en pocos meses más de 85.000 copias, lo que posibilitó que dos años más tarde lanzaran una secuela y que su popularidad fuera en aumento, hasta el punto de sacar también mangas y anime inspirados la serie. Por estas fechas, Spike se fusiono con Chunsoft, otro sello clásico que también ha trabajado el genero de las visual novels en el pasado (por ejemplo, Otogirisou en Super Famicom, un título al que me referí en la crítica de La Flor de la Venganza, la película en la que se basa). Y uno de los productos de está unión es el que nos ocupa: DanganRonpa: Trigger Happy Havoc, un remake del primero para PS Vita que llega a España de la mano de Namco Bandai.


DanganRonpa: Trigger Happy Havoc es, en esencia, una visual novel, aunque presenta ciertas mecánicas avanzadas que lo alejan de los estándares más puros de este subgénero, como veremos a continuación. DangaRonpa nos pone en la piel de Makoto Naegi, un vulgar estudiante que, sorprendentemente, es aceptado en la academia Hope's Peak, un lugar reservado para los más brillantes, para los mejores en cada campo. Allí se dan cita, por poner algunos ejemplos: la mejor nadadora, el mejor jugador de béisbol, el mejor líder de moteros, la mejor pop idol (todo muy japonés, como podéis ver). ¿Y cuál es nuestro supertalento? ¿Por qué un estudiante corriente ha sido invitado a formar parte de esta colección de genios? Pues por puro azar. Al parecer, somos el estudiante con más suerte del mundo. O no. Porque ya veréis lo que nos espera a continuación...

Pronto descubriremos que, si es difícil entrar en la academia Hope's Peak, salir de ella es literalmente imposible. No hay forma de escapar de estos muros, a menos que juguemos a un macabro juego establecido por el diabólico director de la academia, el malvado oso Monokuma (uno de los malos más molones con lo que me he topado últimamente, debo reconocer). El que quiera graduarse y así poder salir de la escuela, debe asesinar a un compañero y lograr engañar al resto de los estudiantes para que no le descubran. ¿Suena sencillo, verdad? Pues no lo es en absoluto.

La historia de DanganRonpa: Trigger Happy Havoc se estructura en seis capítulos (más el prólogo) con sus correspondientes asesinatos/ejecuciones, que a su vez pueden dividirse en tres partes. En cada uno de estos capitulos tenemos una primera parte de exploración en la que, bajo una vista subjetiva, nos moveremos por las distintas estancias de Hope's Peak, explorando todos sus rincones y hablando con nuestros compañeros (en larguísimas y muchas veces intrascendentes conversaciones con textos en inglés, a base de imágenes semiestáticas a veces acompañadas de voces (en inglés o japonés).

Estas partes del juego tienen un ciclo día/noche bastante rudimentario, marcado por los avisos de Monokuma (que nos vigila todo el rato con sus cámaras en plan Gran Hermano), que marca lo que podemos hacer y lo que no. En estas secciones podemos relacionarnos con nuestros compañeros y gastar las monedas que encontremos en hacerles regalos para conseguir distintas habilidades que nos vendrán bien más adelante. Un planteamiento que, en cierto modo, nos recuerda a la serie Persona, pero aquí es mucho más aburrido.

Afortunadamente, DanganRonpa: Trigger Happy Havoc mejora con cada muerte. Cuanto se produce un asesinato, empezará la parte de investigación propiamente dicha, en la que además de explorar los escenarios como hemos explicado anteriormente, tendremos que registrarlos todos en busca de las pruebas que usaremos más adelante, con un sistema cercano al point and clink en el que podremos mover el cursor con el stick o directamente, presionar con nuestro dedo en la pantalla en la parte del escenario que queremos registrar o el objeto que queremos examinar. Aquí también hay conversaciones con nuestros compañeros, aunque son menos tediosas ya que en algunas de ellas podremos hasta elegir un par de opciones para que nos amplien la información.

Cuando conseguimos reunir todas las evidencias, nos enfrentaremos al juicio propiamente dicho, en el que los estudiantes debatirán y lanzaran sus conjeturas, que nosotros desarmaremos con las pruebas que hemos obtenido anteriormente (lo de desarmar no es una broma, las evidencias se llaman "truth bullets" o balas de verdad), con un planteamiento y puesta en escena bastante original. No gritaremos Objection!!! pero estas secciones nos recuerdan inevitablemente a la serie Ace Attorney. Y hay un par de tipos de minijuego más que aportan algo más de variedad en este sentido.

Sin duda, estas secciones de investigación y juicio y la historia de fondo que las articulan son lo mejor de DanganRonpa. Lo malo es que para disfrutar de ellas hay que zamparse antes un arranque lentísímo, un montón de conversaciones anodinas y tediosas (insistimos, en inglés) y un ritmo de juego que invita a la cabezada. ¿Cuantos jugadores lo aguantarán y no caerán antes de tiempo como algunos de los estudiantes de Hope's Peak? Pues supongo que habrá algunos que, como yo, estén encantados de participar en esta disparatada Battle Royale conversacional, aunque sólo sea por la curiosidad de probar un título distinto al resto del catálogo que tenemos en nuestras PS Vita.

Como ya habréis adivinado, DanganRonpa: Trigger Happy Havoc no es un juego para todos los públicos. Para que te guste debes ser paciente, te tiene que gustar leer y además debes tener cierta soltura con el inglés. Y ganas de enfrentarte con un desarrollo poco convencional. Si es tu caso, dale una oportunidad más allá de las primeras horas de juego (en las que, ya te lo advierto, no pasa casi nada). Si no, ni te acerques a él. Y no quiero terminar sin alegrarme de que este tipo de juegos lleguen a España. Sí, aunque sea en inglés.

Valoración

DangaRonpa es una visual novel que ofrece una historia muy interesante pero lastrada por un desarrollo lentísimo y en inglés. Si logras superar estos dos escollos, encontraras uno de los títulos más curiosos de PS Vita.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

La historia y los momentos de investigación y "juicio". Que este tipo de juegos lleguen a España.

Lo peor

Su lentísimo desarrollo puede desesperar a muchos. Llega en inglés.