Análisis

Análisis de Inazuma Eleven GO Chrono Stones

Por Roberto J. R. Anderson
-

Versión comentada: 3DS

Inazuma Eleven GO Chrono Stones, la nueva entrega de la popular saga de rol y fútbol de Level-5, llega a 3DS en dos ediciones: Llamarada y Trueno.

Inazuma Eleven ya es una saga veterana y más que consolidada. Esta es la quinta entrega de la serie principal, y la segunda de una trilogía ("GO") que dio comienzo con su predecesor y renovó muchos de los aspectos de la saga. Esta trilogía para 3DS transcurre cronológicamente diez años después de los acontecimientos de la primera trilogía, y está protagonizada por una nueva generación del club de fútbol del instituto Raimon, mientras que muchos viejos conocidos siguen apareciendo convertidos en adultos.

 

 

A lo largo de todas estas entregas, Inazuma Eleven ha perfeccionado cada vez más su fórmula, que gira alrededor de unos divertidísimos partidos de fútbol en los que controlamos a los jugadores con el stylus en la pantalla táctil. Nuestros futbolistas ganan experiencia y suben niveles a medida que acumulamos triunfos, y aprenden unos espectaculares movimientos conocidos como supertécnicas que les permiten luchar por el balón con más garantías. Es una combinación brillante de fútbol y rol, acompañada de protagonistas carismáticos y un argumento que siempre consigue sorprendernos en su visión única de este deporte.

Un argumento disparatado... pero con carisma

En esta ocasión, una misteriosa organización del siglo XXIII conocida como El Dorado ha decidido que debe eliminar el fútbol por completo de la historia, ya que temen a una nueva clase de personas cuyos genes provienen de antiguos futbolistas.

 

 

Para ello, envían a sus secuaces del Protocolo Omega a distintos puntos clave de la historia para manipular el transcurso de los acontecimientos y acabar con este deporte para siempre. Pero hay algo que no entraba en sus planes: la pasión que siente nuestro protagonista Arion Sherwind por el fútbol es tan grande que no renunciará a él fácilmente, y además cuenta con el apoyo de Fei Rune, un nuevo jugador que también viene del futuro pero que está dispuesto a desafiar a El Dorado y salvar el fútbol.

 

 

La misión de nuestros chicos es deshacer los entuertos que ha causado el Protocolo Omega y recuperar la línea natural de la historia, empezando por restablecer las vidas de los demás miembros del Raimon para que recuperen sus recuerdos originales y se unan a la lucha.

 

Sin embargo, la tarea completa no es nada fácil, y pronto Fei, Arion y el resto del equipo del Raimon se dan cuenta de que deben viajar en el tiempo (a bordo de la Caravana Inazuma MT, que recuerda al Delorean de Regreso al Futuro) para obtener el aura de figuras históricas tan importantes como Juana de Arco y el rey Arturo (bueno, este último no está claro si es "histórico" o "legendario"), e incluso de criaturas prehistóricas. El objetivo es fusionar a nuestros jugadores con estas auras mediante el nuevo sistema Miximax, para así formar el mejor equipo de la historia y torcer los planes de El Dorado.

Dos importantes novedades

Y es que el Miximax es una de las grandes novedades jugables. No sólo podéis fusionar a vuestros jugadores con los personajes que conozcáis en los viajes temporales de la aventura, sino también combinar a los futbolistas de vuestra plantilla entre ellos. Al transferir el aura de un jugador a otro, este último podrá usar el Miximax Trans en pleno partido o pachanga para incrementar su poder y poder utilizar supertécnicas del jugador con el que se combina. Para sacar el máximo provecho de esta nueva característica, la clave es combinar personajes que tengan una alta compatibilidad.

 

 

La otra gran novedad es la de las armaduras de espíritu guerrero. El primer GO introdujo la mecánica de los espíritus guerreros, unas invocaciones especiales que aumentan la eficacia del jugador y le permiten usar una supertécnica especial. Desde esta entrega, también es posible utilizar los espíritus guerreros en su forma de armadura, lo cual ofrece unas ventajas diferentes al jugador: su poder se dispara aún más, y puede ejecutar sus supertécnicas básicas sin consumir ningún PT. Eso sí, el efecto de las armaduras no es muy duradero, así que dependiendo del momento os puede compensar más usar un espíritu guerrero o bien como armadura o bien en su forma tradicional.

 

 

Sin duda, los Miximax y las armaduras de espíritu guerrero aportan una profundidad aún mayor a la siempre irresistible jugabilidad de la saga, y multiplican las posibilidades sobre el terreno de juego.

Creando nuestro equipo de ensueño

Como siempre, uno de los mayores placeres consiste en reclutar a un sinfín de jugadores y construir un equipazo con nuestros favoritos. Esta entrega mantiene el sistema del Fichatrón para hacerse con la mayor parte de ellos, mediante el cual hay que cumplir una serie de requisitos para poder fichar a cada uno. Dichos requisitos pueden ser objetos específicos, fotos que podemos tomar en algunos escenarios y temas de conversación que hayamos aprendido tras hablar con los numerosos personajes que habitan las ciudades, entre otras cosas. Además, algunos jugadores se nos unen automáticamente tras ganarles en pachanga, sin necesidad de Fichatrón.

 

 

Esta entrega dispone de 1500 jugadores reclutables. Son 500 más que el primer GO, pero aún no alcanza los 2200 que tuvo Inazuma Eleven 3. Aunque es una lástima que no llegue a la cantidad de jugadores de la entrega final de la primera trilogía, no cabe duda de que sigue siendo una cifra enorme, y entre estos 1500 personajes encontraréis una gran variedad entre la que elegir a vuestros favoritos... y después de jugar durante meses aún os quedarán muchos por descubrir. Hay muchos totalmente nuevos, están los del primer GO y vuelven bastantes de la trilogía original, ¡y muchos de aquellos memorables protagonistas (Mark Evans, Axel Blaze, Shawn Froste, etc.) ahora son reclutables en sus versiones adultas!

Dos ediciones

Siguiendo la tradición, el juego está disponible en dos ediciones diferentes: Llamarada y Trueno. Cada una de ellas incluye jugadores, rivales, canciones introductorias y parte de la trama exclusivos. Quizás la diferencia más destacada es que en la historia de Llamarada el Raimon acoge en sus filas a Sol Daystar, mientras que en Trueno quien se une es Bai Long. Ambos jugadores ya aparecieron en el primer GO, donde fueron unos duros rivales para el Raimon. Aunque sólo podemos tener a uno de ellos en la historia del juego, ambos son reclutables en las dos ediciones.

 

 

Por otra parte, el juego incluye las opciones habituales de multijugador local para hasta 4 jugadores simultáneos, pero una vez más tenemos que lamentar la ausencia de partidos online. Sin duda, este es el mayor punto negativo de la saga, y resulta incomprensible que a estas alturas aún no hayan incorporado dicha opción. El concepto de Inazuma Eleven sería idóneo para disfrutar de una gran experiencia online, pero sin esta posibilidad parece como si al juego le faltase algo. ¿Os imagináis que en los tiempos que corren las entregas principales de Pokémon no incluyesen combates online? Pues es de eso de lo que cojea la saga Inazuma Eleven. Habrá que seguir conformándose con retar en persona a nuestros amigos con los equipos que hayamos formado.

 

Pero al menos podremos utilizar la conexión Wi-Fi para recibir contenidos adicionales (jugadores, supertécnicas, objetos) totalmente gratuitos que irán llegando durante los meses posteriores al lanzamiento del juego, como en anteriores entregas, y que garantizarán una experiencia de juego prolongada para un juego que ya de por sí proporciona una duración prodigiosa: la aventura principal dura 25 horas, pero el verdadero reto consiste en descubrir los muchos secretos del juego y en superar sus desafíos (especialmente las cadenas de partidos extra), lo cual os llevará más de 100 horas. Y el juego es tan divertido que difícilmente os aburriréis durante todo ese tiempo.

Apartados visual y sonoro

Esta entrega continúa con la línea estética y visual que inició su predecesor. Aunque esta trilogía no aprovecha al máximo la potencia de 3DS, técnicamente es un salto considerable respecto a la trilogía original. Los escenarios son sencillos, pero están diseñados con buen gusto, y en este caso representan con acierto las distintas épocas históricas y lugares a los que viajamos, como por ejemplo la Francia medieval, el Japón de los siglos XVI y XIX, y el Cretácico, entre otros. Durante los partidos, lo más vistoso siguen siendo las supertécnicas y demás animaciones. Y por supuesto, sigue habiendo una buena cantidad de escenas animadas de gran calidad.

 

 

La banda sonora no sólo incluye estupendas melodías nuevas, sino que además rescata algunas de los primeros juegos de la saga. Y en cuanto a las voces, una vez más contamos con un excelente y extenso doblaje al castellano.

Conclusiones

A cada nueva entrega de Inazuma Eleven, nos reafirmamos más y más en una idea cada vez más clara: se trata de una de las mejores y más divertidas sagas portátiles que hemos tenido el placer de jugar. Su jugabilidad es extraordinaria, sus posibilidades son inmensas y la duración de su aventura y (sobre todo) de sus desafíos opcionales es enorme. Además, las nuevas mecánicas que introduce esta entrega (transformaciones Miximax y armaduras de espíritu guerrero) suponen un nuevo acierto y aportan una profundidad aún mayor a la fórmula.

 

El mayor problema del juego es la ausencia de partidos online, que significarían un plus importantísimo y le vendrían como anillo al dedo, aunque si vuestros amigos se hacen con el juego podréis sacar provecho a un gran multijugador local. Y si tuviéramos que ponerle alguna pega más, diríamos que ciertas partes del argumento recuerdan bastante a cosas que ya se han visto en la saga (lo de unos malos que vienen del futuro para cambiar la historia y erradicar el fútbol ya lo vimos en La Amenaza del Ogro).

 

Pero, como balance final de Inazuma Eleven GO Chrono Stones, está claro que estamos ante uno de los juegos más divertidos y duraderos del catálogo de 3DS, que se apoya en las bases del primer GO pero expande sus posibilidades gracias a una mayor cantidad de opciones y contenidos y a la inclusión de nuevas mecánicas jugables que funcionan muy bien. ¡Y los viajes en el tiempo hacen que la aventura sea aún más especial!

 

Valoración

Una entrega a la altura de las expectativas, que lleva un paso más allá lo que vimos en el primer GO e introduce novedades y posibilidades muy destacables. Sólo le falta tener partidos online para alcanzar la excelencia.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Las transformaciones Miximax y las armaduras de espíritu guerrero. Gran duración y jugabilidad.

Lo peor

Sigue sin haber partidos online, a pesar de que esta saga los pide a gritos desde hace tiempo.

Lecturas recomendadas