Análisis

Análisis de Mousecraft

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS VITA

El análisis de Mousecraft para PS4, PS3 y PS Vita no os dará tantos quebraderos de cabeza como sus puzles, pero os ayudará a saber lo que os espera en el título de Crunching Koalas.

Los juegos de PS Plus de julio nos han permitido disfrutar, sin coste adicional para los suscriptores al servicio, de Mousecraft, un sencillo título de puzles obra de la desarrolladora independiente Crunching Koalas, y que puede ser disfrutada en PS4, PS3 y PS Vita gracias a sus posibilidades 'cross-buy'.

Con un aspecto y mecánicas idénticas en las tres plataformas, nosotros os recomendamos que, si tenéis la posibilidad, encaréis los rompecabezas del juego en su versión para la portátil de Sony, ya que -debido a la sencillez del planteamiento y a las posibilidades de la pantalla táctil- esta consola es en donde mejor encaja la experiencia de Mousecraft. Os contamos por qué:

Ratones, porciones de queso, piezas de Tetris... ¡y un gato!

Aunque el nombre del juego pueda sonar en primer momento al archiconocido Minecraft, la mejor manera de describir a Mousecraft es, quizá, la de un juego de rompecabezas que mezcla algunos elementos del Lemmings de los años noventa con las mecánicas de otro clásico de los videojuegos, como es el mítico Tetris.

Sin demasiadas explicaciones previas, el juego nos mete en el pelaje de un gato científico que ha ideado 80 niveles, de corta duración y en 2D, en los que tenemos que devanarnos los sesos para hacer que los ratones alcancen su merienda favorita: un pedazo de queso estratégicamente colocado en cada fase.

El avance de los ratones es automático y su voluntad es nula, o lo que es lo mismo, que como el clásico Lemmings, aquí los roedores no hacen nada para evitar caer al vacío o en una de las muchas trampas que se van añadiendo paulatinamente a las fases. Simplemente se limitan a caminar hacia adelante y saltar si se topan con un obstáculo de poca altura.

Por supuesto, la clave para conducir sanos y salvos a los ratones hasta el oloroso manjar está en nuestro ingenio y, sobre todo, en las "piezas de Tetris" que debemos colocar estratégicamente en puntos clave del escenario, siendo ésta la principal mecánica de los rompecabezas.

En los primeros niveles, que sirven de toma de contacto, resulta bastante sencillo rotar y colocar los "Tetrominós" para crear caminos seguros a los roedores. Una tarea que resulta especialmente intuitiva en PS Vita, gracias al uso de la pantalla táctil.

Sin embargo, poco a poco la dificultad va creciendo y nuestro querido gato va añadiendo nuevos elementos a la ecuación, como elementos explosivos o malvados ratones robóticos, que hacen que cada vez resulte más complicado guiar a los tres roedores hasta el queso y, de paso, recoger los cristales que salpican cada fase.

Como estaréis imaginando, Mousecraft no reinventa la rueda en esto de los puzles en 2D, y la escasa duración de sus 80 niveles tampoco juega demasiado a su favor (aunque incluye un editor de niveles que alarga algo la experiencia), pero es cierto que, sobre todo en PS Vita, debido a su "planteamiento móvil", el título de Crunching Koalas es capaz de entretener en esos ratos muertos en los que nuestra portátil resulta una compañera ideal.

Valoración

Un sencillo título de puzles en 2D que mezcla elementos de juegos clásicos como Lemmings y Tetris. No aporta nada nuevo al género, pero resulta atractivo en Vita gracias a su planteamiento, similar al de muchos juegos para smartphone o tablet.

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

Algunos rompecabezas están muy bien ideados. El editor de niveles.

Lo peor

Demasiado sencillo en general, un Modo Historia corto y un apartado técnico discreto.

Lecturas recomendadas