Monster Hunter
Análisis

Análisis de Monster Hunter Stories para Nintendo 3DS

Por Elizabeth López
-

Versión comentada: 3DS

Puede que la saga Monster Hunter no necesite un spin-off así, pero Monster Hunter Stories aterriza en Occidente para demostrar que, no solo es necesario, sino que puede aportar a la franquicia un soplo de aire fresco.

Quién lo diría... Nada más y nada menos que 13 años es el tiempo que ha pasado ya desde que salió a la venta la primera entrega de la saga Monster Hunter para PlayStation 2. Desde entonces, la saga de caza de monstruos más famosa cuenta con más de 20 juegos, estando algunos de ellos disponibles para Occidente. Y es que esta saga, una de las más famosas y queridas de Capcom, ha tenido difícil hacerse un hueco por estos lares, pero, poco a poco, y gracias a entregas tan destacadas como Monster Hunter Freedom o Monster Hunter 3 Ultimate, lo ha conseguido.

Ahora, mientras seguimos a la espera de que llegue Monster Hunter World, tenemos la oportunidad de volver a la caza de monstruos de una manera un tanto peculiar... Monster Hunter Stories es el nuevo spin-off de la serie de juegos que tan solo un año después de su lanzamiento en Japón aterriza en nuestras Nintendo 3DS para hacer que cojamos nuestras armas y armaduras de nuevo, y nos embarquemos en la misión de cazar... hacer frente a un gran mal.

¿Dónde está la Plaga Negra que yo la vea?

La principal peculiaridad de Monster Hunter Stories reside en que no somos unos cazadores al uso, sino Riders, una especie de jinetes capaces de estar sincronizados con los Monsties, llamado así a los monstruos de siempre de la saga, para combatir la Plaga Negra, un fenómeno que está causando el mal allá por donde va, afectando a monstruos salvajes incluso.

La trama principal nos ha recordado mucho a Ever Oasis, uno de los últimos juegos del género que ha llegado a la consola portátil de Nintendo, pues también teníamos que combatir al principal enemigo del mismo, Caos, en compañía de algunos de los habitantes de nuestro oasis. Sin embargo, a diferencia de este, aquí podemos editar y mejorar a nuestros aliados.

Monster Hunter

La manera de obtener los Monsties es, una vez nos hayamos convertido en auténticos Riders tras la superación de algunas pruebas y misiones, mediante la eclosión de huevos. Estos pueden obtenerse en una especie de cuevas que aparecen, o bien de manera aleatoria, o bien porque hayamos causado que aparezcan tras tirar una baya de pintura a un monstruo en concreto. En su mayoría, estas tienen una profundidad y cantidad de enemigos similar, siendo el diseño artístico el aspecto que más puede variar. Si conseguimos llegar al nido de las mismas, encontraremos unos cuantos huevos para poder escoger el que queramos llevarnos. Pero cuidado, porque el nido no suele estar sin vigilancia...

Piedra, papel o tijera.. ¡Un, dos, tres!

Otra de las principales diferencias de este spin-off, además de no desempeñar el rol de cazadores, es el sistema de combate. Por primera vez en la historia de Monster Hunter, los combates son por turnos, lo que reduce, considerablemente, parte de la acción y la emoción que suponía cazar monstruos. Aunque, no por ello los combates dejan de ser divertidos ni mucho menos complejos. La manera de atacar pasa a ser un sistema que encontramos similar al triángulo de armas de la saga Fire Emblem, en el que un determinado tipo de armas es más efectivo contra otro a la vez que es débil frente al restante.

En Monster Hunter Stories, tenemos la posibilidad de realizar tres tipos de ataques básicos: potente, técnico y ágil. Los anteriores, componen un triángulo en el que la potencia gana a la técnica, esta última a la agilidad y la misma a la potencia. Una vez comienza el combate, elegimos el tipo de ataque que queremos realizar, pudiendo elegir este, o bien mediante nuestra intuición, o bien porque sabemos cuál realizará el monstruo enemigo si ya hemos combatido anteriormente con él. No obstante, no es tan sencillo combatir, pues, a pesar de poder intentar determinar qué ataque puede realizar, cabe la posibilidad de que nos sorprenda con un ataque propio de su especie, más difícil de aprender, o uno que no lo sea, pues, en el caso de los Monsties que sean nuestros, pueden aprender ataques de otras especies gracias al rito vinculante, con el que mezclamos genes de diferentes especies.

Monster Hunter

Además de los ataques básicos que podemos realizar con nuestro Rider, tenemos la posibilidad de ejecutar: por un lado, ataques dobles con nuestro Monstie, siempre y cuando hayamos coincidido con él en el tipo de ataque elegido; y, por otro lado, un ataque definitivo, una especie de ataque especial que varía según la especie del Monstie y que podemos realizar tras montarnos encima del mismo, variando la fuerza del ataque en base al nivel de vínculo que hayamos alcanzado combatiendo, siendo el nivel 3 el límite. 

Monster Hunter

Pero esto no es todo, pues existen otras acciones que pueden influir en el transcurso del combate. Puede darse la posibilidad de que se produzca un cara, siempre y cuando el rival y nosotros nos ataquemos mutuamente, lo que, en base al tipo de ataque elegido, hará que uno u otro sufra el daño en consecuencia. También puede ocurrir que uno de los dos pierda el cara a cara, lo que provocará que el perdedor sea derribado y no pueda realizar ninguna acción durante un turno. 

Asimismo, en Monster Hunter Stories puede haber cambios de estado, lo que hará que suframos una ventaja o desventaja durante el mismo, o bien porque, por ejemplo, nos hayan envenenado y nos reste vida en los siguientes turnos, o bien porque nuestro Monstie haya utilizado un movimiento que aumente nuestro ataque o defensa. Aunque también pueden producirse situaciones especiales, en las que nuestro Monstie y el monstruo enemigo se medirán, con una secuencia de QTE sencilla, en un choque potente, un combate aéreo o una explosión de aliento por ejemplo, lo que, por supuesto, nos beneficiará también si conseguimos realizar dicha secuencia correctamente y nos perjudicará si no lo logramos.

Monster Hunter

Y si no nos ha parecido lo suficientemente complicado, solo tenemos la posibilidad de quedarnos sin puntos de vida tres veces, pues en todos los combates tenemos un total de tres corazones, tanto nuestro Monstie como nosotros, para perder. Si nos quedamos sin ninguno, la batalla llega a su fin y tendremos que empezarla de nuevo. No obstante, cabe la posibilidad de recuperar todos los corazones si descansamos en nuestra casa o tenemos en nuestro poder el objeto esencia vital. 

Con todo ello, encontramos varias similitudes con los juegos principales de la saga, donde aprender el comportamiento de nuestro monstruo objetivo es crucial. Además, se mantiene la posibilidad de utilizar objetos durante el combate, siempre y cuando los hayamos creado y puesto en nuestro zurrón de batalla antes de la misma. Asimismo, se han mantenido los movimientos característicos de cada monstruo, lo que hace que nos sintamos como en casa a pesar de las diferencias.

Monster Hunter

Así pues, el sistema de combate se antoja asequible, pues es bastante sencillo e intuitivo. Sin embargo, lo descrito anteriormente refleja la complejidad que puede llegar a alcanzar el mismo si nos enfrentamos a un monstruo de mayor nivel sobre todo, pues entrarán en juego todas las variables existentes como pueden ser los anteriores o cambiar a tiempo a nuestro Monstie por ejemplo. Asimismo, hay otros factores que influyen en nuestra victoria como es la personalización y la exploración.

Para gustos, los colores

Al poco tiempo de comenzar nuestra aventura, Monster Hunter Stories nos permite elegir el aspecto de nuestro personaje. Podemos escoger desde el tipo de ojos que queremos tener hasta el peinado que queremos llevar, incluso los colores de los anteriores, entre una variedad de opciones considerable, con un editor muy similar al disponible en Monster Hunter 3 Ultimate. Además, más adelante, podemos seleccionar el color de nuestra armadura o elegir la ropa de nuestro compañero Navirou, una especie de felyne que hace de Pepito Grillo a lo largo de nuestra aventura, dando consejos y realizando bromas a lo largo de la misma. 

Monster Hunter

En lo que respecta a las armas y armaduras, están incluidas la mayoría que hemos visto a lo largo de la saga. Podemos subir tanto el nivel de las armas como el de las armaduras en el herrero, mediante un sistema de subida similar al de Monster Hunter Generations, en el que podemos mejorar ambas mediante niveles al entregar las cantidades de materiales requeridas para ello. Dichos materiales pueden ser obtenidos, o bien mediante la lucha contra monstruos enemigos, o bien mediante la exploración del vasto mundo de Monster Hunter Stories

Y es que este es uno de los apartados más destacados de este spin-off. Puede que no sea tan detallado como otras entregas, pero el nivel de belleza o la variedad de muchas de sus tierras poco tienen que envidiar a las de las entregas principales de la saga. En este sentido, cabe destacar también la interacción que realizamos con el entorno, pues algunas zonas solo son accesibles mediante la ejecución de las habilidades especiales de nuestros Monsties como realizar un salto muy alto en el aire o romper piedras con grietas, entre otras. 

Monster Hunter

Asimismo, viene de serie poder realizar actividades como cazar bichos, pescar o romper minerales, siendo la realización de estas considerablemente reducida, hasta el punto de tan solo tener que pulsar un botón o no necesitar de una cantidad de materiales extensa para hacerlas como, por ejemplo, es el caso de la minería, que utilizamos un único pico durante toda la partida. 

Más Monster Hunter así, por favor

Como habréis podido observar, esta entrega encierra un diseño artístico más desenfadado y próximo al anime, lo que nos ha agradado muchísimo, pues le sienta de maravilla. Sin embargo, hay pequeños detalles que no nos han gustado tanto como la distancia de dibujado, tan corta que vemos la silueta de los personajes estando aún cerca de ellos, o algunos tirones que nos han ocurrido en los gráficos, pero que no resulta muy significante. Por su parte, la banda sonora sigue siendo igual de resultona que siempre, incorporando sus propias peculiaridades, pero conservando otros característicos de la saga como el que suena al recoger un objeto. 

En definitiva, no nos malinterpretéis cuando decimos que queremos más juegos de Monster Hunter como este, puesto que nos encanta la saga tal y como es. Pero tener la posibilidad de disfrutar entregas como esta es toda una delicia, pues, aunque se trate de un spin-off y tenga diferencias significativas, Monster Hunter Stories es capaz de ofrecer la esencia de la saga cambiando algunas de sus características más notorias como el sistema de combate o la caza de monstruos, pero manteniendo lo que le hace único: ofrecer un mundo lleno de monstruos en el que nos gustaría vivir para siempre. 

Además, ofrece incontables horas de juego añadidas, pues cuenta con un apartado de coleccionables como son los Poogies, una especie de cerdos que podremos encontrar en los lugares más insospechados de Monster Hunter Stories, además de un modo multijugador tanto local como online, en el que nos podremos enfrentar a Riders tanto amigos como desconocidos de todo el mundo y demostrar lo buenos que somos combatiendo con nuestros Monsties

Valoración

Monster Hunter Stories aporta aire fresco a la saga con una fórmula en la que el humor, los combates por turnos y la cría de Monsties son sus principales componentes. Podría no gustar a los fans más acérrimos de la saga, pero encantará a quienes, o bien estén buscando un JRPG más desenfadado y divertido, o bien no hayan jugado a Monster Hunter.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Los combates, las cinemáticas, las dosis de humor, algunos paisajes, Navirou y que la esencia de la saga sigue estando presente.

Lo peor

Las submisiones pueden hacerse un poco repetitivas a la larga, la distancia de dibujado es un poco corta y los gráficos a veces dan tirones.

Lecturas recomendadas