Análisis

Análisis de Diablo III Reaper of Souls para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Hace ya dos años desde que los millones de seguidores de Diablo pudieron disfrutar por fin de su tercera entrega. Entonces, nuestro compañero Gustavo Bernaldo hizo un excelente análisis, sobre una de las secuelas más esperadas por los jugadores de PC de toda la historia.

Antes de entrar con Reaper of Souls, que quede claro: No seré yo quien ponga un pero al incontestable éxito de Diablo III en todo el mundo, del que por cierto hace poco más de un mes se han llegado a los 15 millones de copias vendidas. Pero sí es verdad que con el paso del tiempo se le han visto ciertas grietas que han lastrado parte de su casi infinito crédito entre jugadores de todo el mundo.

Sin duda, esta expansión Diablo III Reaper of Souls llega para resetear la franquicia en alguna de las características más criticadas de su lanzamiento inicial, y por lo visto, funcionan bastante bien. El cierre de la casa de subastas ha sido una gran noticia para esta sga, y acaba en parte con el descontento por tener que gastar más dinero del necesario a la hora de evolucionar nuestro personaje.

La aventura continúa

Una de las principales novedades de esta expansión, y uno de sus grandes reclamos, es la posibilidad de continuar la historia original de Diablo III, retomándola en el punto que la dejamos. En este punto dará comienzo el esperado Acto V de Diablo III Reaper of Souls.

Al final del acto IV conseguimos “eliminar” al Demonio mayor sólo de manera parcial, ya que al quedar recluido y no haber acabado con él, dimos rienda suelta a su sed de revancha para volver a intentar que el caos y la oscuridad se adueñen de nuestras vidas, y de paso acabaran con las de nuestros héroes favoritos.

No vamos a desentrañar más la historia de este Acto V porque para eso estáis vosotros, ávidos de nuevos objetivos y con ganas de aniquilar nuevas criaturas en las localizaciones más espeluznantes y misteriosas. También hay que decir que este acto no es precisamente de los más largos de la serie, lo que al tratarse de una expansión, tras dos años del lanzamiento original, puede lastrar un poco el resultado.

Pero tras jugar a Diablo III Reaper of Souls nos ha quedado muy claro que son otras características, bastante más trascendentes, las que harán de esta nueva entrega un juego realmente necesario... o no, vamos con ellas.

El Cruzado mágico

Tras este sugerente titular se esconde una de las principales novedades de Diablo III Reaper of Souls. A los héroes ya existentes se une ahora uno nuevo en forma de Cruzado, que es como se le ha denominado. Un nuevo héroe que nos invitará a re jugar todos los actos en busca de mayor gloria y riquezas para nuestro avatar de Blizzard.

Como sabéis, los héroes habituales de Diablo III son el Bárbaro, médico, brujo, Cazador de demonios, mago y Monje, cada uno con sus propias habilidades de combate y sus particulares árboles de evolución en cada una de las disciplinas que nuestro personaje puede desarrollar dentro del título de Blizzard.

Pero ¿cuáles son las características distintivas del Cruzado? A priori nos encontramos ante un personaje que aúna casi por igual el uso de armas cuerpo a cuerpo, con alguna que otra habilidad de magia. Puede luchar tanto cuerpo a cuerpo como en ataques a distancia, lo que le dota de una versatilidad bastante importante.

El Cruzado es un poco más lento, más pesado, lucha con un gran escudo. para que os hagáis una idea, como nos contó Jesse McCree en una breve entrevista que pudimos realizar la pasada semana, este nuevo personaje recuerda a uno de los héroes más queridos por los seguidores de Diablo, como era "Halden".

Sin duda el verdadero disfrute de este personaje es re jugando con él todos los actos de Diablo III y esta nueva expansión, de esta manera tendremos un punto de vista diferente del juego y comprobaremos todo lo que aporta, dejando su sello inconfundible y aportándonos sensaciones muy distintas a las de otros personajes.

Todas estas sensaciones justifican la inclusión de este nuevo héroe en la franquicia, suponiendo todo un reto para los jugadores más veteranos, un aliciente para los que pensaban haberse pulido ya Diablo III en todas sus vertientes, ahora con el cruzado y el acto V, pueden disfrutar  lo mismo de siempre, pero desde otro punto de vista.

Nuevo modo Aventura

Sin duda, la principal razón de ser de esta nueva expansión es, aparte de jugar el nuevo acto V, la rejugabilidad total de todos los actos anteriores, aumentando así la vida y horas de juego que Diablo III nos ofrecía hasta ahora, todo ello se ha conseguido principalmente por dos factores.

Por un lado ahora podremos alcanzar nada menos que el nivel 70 con nuestro héroe. Esto sin duda añade nuevas metas y objetivos a los jugadores más experimentados, que verán en este nuevo techo la posibilidad de pavonearse frente a sus colegas al alcanzar tan épico nivel de destreza con nuestro héroe.

Si este aumento de nivel disponible lo unimos al nuevo modo aventura, tenemos Diablo para rato. Este nuevo modo lo que nos permite es movernos de manera totalmente libre por los distintos mundos que ya hayamos desbloqueado o jugado anteriormente. Todos los transportadores estarán accesibles y abiertos.

Además estarán accesibles los contratos y las Fallas Nephalem, que nos permitirán obtener jugosas recompensas de las que poder vacilar a nuestros amigos.

Esto sin duda, una vez más, favorecerá re jugarlo una y otra vez moviéndonos libremente por el mapeado en busca de mayores riquezas, habilidades e ítems para nuestro héroe. Aunque la guinda al paste se la pone el nuevo sistema de Looteo.

Nuevo sistema de recompensas Loot 2.0

Cuando antes hablábamos de grietas en la entrega original de Diablo III, lo hacíamos principalmente por la malograda casa de subastas, que premiaba sobre todo al que se dejaba dinero real en ella a la hora de obtener los mejores ítems y habilidades respecto del resto de jugadores.

Este aspecto sin duda no fomentaba jugar y re jugar, sino que la cartera y la tarjeta de crédito bastaba para ser los mejores, y no nuestra destreza jugando a Diablo. Pues bien, con el cierre de la casa de subastas todo esto ha cambiado para bien. El nuevo sistema de looteo en conjunción con el modo aventura abre una nueva etapa en la franquicia.

Y que sea nueva no quiere decir que no sea conocida por todos, realmente los chicos de Blizzard no han descubierto américa ni han inventado la rueda, simplemente han vuelto a los orígenes y parecen haber valorado más la experiencia de juego, que a medio plazo beneficie a la franquicia, en lugar de ingresos de manera inmediata a través de la casa de subastas.

Todas estas novedades confluyen en un mismo lugar, re jugar todo lo que podamos para obtener el mayor número de recompensas posibles. Es la seña de identidad de esta expansión, la libertad para evolucionar a nuestros personajes de la manera que queramos, sin restricciones, cuando y donde queramos.

Y siempre premiando nuestra habilidad como jugadores con jugosos botines y habilidades especiales, sólo disponibles si nos lo curramos de verdad con nuestros héroes. El nuevo sistema de recompensas recupera para la saga diablo el terreno perdido con el lanzamiento de la tercera entrega y su infame casa de subastas.

En definitiva, este nuevo sistema nos dará menos objetos, pero mucho más valiosos y desde el primer momento, es algo que podremos apreciar desde las primeras partidas de Diablo III Reaper of Souls, y como es lógico, aumentará de manera exponencial la adicción a recorrer una vez tras otra escenarios ya conocidos en busca de nuevas recompensas.

Apartado técnico

Poca luz podemos arrojar sobre el apartado técnico de esta expansión, como era de esperar, no hay nada nuevo bajo el sol y Diablo III Reaper of Souls se comporta abiertamente como una continuación de Diablo III, sin ningún tipo de novedad técnica, tanto gráficamente como en su apartado sonoro.

Se trata exactamente del mismo juego pero con nuevos contenidos. Por lo que si te gustó entonces, lo seguirá haciendo ahora y viceversa, como es lógico.

Edición coleccionista

Diablo III Reaper of Souls se lanzará aparte de en formato digital y físico estándar, en una jugosa edición coleccionista, de la que puedes disfrutar de un fabuloso unboxing, por parte de los unboxers más trepidantes del mundo, David Martínez y Daniel Quesada, que incluye bastante e interesante material.


Aparte de una caja de un tamaño considerable y un acabado de lujo, esta edición incluye Diablo III original, su expansión reaper of souls, El DVD y Blu-Ray “Entre Bastidores”, la banda sonora oficial, un lujoso libro con ilustraciones de gran calidad, una alfombrilla de un tamaño notable y objetos exclusivos para el juego.

Podemos hacernos con Diablo III Reaper of Souls desde los 39,99€ que vale su edición estándar a los casi 80€ que vale su edición coleccionista. A priori, unos precios relativamente altos para tratarse de una expansión que sólo cuenta con un capítulo más.

Conclusión

Sin duda Diablo III Reaper of Souls es una buena nueva para los seguidores de la franquicia, que verán en esta expansión una vuelta a sus orígenes más divertidos. Podríamos decir que es la forma de disculparse por parte de Blizzard, como consecuencia de la nefasta inclusión de la casa de subastas, que tantas críticas le ha costado.

La razón de ser de este Diablo III Reaper of Souls es la rejugabilidad, es en lo que más énfasis ha puesto Blizzard a la hora de desarrollar esta expansión, y lo han conseguido con creces, con la introducción del modo aventura que favorece la labor de crafteo por parte de nuestro héroe, con resultados más satisfactorios que en el pasado.


Sin duda estos aspectos son lo mejor de Diablo III Reaper of Souls, pero, ¿será suficiente reclamo para hacerse con él?, desde mi humilde punto de vista, pagar 40€ por un sólo acto más, es el punto más negativo de esta expansión.

Si no os importa rascaros el bolsillo por este nuevo contenido y Diablo es vuestro vicio particular, es 100% recomendable. Ahora bien, puede que no a todos los jugadores, esta nueva expansión les ofrezca el suficiente contenido para tal desembolso.

Sea como fuere, independientemente del aspecto económico, Diablo III Reaper of Souls es fiel a su origen, e incluso lo mejora. Es la esencia pura de lo que Diablo III debió haber sido desde el mismo día de su lanzamiento.

Valoración

Lo que Diablo III debió ofrecernos desde el dia de su lanzamiento, por fin no hay casa de subastas y se premia al que de verdad se lo ha jugado, gran expansión.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

El divertido modo aventura, nuevo sistema de recompensas, el personaje Cruzado.

Lo peor

Un sólo acto y el nuevo modo de juego quizás no justifiquen el desembolso.

Lecturas recomendadas