p1 syndrome
Análisis

Análisis de Syndrome, horror en el espacio compatible con VR

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

El espacio alberga terrores que no somos capaces de imaginar. En Syndrome, el miedo se refleja en criaturas monstruosas, alucinaciones, cadáveres... y un modo en realidad virtual sólo para valientes. "Survival horror" clásico en primera persona.

Para realizar el análisis de Syndrome, un "survival horror" en primera persona ambientado en una nave espacial, es inevitable tomar referencias del género. Porque todo lo que nos vamos a encontrar, inevitablemente, es algo que ya hemos visto en aventuras de la talla de Dead Space (en particular el primer juego de la saga) o Alien Isolation. Y si no tenéis paciencia para llegar al final de nuestro examen, ya os adelantamos que aquellos juegos lo resolvían mejor.

Syndrome nos coloca en el papel de un viajero espacial que acaba de despertar de su criosueño (no esperéis un arranque como el de Doom). Está mareado y confuso, y además no encuentra a más miembros de la tripulación. Así comienza este juego de terror, que apareció hace tres años en PC y ahora llega a PS4, en que la presencia de la nave se va haciendo cada vez más intensa. 

En el espacio nadie puede oír tus gritos

Los primeros compases de la historia (cinco actos en total) son bastante efectivos. Las luces parpadeantes, el no saber qué nos vamos a encontrar detrás de cada puerta y algunos efectos "decorativos" como los cadáveres de la tripulación despedazados por el suelo o colgados, nos ponen los pelos de punta. Pero entonces es cuando las cosas comienzan a ir mal. 

Mal para nuestro protagonista, que se cruza con los monstruos que se arrastran por los pasillos de la nave (una suerte de cadáveres modificados con piezas mecánicas) y para nosotros, que estamos obligados a recorrer una y otra vez los mismos pasillos para desbloquear puertas, mandar energía a terminales remotos o desacoplar los motores de la nave. 

La nave tiene un diseño laberíntico, imposible de memorizar, por lo que estamos obligados a consultar el mapa constantemente (la acción no se detiene, así que debemos hacerlo mientras escapamos de las criaturas). Pero esta construcción, que podía añadir más tensión a Syndrome, hace que se vuelva aburrido. Además el juego apenas tiene puzles; la mayoría de las veces sólo tenemos que llegar a una sala y activar un terminal.

syndrome 3

Lo mismo ocurre con los enfrentamientos. Nuestro arsenal es muy limitado (una multiherramienta, pistola y una ametralladora) y tardamos bastante en conseguirlo. Una vez que estamos armados, descubrimos que no es nada efectivo contra los monstruos, de modo que lo mejor es evitarlos. Y aquí es donde Syndrome nos ofrece los mejores momentos, mientras escapamos (o nos ocultamos) de ellos. Algunos se lanzarán a por nosotros al vernos y otros son ciegos, de modo que podremos despistarlos arrojando objetos. 

Sustos de vieja escuela

El argumento abusa de "lugares comunes" en el género: un grupo de militares de intenciones inciertas, personajes que nos guían a través de un comunicador (y cuyas intenciones tampoco quedan claras) e incluso las alucinaciones que nuestro personaje sufre de manera ocasional -y que nos pueden dar un buen susto-. Los ingredientes están bien escogidos, pero no funcionan tan bien como en otros juegos. 

syndrome 2

El aspecto técnico es resultón. La oscuridad y el uso de normal mapping (que en muchas ocasiones nos recuerda a Doom 3) funcionan bastante bien, pero el juego tiene importantes fallos en el control. La detección de colisiones hace que nos quedemos atascados en zonas despejadas y la respuesta a los botones es errática, tanto que abrir armarios y coger objetos puede ser un suplicio. Tenemos que señalar, además, que nos hemos encontrado con un puñado de bugs que nos han obligado a reiniciar desde nuestro último guardado. 

Análisis de Alien Isolation

Las voces en inglés, y los gruñidos de los monstruos completan un apartado sonoro bastante flojo, en que tampoco falta la música que suena de repente para darnos algún sobresalto. 

syndrome 1

Terror en realidad virtual

La versión de PS4 se beneficia de un modo en realidad virtual. No se trata de la misma aventura, sino de una versión "simplificada" en que nuestro objetivo es sobrevivir el mayor tiempo posible. El terror funciona estupendamente con este dispositivo (sólo hay que echar una partida a Resident Evil 7 Biohazard o Until Dawn Rush of Blood para descubrirlo) y Syndrome no es ninguna excepción.

De hecho, el modo supervivencia tiene un ritmo mucho más emocionante que el original. Recogemos las armas a los pocos minutos, los enemigos aparecen con más frecuencia y vamos abriendo puertas con tarjetas de seguridad, sin necesidad de acudir al mapa constantemente.

syndrome 4

El control nos permite mover la cámara "a golpes" para evitar mareos, y el sonido envolvente funciona muy bien. Sin embargo, el campo de visión parece muy reducido. La linterna apenas ilumina lo que ocurre dos metros por delante de nosotros, así que cuando las estancias son grandes o caminamos por un pasillo, tenemos la sensación de que avanzamos hacia un abismo oscuro.  Pero esto beneficia a los sustos, que son mucho más efectivos. 

En definitiva, Syndrome es un desarrollo "pequeño" que no está al nivel de los "survival horror" espaciales ya mencionados, pero cuenta con una ambientación sólida y un modo en realidad virtual que merece la pena probar... si nos atrevemos. 

Valoración

Un juego de terror resultón, que pierde intensidad por la repetición de escenarios y la necesidad de consultar el mapa constantemente, pero nos da buenos sustos. El modo en realidad virtual, aunque no es la historia, está bien implementado.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La ambientación es aterradora. El modo supervivencia para PSVR.

Lo peor

La repetición de escenarios y las consultas al mapa. Numerosos bugs y problemas en el control.

Lecturas recomendadas