Análisis

Análisis de Resident Evil Revelations 2 Episodio 4

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS4

Con nuestro análisis de Resident Evil Revelations 2 Episodio 4, libre de spoilers, llegamos al final de la historia de Claire, Moira, Barry y Natalia. Un capítulo que, eso sí, en lo jugable añade más bien poco nuevo relevante…

Después de tres semanas consecutivas con los análisis de los capítulos 1, 2 y 3, Capcom despide Resident Evil Revelations 2 con un episodio 4 que sirve para cerrar su historia. Un episodio que, si bien en lo jugable no añade prácticamente ninguna mecánica nueva, sirve para que, por fin, atemos todos los cabos relativos a la historia. Un capítulo que, todo sea dicho, es el más descompensado de todos, puesto que los tiempos de juego entre ambas parejas se reparten de forma muy desigual…

Terminar la parte de Claire y Moira puede llevar menos de 20 minutos (a mi me llevó 18 aunque se puede hacer en menos). Con ambas ya en el interior de la torre, todo se reduce a recorrer algunas salas, activar un interruptor, ver una escena de vídeo, y huír. Una huída algo atropellada ya que, más que nunca, algunas zonas son un verdadero ejercicio de ensayo y error. El camino está siempre más o menos claro y el tiempo más o menos justo, algo que nos obliga a correr siempre que sea posible.

Una breve despedida de Claire y Moira

El problema es que, en ocasiones, nuestra carrera se para en seco al cruzarnos con los enemigos invisibles que se introdujeron en el segundo capítulo. Una aparición problemática porque aquí no contamos con una Natalia para detectarlos, y en ocasiones, ni siquiera las bombas de humo revelan su posición. Por eso, no es raro, ir a toda pastilla corriendo e inesperadamente caer presa de estos enemigos. No es ni mucho menos frustrante, y al final todo se reduce a repetirlo y memorizar su posición… pero sí choca con el “paseo” que ha sido, en mayor o menor medida, el resto del juego.

Tras salir del interior de la torre, la huída continúa por su exterior, repitiendo el ya conocido esquema de alternar el manejo de ambos personajes para despejarse el camino mutuamente y así poder avanzar… y así hasta el final. Lo dicho, una breve zona jugable que solo sirve para dejar varios interrogantes en el aire, que se cierran en la parte de Barry y Natalia. Sobra decir que, en términos de duración, esta parte de Barry y Natalia resulta bastante más larga que en anteriores episodios.

Guiños y más guiños con escasas novedades jugables

Tras los hechos del Episodio 3, nuestro objetivo con esta segunda pareja consiste en seguir el rastro de “el malo” (por si alguien no sabe aún quien es) para acabar con él, lo que nos lleva por todo tipo de lugares, desde una mina a una mansión que recuerda, con toda la intención del mundo, a la del primer Resident Evil, laboratorio subterráneo incluído. Un guiño más, de los muchos que ya hemos visto en Resident Evil Revelations 2, a anteriores capítulos de la saga, aunque aquí los puzles brillan por su ausencia.

Como en los anteriores capítulos, con Barry y Natalia tampoco falta la resolución de situaciones alternando el control de ambos personajes (para por ejemplo, superar una especie de puente), y solo hay una pequeña “novedad” jugable: en la mencionada mina, debemos movernos rápidamente por sus galerías para evitar que un gas letal nos acabe matando. El mencionado gas nos provoca toses y, al mismo tiempo, la pantalla se va oscureciendo. Para recuperar la normalidad, basta con salir de los pasadizos o subirnos a una zona elevada, un detalle que añade más de tensión a nuestros encuentros con Revenants y “podridos” en las galerías de la mina.

Por su parte, en el interior de la mencionada mansión tampoco hay grandes desviaciones de la fórmula vista hasta el momento. Es más, ni siquiera se aprovecha el guiño para aportar un tono más aventurero como lo que ofrece Resident Evil HD Remaster. Todo se reduce a localizar una llave y un par de tarjetas para abrir cerraduras electrónica… y poco más. No hay puzles, y lo que es peor, examinando el entorno y acabando con los enemigos las localizamos fácilmente. Este episodio, a todas luces, es también muy continuista y no se sale de lo visto.

De hecho, como en el episodio 2, aquí tampoco falta una zona cerrada en la que, tras activar el mecanismo pertinente, debemos repeler distintas oleadas de enemigos, entre los que no faltan los Revenants (los que tienen un punto débil que debemos descubrir y castigar), enemigos invisibles o el Dhurga, el enemigo final del episodio 3. Un momento de acción bastante tenso (algunos de esos enemigos pueden matarnos de un único toque) y que es la antesala del combate final, que nos aguarda poco después.

Resident Evil "Rejugueleisons" 2

Sobre el duelo final no diremos nada, salvo que no faltan algunos detalles típicos de la serie, como la presencia de algún arma clave o que, dependiendo de nuestras decisiones, podemos ver dos finales distintos… Este último detalle, sumado a los coleccionables, las medallas con sus desafíos específicos o la clasificación al final del capítulo, hacen que Resident Evil Revelations 2 sea más rejugable que muchas de las anteriores entregas. Además, ofrece una enorme cantidad de elementos desbloqueables…

Muchos de estos elementos están disponibles al terminar un capítulo, pero solo podemos desbloquearlos previo pago de una cantidad de PB, la misma “moneda” del juego que empleamos para, por ejemplo, desbloquear habilidades. De este modo iremos descubriendo, por poner un ejemplo, una variada cantidad de figuras 3D de los personajes y criaturas del juego, pero para poder visualizarlas, tendremos que pagar entre 500 a 3000 o más puntos PB. Otros elementos, como por ejemplo los vídeos, sí se desbloquean automáticamente nada más verlos, sin necesidad de invertir puntos PB.

Tampoco faltan las galerías de diseños y bocetos de desarrollo y, lo que es más interesante de todo: también es posible comprar variados filtros de imagen (como poner el juego en blanco y negro, al estilo horror clásico), apariencias conocidas para los personajes (como por ejemplo Claire con su look de Code Verónica) o incluso armas especiales. Extras que, dada la escasez de los puntos PB, te “obligarán” a rejugar la aventura en busca de joyas, completar los desafíos… etc.

No el mejor RE... pero tampoco el peor

Todo esto deja un cuarto episodio irregular, incapaz de superar las grandes sensaciones que dejó el tercero, empezando por el reparto desigual del tiempo entre las dos parejas y siguiendo por la parte jugable, donde el factor sorpresa está prácticamente anulado salvo por alguna localización, el combate final o detalles jugables como el gas en la mina. Por otro, como cierre de la trama, este Survival Horror cumple su parte y tiene momentos interesantes, que ganan en intensidad gracias, una vez más, al soberbio trabajo de doblaje que realizan algunas voces.

Pero, como ya hemos dicho en alguna ocasión, todo esto no impide que, al final, quede el poso de que Resident Evil Revelations 2 podía haber sido un título muy superior en todos los sentidos. Como si fuera un Survival Horror de “segunda”, como si Capcom no hubiera echado el resto para que sobresaliera a lo grande. Detalles técnicos mejorables, tanto en animaciones como detecciones (no es raro quedarse unos segundos intentando subir por una escalera o en ocasiones bajar por un saliente) refuerzan esa sensación. Por no hablar de la ausencia de un modo cooperativo online para la campaña.

O por no seguir con el mejorable despliegue visual (el juego en PS4 luce bien, pero nunca rompedor) y falta de optimización para cada plataforma (bajadas de frames, por ejemplo). Incluso a nivel de diseño se le podría reprochar que, salvo algún detalle puntual, todos los capítulos son muy parecidos entre sí, sin aprovechar las diferencias en ambientación que aporta cada uno. Recorrer la mansión del cuarto episodio y no ver ni un miserable puzle que llevarse a la boca es un ejemplo de este “desaprovechamiento”, de no haber diferenciado más cada capítulo en base a lo que ofrecen.

Y, aún así, aún con estos aspectos mejorables, es un juego divertido. No de esos que no se olvidan fácilmente, pero sí de esos a los que volverás varias veces para rejugarlos, ya sea solo o a pantalla partida con un amigo. Y ahí también juega un papel importante el modo Asalto, que con este nuevo capítulo desbloquea nuevas misiones. Un cierre cuando menos divertido… aunque si tienes el pase de temporada digital en PSN, el Bazar de Xbox Live o Steam o el juego en su edición física, aún te quedarán contenidos por descubrir, como dos episodios extra, de los que daremos cuenta en breve.

Valoración

Revelations 2 ata todos los cabos sueltos con un capítulo continuista, que no sorprende y tampoco aprovecha algunas oportunidades, aunque la fórmula sigue funcionando, resulta tan divertido y rejugable como los anteriores episodios.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Dos finales, cantidad de desbloqueables, el duelo final, algunos entornos, el doblaje...

Lo peor

Apenas aporta novedades jugables y no aprovecha algunas oportunidades, como la mansión

Lecturas recomendadas