Principal Little Inferno
Análisis

Análisis de Little Inferno para Nintendo Switch

Por Alberto Martín
-

Versión comentada: Nintendo Switch

Pocas personas conozco a las que no les guste el fuego, y es que todos llevamos un pequeño pirómano dentro. Imaginad pues la ilusión que supone recibir en casa la nueva chimenea interactiva Little Inferno.

Bienvenidos a Little Inferno para Switch. ¿Su única función? Quemar cosas, que diría el duendecillo de Ralph Wiggum. Cuantas más cosas quemes, más dinero ganas. Cuanto más dinero ganes, más cosas puedes comprar y quemar. Un bucle en principio estúpido -como casi todo el gameplay- que sin embargo esconde a cuenta gotas una historia bastante interesante de la que, por desgracia, casi nada podemos contarte. Sería destripar la gracia del juego y no estamos aquí para eso.

Al calor de la chimenea pronto nos damos cuenta de que no estamos solos, y de nuestra interacción con el resto de personajes, en particular con Azucarilla, deberemos intuir el avance de la historia de esta especie de distopia helada. Hacia el final del juego, eso sí, las cosas se van aclarando y empezarás a quemar cosas a toda pastilla con tal de que llegue la próxima carta en la que atisbar un poco más qué narices está pasando ahí fuera.

Little Inferno dura entre 3 y 6 horas, dependiendo de la velocidad con la que quemes objetos y de lo hábil que seas resolviendo puzzles. Contamos con un listado de 99 “combos”, para los que se nos proporciona una frase tras la cual se esconde la combinación de objetos que tenemos que quemar al mismo tiempo en la chimenea.

Sin embargo, no es necesario completarlos todos para conocer el desenlace de la historia. La mayoría de estos combos son bastante fáciles, aunque se nos ha resistido alguno. Pueden alargar la duración del juego si pretendes completarlos todos.

La gran novedad de la versión de Little Inferno para Nintendo Switch es sin duda el modo cooperativo. La compañía japonesa ha puesto mucho interés en promocionar su nueva consola orientada al multijugador local, por aquello de sentarse juntos frente al televisor o incluso jugar con un amigo en modo portátil, o con varios usando varias consolas. Sin embargo, aquí Little Inferno decepciona.

Inferno 2

Su modo cooperativo -exclusivo de Switch- no añade más que otro puntero a la pantalla. Es decir, la jugabilidad es la misma, simplemente tendrás dos personas quemando objetos y abriendo sobres… o peleándose por intentarlo, ya que lo que se consigue es añadir confusión a la partida porque, a no ser que seáis las personas más coordinadas del mundo, acabaréis simplemente peleando por ver quién recoge las monedas antes y cayendo en el caos absoluto para navegar por los menús de compra de objetos.

El cooperativo resta más que añade y no aporta nada que no puedas conseguir simplemente sentando a un colega (o varios) a tu lado para intentar resolver todos los combos posibles (cuantas más cabezas pensantes, mejor, claro).

En el lado positivo de la balanza, y además de la historia que vamos conociendo a cuentagotas, está la cantidad de objetos a quemar y las físicas de cada uno de ellos, capaces de dibujarnos una sonrisa la primera vez que los hacemos arder. Además, muchos de ellos combinan entre sí y podemos conseguir diferentes resultados, tanto a nivel monetario como de espectáculo visual.

La forma de conseguirlos es simple: hay que comprarlos usando el dinero que previamente hemos ganado quemándolos. En un ejercicio económico que ya quisieran para sí mismos los antiguos gerentes de Bankia, quemar objetos nos da más dinero del que empleamos para comprarlos, lo cual permite ir desbloqueando nuevos catálogos de objetos (7 en total) y pudiendo completar más combos.

Estamos, como ya veis, ante un juego “diferente”, que además critica las propias mecánicas de su gameplay y del de tantos otros juegos que han aparecido estos últimos años, sobre todo para plataformas móviles. Por ejemplo, la gente de Tomorrow Corporation nos hace esperar a que se rellene el contador de tiempo antes de poder recibir el objeto que acabamos de comprar, mientras que durante el juego recibimos mensajes criticando ese mismo aspecto.

Inferno

Forma parte del encanto de Little Inferno, pese a que pueda parecer algo hipócrita. Recomendado para aquellos que no lo hayan jugado ya en PC, ya que su “replay value” es bastante limitado una vez que conocemos el desenlace de la historia y hemos completado los combos. En Switch mantiene el precio de PC, 9,99€, y si todavía no lo has jugado y quieres una experiencia diferente, es una buena opción por más o menos lo mismo que te costaría ir al cine a ver Ghost in the Shell.

Si no os llama demasiado, en la Nintendo Shop tenéis World of Goo por el mismo precio, también de Tomorrow Corporation, que es un juego bastante superior en casi todos los aspectos a este Little Inferno.

Valoración

No es un juego para el gran público, pero por el precio de una peli tienes 6 horas de una de las experiencias más surrealistas que podrás jugar a día de hoy en Nintendo Switch y la opción de dar rienda suelta a tus instintos pirómanos sin dañar el medioambiente.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La historia un tanto extraña pero adictiva que rodea al juego y que conocemos a cuentagotas y las curradas físicas de los objetos al quemarse.

Lo peor

Quizá demasiado simple para el gusto de muchos. No crea gran interés rejugarlo una vez completado, y su nuevo modo cooperativo no aporta nada.

Lecturas recomendadas