Análisis

Análisis Dragon´s Dogma Dark Arisen para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Ya está aquí el análisis de Dragon´s Dogma Dark Arisen, un juego que ni mucho menos es novedad, pero que casi cuatro años después llega a PC después de haber pasado por la anterior generación de consolas y haber vendido varios millones de copias desde entonces. Ha sido el típico título que llegó sin hacer ruido, pero que se ha creado una nutrida legión de fans que ahora se extenderá con su llegada a los ordenadores de sobremesa y Steam Machines.

Dragon´s Dogma Dark Arisen en su versión de PC es un título que viene a recopilar todos los contenidos extra y el juego original aparecidos hasta ahora, adaptándolos a la plataforma y ofreciéndolos por un precio bastante atractivo si tenemos en cuenta las horas de juego que nos ofrece este título y lo divertido de su desarrollo. Dragon´s Dogma Dark Arisen es uno de esos juegos que no entran por los ojos, pero que tras un rato nos engancha, y mucho a su mundo abierto plagado de bestias mitológicas y obedientes peones.

La ira del Dragón 

El comienzo de Dragon´s Dogma Dark Arisen está marcado por un hecho crucial en el desarrollo del juego, el ataque de un enorme dragón a nuestra villa costera, y los posteriores hechos sobrenaturales que nos permitirán movernos entre distintas dimensiones a través de unas piedras llamadas fallas. Este ataque de Dragón es la piedra de toque para una trama que va a unir a distintas aldeas y pueblos en la lucha contra esta devastadora amenaza que podría acabar con nuestro mundo.

El Dragón es sólo uno de los distintos “Titanes” a los que nos vamos a poder enfrentar en el juego, siendo este uno de sus principales atractivos, la lucha grupal contra monstruos de varios metros de altitud y varias toneladas de peso. Estos grandes monstruos han conseguido que distintas aldeas se unan y ofrezcan a todo tipo de ciudadanos contribuir a acabar con esta gran amenaza para la supervivencia de nuestro pueblo y de los demás que viven en las vastas tierras que recrea este Dragon´s  Dogma Dark Arisen.

RPG, Peones y “titanes”

Dragon´s Dogma Dark Arisen es un RPG tradicional, que nos ofrece explorar un mundo abierto de grandes dimensiones, e ir superando centenares misiones unidas por una trama que si bien no destaca por su originalidad, sí que nos ha parecido bastante acorde al género y que consigue mantener el interés durante todo el juego, con algunos altibajos que son bastante normales en muchos juegos. Este mundo abierto nos invita a hablar con sus habitantes, visitar sus ciudadelas, entrar en cada una de las casas que encontremos en el camino, o explorar las casas de los pescadores en las villas costeras, en este aspecto existe una total libertad para explorar el mundo a nuestro gusto.

En esta exploración es vital examinar todos los objetos que nos encontremos en cada estancia, siempre en busca de ítems que nos permitan evolucionar a nuestro personaje y prepararlo para los duros combates a los que se va a tener que enfrentar. Su desarrollo es muy clásico y cualquier asiduo del género le cogerá la medida en muy poco tiempo, ya que sus mecánicas para evolucionar el personaje, editar su inventario de objetos, vestimentas o armas son las típicas del género, siendo muy accesible para todos los jugadores.

Esto es algo que beneficia mucho al juego, ya que nos mete de lleno en la acción en muy poco tiempo y nos engancha desde el minuto 1. Una vez superado un breve prólogo tendremos que escoger algunas de las nueve vocaciones disponibles, cada una con sus propias habilidades, armaduras y peones que podremos elegir más adelante.

Muy poco tiempo después de comenzar la partida nos encontraremos con un sorprendente personaje, que vendrá de otra dimensión, y que de ahora en adelante se le conocerá como peón. Estos peones son seres que estarán enteramente a nuestra disposición, y serán una extensión nuestra que podremos evolucionar prácticamente igual que nuestro personaje, incluso serán capaces de aprender nuevas habilidades y convertirse en el complemento perfecto a nuestro personaje. A lo largo del juego podremos tener hasta dos peones, de los que elegiremos su vocación al principio, y que tras un breve cuestionario se especializarán en aquellas disciplinas que nos vayan a ser útiles por nuestra forma de luchar a lo largo del juego.

La forma de manejar estos peones es a través de las fallas, unas piedras mágicas que nos dan acceso a otras dimensiones en las que podemos reclutar nuevos peones, editarlos de la misma forma que lo hacemos con nuestro propio personaje y en definitiva manejarlos igual que si fuera nuestro protagonista, con la salvedad de que serán siempre controlados por la inteligencia artificial. Esto quiere decir que allá por donde vayamos ellos tendrán su vida propia, recolectando objetos de todo tipo, de hecho si no estamos espabilados es posible que nos quiten más de un objeto delante de nuestras narices.

El factor peón es muy importante, ya que vamos a poder tener hasta tres compañeros de este tipo acompañándonos a todos los lugares, mientras que también podremos compartirlos en línea. El peón cobra especial relevancia cuando nos enfrentamos a los seres mitológicos de grandes dimensiones que nos vamos a encontrar en muchos lugares del mapa, normalmente los ataques a estos seres serán llevados a cabo por decenas de guerreros, entre los que nos encontraremos nuestros peones y nosotros. Además de tratarse de un RPG clásico y de poder manejar a los interesantes peones, otra de las señas de identidad de este Dragon´s Dogma Dark Arisen son estos titanes, que convierten al juego en algunos momentos en un auténtico Monster Hunter, y que es uno de los rasgos diferenciadores respecto de otros muchos RPG que conocemos.

Mecánicas de combate ágiles y divertidas

Una de las cosas que más nos han gustado de este Dragon´s Dogma Dark Arisen han sido los excelentes controles, y es que Capcom ha aprovechado muy bien su experiencia en consolas para ofrecer un excelente control con cualquier de los controladores que podemos utilizar hoy en día en un PC. En mi caso he utilizado el de Xbox 360, y hay que decir que la forma de luchar contra nuestros enemigos es muy fácil de aprender y realmente divertida.

Tiene dos controles básicos, un ataque fuerte y otro más débil, que nos invitan a alternarlos rápidamente para poder atacar a varios enemigos a la vez. El movimiento es muy ágil, y responde de manera instantánea. También podemos utilizar el escudo para defendernos y para llamar la atención de algunas criaturas para hacer emboscadas. Existen otras ocasiones en las que nos veremos en el suelo rodeados de enemigos después de haber recibido un fuerte golpe, así que para salir de esta situación podemos mover rápidamente el stick izquierdo hasta llenar una barra de energía y salir del embrollo empujando a todos nuestros enemigos. Sin duda es uno de los aspectos más destacados del juego y mejor conseguidos, un sistema de combate divertido y ágil.

Lo mismo ocurre a la hora de luchar contra las grandes criaturas o titanes, seres mitológicos de varios metros de altura y gran tonelaje que combinan movimientos perezosos con devastadores golpes. La forma de acabar con ellos es con la ayuda de nuestros peones, y en muchos casos de otros soldados que encontraremos en los campamentos militares y que nos invitarán a participar en estas cacerías de titanes. Uno de los aspectos más destacados en la lucha contra estas criaturas es que se pude trepar por ellas, ya sean nuestros peones, otros soldados o nosotros, cuando llegue el momento oportuno nos pedirán que ataquemos a determinadas zonas de la anatomía de estas bestias, como una pierna, brazo, ojo, cualquier punto débil que consiga reducir su barra de energía de una forma mucho más rápida.

Exploración y centenares de misiones

Una de las facetas más destacadas de este Dragon´s Dogma Dark Arisen es el gran tamaño de su mundo abierto, y la libertad que este nos ofrece. Podemos explorar decenas de aldeas y pueblos, explorar peligrosos caminos, recorrer oscuras cuevas donde podremos encontrar numerosos objetos, que leugo podremo cocinar y combinar para mejorar nuestras habilidades, así como tesoros, visitar campamentos militares, playas, colinas, iglesias, bosques, la variedad entornos es notable, y los iremos descubriendo a lo largo de sus más de 400 misiones. Estas misiones, como era de esperar son un tanto repetitivas, y como en tantos otros juegos del género, se limitan a pedirnos que busquemos ciertos objetos o que eliminemos a determinados enemigos.

Como es tradicional en el género, podremos consultar todas las misiones activas, y seleccionar una de ellas como primaria, marcarla en el mapa y consultar también un historial de todas las conversaciones mantenidas con los diferentes personajes que iremos conociendo, vamos, que Arisen es un chico con muy buena memoria, y ese historial lo certifica. Los paseos por las tierras de este Dragon´s Dogma Dark Arisen no serán todo lo plácidos que nos gustarían, porque encontraremos bandidos, grupos de violentos lobos, goblins y un largo etcétera de personajes que intentarán acabar con nosotros, y en muchas ocasiones formando grandes grupos a los que tendremos que enfrentarnos con nuestros fieles peones.

Apartado técnico

Es uno de los aspectos más flojos del juego, pero por partes. Sobre todo nos ha decepcionado que sus texturas sean de tan mala calidad, dignas de la anterior generación de consolas, y que en nuestro monitor se han visto realmente pixeladas, esto sólo si nos fijamos de forma concienzuda. También como unos modelos de personajes, sobre todo los “figurantes” bastante cutres. Pero por otro lado, el juego se mueve constantemente a 60fps en los ajustes gráficos más altos, algo que ya de por sí nivela sus pobres texturas. Si a esto le añadimos una excelente iluminación dinámica, sombras y bellos ciclos de día y noche, la cosa mejora bastante. Pero en general su aspecto palidece y no tiene el nivel de un juego de 2016.

No obstante, este apartado técnico un poco desfasado no incluye en absoluto en el desarrollo del juego y en su excelente jugabilidad. En cuanto al sonido, correcto sin más, mientras que está traducido al español, mientras que las voces están en inglés.

Conclusión

Este Dragon´s Dogma Dark Arisen es un juego que ha mejorado con el tiempo, habiendo ganado millones de adeptos desde su lanzamiento para consolas. Aunque técnicamente es un juego muy básico para PC, hay que reconocer que es un RPG muy divertido, sencillo de manejar, y con dos aspectos que lo diferencian del resto, los curiosos y útiles peones, y los combates contra los titanes. Estas son sin duda sus señas de identidad y hacen de él un juego muy atractivo, si tenemos en cuenta que incluye todos los DLC´s aparecidos hasta ahora y que es capaz de ofrecernos centenares de horas de juego por menos de 30 euros.

Ahora bien, esto no esconde que desde una perspectiva global, a este Dragon´s Dogma Dark Arisen le falte algo de “punch” en su trama, un tanto convencional, y que adolezca de algo que sufren muchos juegos de rol, las misiones repetitivas que en algún momento pueden hacernos perder interés por el desarrollo del juego. Por todo ello la nota refleja que es un RPG apto para todos los públicos, divertido desde el minuto uno y con un gran punto diferencial con los peones y titanes. En definitiva, si os gustan los RPG, este Dragon´s Dogma Dark Arisen saciará cientos de horas de juego con un ingente contenido y a un precio muy atractivo. Nos hubiera gustado que Capcom aprovechara más las posibilidades técnicas de un PC, pero aun así, y teniendo en cuenta que no marcará un antes y un después en el género, es un título muy recomendable.

Valoración

Un RPG divertido y de corte clásico, con muchísimo contenido extra, pero que no aprovecha las posibilidades gráficas de los PC´s actuales, destaca la figura de los peones

Hobby

83

Muy bueno

Lo mejor

Sistema de combate muy ágil, peones, luchas grupales frente a los titanes

Lo peor

Técnicamente se queda muy corto, misiones algo repetitivas, trama previsible

Lecturas recomendadas