Análisis

Análisis de The Mighty Quest for Epic Loot para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Por fin acabó el periodo Beta para dar paso a la versión final del nuevo título de Ubisoft. Un MMO Free2Play del que os ofrecimos un avance el año pasado y que nos propone una forma distinta de ver el mundillo del juego online masivo. Un género que últimamente acostumbra a ofrecernos títulos demasiado parecidos entre sí.

Con The Mighty Quest for Epic Loot nos acordamos del preocupante parecido de la mayoría de títulos que componen la oferta MMORPG es signo de lo poco que arriesgan los estudios de desarrollo a la hora de lanzar nuevos títulos.

Así que de vez en cuando, algún título se sale de la senda marcada por el sector y arriesga con un producto al que por lo menos podemos tildar de sorprendente, ese es el caso de este juego, que nos ofrece una mezcla de géneros de lo más original, y a la vez divertida.

La mejor defensa es un buen ataque, ¿O al revés?

The Mighty Quest for Epic Loot es un multijugador masivo con un objetivo muy concreto, saquear (lootear, que se dice ahora) todo el oro que podamos de nuestros compañeros de región, a la vez que cuidamos nuestro castillo de saqueadores externos, o en su defecto, entorpeciendo lo más posible su labor.

Todo esto se traduce, a la hora de atacar, en eliminar a todos los enemigos y criaturas que guardan el castillo al que ataquemos, para poder abrir la sala del tesoro y saquearla por completo. El mismo proceso a la inversa se produce cuando atacan nuestro castillo, por lo que nuestro objetivo será entorpecer lo más posible la labor de nuestros contrincantes hasta alcanzar la sala del tesoro.

Es sorprendente el modo en que funciona este juego. Somos propietarios de un magnífico castillo flotante en los cielos de “Opulencia”. Al igual que los otros miles de jugadores reales que habitan este universo, nuestro objetivo es hacernos con todas las riquezas posibles de los castillos ajenos.

Para ello comenzaremos eligiendo a nuestro personaje principal, que podremos elegir entre guerrero, mago o arquero, el típico elenco de profesionales del looteo al que estamos acostumbrados a ver en juegos de rol de todo tipo. Una vez elegido visitaremos por primera vez nuestro castillo.

Aquí es cuando empezamos a comprobar que The Mighty Quest for Epic Loot es algo distinto y original. El menú se divide en dos grandes zonas. La zona de ataque y la de defensa. En la de ataque pasaremos directamente al modo de acción para asaltar los distintos castillos y en la de defensa prepararemos el castillo para los huéspedes más hostiles.

Plantar castillos en el aire

The Mighty Quest for Epic Loot tiene todo lo que podríais esperar en Diablo en cuanto a la evolución de nuestros personajes, así como en lo que se refiere al noble oficio del crafteo. Cualquiera de los diferentes personajes irá recolectando todo tipo de objetos a lo largo de los diferentes saqueos a los castillos.

Este aspecto no se diferencia de ningún otro juego de rol estándar, y la evolución de nuestro personaje se desarrollará de la manera tradicional, equipando a nuestro protagonista de distintas armas, armaduras, hombreras, gorros o cascos, anillos, capas y un largo etcétera de vestuario y arsenal que iremos mejorando con las subidas de nivel.

Al igual que las habilidades de nuestro personaje, que iremos desbloqueando y añadiendo a la lista de movimientos especiales que activaremos con las teclas numéricas, como cualquier otro juego de rol, a lo Diablo o The Incredible Adventures of Van Helsing por poner un ejemplo.

Pero lo más original e interesante de The Mighty Quest for Epic Loot es sin duda la evolución de nuestro castillo. Éste se comportará como un personaje más, al que evolucionar habilidades, subir de nivel y cambiarlo de apariencia a nuestro antojo. Su edición y evolución es lo que realmente aporta algo distinto al género.

En el modo defensa veremos nuestro castillo desde una perspectiva isométrica. Al igual que si estuviéramos en un Sim City o los Sims, podremos abrir el editor de habitaciones, que añadirá nuevas estancias a nuestro castillo. Podremos añadir estrechos pasillos, enromes salas y todo tipo de pasadizos alternativos que mareen a nuestros oponentes, haciéndoles perder todo el tiempo posible, algo que como veréis más adelante, será de suma importancia.

Además, debemos ubicar en nuestro castillo las diferentes mesas de crafteo, entre otras para investigar nuevas pociones, criaturas, armas y habitaciones, estas últimas responsabilidad del arquitecto. Cada una de estas mesas irá subiendo de nivel y ofreciéndonos nuevos objetos para mejorar la defensa de nuestro castillo.

Una vez realizado el diseño de nuestro castillo, llega la hora de ubicar a las criaturas dentro de él. Hay un número limitado de criaturas para desplegar por nivel. Arrastrándolos al castillo los ubicaremos en su posición inicial de combate, así como su especialización a la hora de atacar. Estas criaturas combinadas con las distintas trampas disponibles nos permitirán tejer una red defensiva de lo más efectiva.

Saqueando que es gerundio

La verdadera acción de The Mighty Quest for Epic Loot es la de saquear los castillos de los demás jugadores de "Opulencia", existentes en diferentes regiones. Cada una de estas regiones se divide por intervalos de nivel, por lo que según vayamos subiendo el nivel de nuestro castillo, desbloquearnos nuevas zonas.

Nuestro protagonista aparecerá erguido en todo lo alto de una de las almenas de nuestro castillo, mientras miramos a nuestro alrededor guiando nuestros ojos con el movimiento del ratón. A nuestro alrededor veremos decenas de castillos, cada uno de un nivel distinto, si es un nivel bajo, tendremos que agachar la vista para visualizarlo, de lo contrario si tiene un nivel superior, tendremos que levantar la vista para poder divisarlo.

Cada uno de los castillos, aparte del nivel, nos mostrará las riquezas que alberga en su interior, así como el tiempo en que se debe limpiar de enemigos y alcanzar la sala del tesoro para poder hacernos con él. Antes os comentábamos que una de las verdaderas razones por las que hacer nuestro castillo lo más laberíntico posible, era precisamente para que nuestro enemigos no fueran capaces de alcanzar nuestro tesoro antes del tiempo estipulado.

Ponemos manos a la obra y nos disponemos a atacar. Todo comienza al desplegarse el puente levadizo. Desde una vista isométrica comenzamos a explorar el castillo lo más rápido posible, mientras eliminamos a todos los enemigos que nos encontramos con el arsenal a nuestro alcance.

El desarrollo es como el de Diablo, por poner un ejemplo, con el botón izquierdo del ratón dirigimos a nuestro personaje y fijamos el objetivo a atacar, con el derecho activamos el ataque especial que hayamos. Con las teclas numéricas, como es estándar en el género, activaremos los movimientos y poderes especiales que hayamos ido desbloqueando en base a nuestra experiencia y nivel de personaje.

Cada asalto a un castillo suele durar en torno a los dos o tres minutos, al menos en los castillos del nivel que he podido alcanzar antes de este análisis. Lo familiar de la interfaz de juego y su desarrollo consigue que cualquier jugador se haga con sus mandos de manera rápida y sencilla, incluso sin tener mucha experiencia en el rol.

Lo divertido de The Mighty Quest for Epic Loot es que todos los castillos que atacamos están diseñados por jugadores reales, y eso permite que podamos visitar lugares con distribuciones de lo más enrevesadas, con trampas y criaturas dispuestas de la manera más inesperada posible, lo que aumenta exponencialmente nuestras ganas de repetir los saqueos una y otra vez.

Te puedes encontrar con enemigos dispersos, que se encuentran separados entre sí sin sentido ninguno, o con otros castillos donde las criaturas se abalanzan sobre nosotros por decenas, convirtiendo nuestra lucha en un “último hombre en pie” a lo Gauntlet.

Evidentemente, cuanto peor sea el diseño de nuestro castillo, y más fácil sea de asaltar, más probabilidades tendremos de perder gran parte de nuestro botín. Es esta característica la que dota a The Mighty Quest for Epic Loot de ciertas dosis de Tower Defense pasivo, que no activo.

Apartado técnico más que suficiente

Gráficamente The Mighty Quest for Epic Loot es un juego correcto, sin más. El motor 3D que lo mueve se comporta de manera fluida sea cual sea el número de personajes en pantalla, que pueden ser decenas en momentos puntuales. La calidad de la textura no es nada del otro mundo, pero no desentona con el conjunto.

Los efectos de luz son quizás uno de los aspectos más destacados del apartado gráfico, con sombras proyectadas de los personajes, los efectos como el fuego o los ataques especiales están muy currados. Aunque la perspectiva es isométrica, en cualquier momento podemos rotarla hacia los puntos cardinales con las teclas A y D.

Visualmente, es un juego muy colorido y con un marcado carácter desenfadado en todo su desarrollo. El diseño de los personajes es caricaturesco. El humor es la nota predominante en todo el juego, y ello se refleja perfectamente en el apartado visual.

En cuanto al sonido, más de lo mismo, no destaca ni para bien ni para mal, no desentona en absoluto y tanto los gruñidos de las criaturas enemigas como la banda sonora que nos acompaña a lo largo de todo el juego, encajan perfectamente en la atmósfera medieval que en que nos sume el título de Ubisoft.

Conclusión

The Mighty Quest for Epic Loot puede definirse como un juego sorprendente y realmente divertido. El rollo de saquear castillos enemigos, cada uno de su padre y de su madre, con una distribución de criaturas y pasajes totalmente inesperada es simplemente genial. Casi tanto como diseñar nuestro propio castillo y poblarlo de las criaturas y trampas que queramos.

Decimos que es sorprendente porque para describir lo que es este juego no se me ocurre más que mezclar títulos tan dispares como Diablo, Gauntlet, o Sim City, todo ello aderezado con un componente de juego masivo que nos picará para conseguir que nuestro castillo y personajes, tenga cada vez un nivel más alto, con mejor acceso a armas, nuevas habilidades y habitaciones espectaculares para nuestro castillo.

Al ser es Free2Play se convierte en un arma de doble filo, y más con este juego que es un vicio absoluto. Como en todo título gratuito, la evolución más o menos rápida de nuestro personaje y castillo depende del dinero que invirtamos para lo primero, o de las horas que le dediquemos si elegimos la opción menos rápida. Este aspecto, junto con los textos de pantalla y locuciones en Inglés son el aspecto más negativo del juego.

Aun así, no puedo más que recomendaros lo nuevo de Ubisoft, partiendo de la base de que lo podréis probar sin hacer ningún tipo de desembolso, con la garantía de que os lo pasareis en grande. The Mighty Quest for Epic Loot definitivamente es una de las sorpresas más agradables de este comienzo de año, en lo que se refiere al género MMO.

Valoración

Genial MMO, divertido y original, su mezcla de rol tradicional con la posibilidad de poder construir nuestros propios castillos para hacer la vida imposible al enemigo, es genial.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Adictivo y muy divertido, la evolución de los castillos y su personalización.

Lo peor

Si no queremos hacer uso de la tienda, tendremos que ser pacientes para subir rápidamente de nivel.

Lecturas recomendadas