Análisis

Análisis de Los Vengadores: Batalla por la Tierra para Wii U

Por Laura Gómez
-

Allá por 2011, Ubisoft lanzaba PowerUp Heroes, un juego con personajes virtuales vestidos de héroes que funcionaba con el Kinect de Xbox 360. Por su parte, se propagaba la semilla de Los Vengadores de Joss Whedon, que llenaban los cines hace unos meses y devolvían el imaginario del superhéroe a los espectadores. A raíz de este éxito, Ubisoft volvía a subirse al barco de los superpoderes para hacer realidad el sueño de muchos: convertirse en los superhéroes de la factoría Marvel. Los Vengadores: Batalla por la Tierra está pensado para Kinect como plataforma base y funciona como una secuela espiritual de ese PowerUp Heroes, pero también ha aterrizado en Wii U con muchas características curiosas dispuestas a aprovechar la nueva consola de Nintendo. 

La historia que proponen estos Vengadores está basada en Invasión Secreta, la serie publicada en 2008 por Brian Michael Bendis que relataba la invasión del planeta Tierra por la raza alienígena Skrull, que se infiltró llegando a suplantar la identidad de algunos superhéroes derivando el conflicto en una gran guerra.

El primer acierto que vemos es la intención de los creadores de que esta adaptación beba más del cómic que de la versión cinematográfica, aunque esta también está presente a lo largo del título, creando una composición muy llamativa. Sin ir más lejos, la historia en el modo para un jugador se narra mediante viñetas de cómic y una voz en off que nos lleva de combate en combate, aunque en ningún momento se le da una importancia especial al guión.

Ante todo, Los Vengadores es un juego de lucha, y nuestros protagonistas son de categoría: desde Iron Man, Spiderman, Lobezno o Capitán América, pasando por la Viuda Negra, Hulk, Venom, Magneto, Loki o Tormenta. Veinte personajes seleccionables y todos más que conocidos.

Un "versus" algo flojo

La jugabilidad está basada en las luchas por pareja, es decir, combates dos contra dos en los que usaremos distintos movimientos, aunque estos se limitan a cinco distintos por jugador. La gracia de esta mecánica son los combos, que pueden enlazar diferentes ataques y ofrecer golpes muy poderosos.

Y si tenemos a Hulk al frente de nuestro equipo, ni os cuento. También podemos cambiar de personaje con un solo toque en el pad, que ofrece todos los ataques en pantalla para exprimir a fondo el modo Off TV. Ojo con los reflejos y la rapidez de nuestros personajes y de los contrincantes. La parte positiva de todo este apartado se resume en la espectacularidad de los ataques y las ofensivas especiales (“ultra”) con toques peliculeros, aunque la interacción con los controles es demasiado sencilla.

Los datos menos favorables se centran en la oferta de movimientos y escenarios, que se reduce a cinco y resulta un poco escasa. Los grandes héroes deberían tener grandes espacios y un amplio abanico de movimientos para luchar como está mandado.

En el caso de Wii U, todo está basado en dos interfaces de control: el gamepad, donde trazaremos con el stylus las formas que marcarán la ejecución de los combos, y el ya clásico binomio wiimote-nunchuk, con el que nuestros acompañantes podrán imitar los movimientos ante la pantalla gracias a la detección de movimiento. Como decía antes, es sumamente sencillo controlar a la perfección esta interacción con el control; tanto que sobreentendemos que el juego está dirigido a un público más joven. Los enanos se lo van a pasar pipa dibujando en la pantalla táctil la trayectoria de nuestros golpes y van a alucinar con las presentaciones de los personajes y las escenas CGI. En este sentido, Los Vengadores funciona como videojuego, película y cómic, todo en uno.

Muy cinematográfico

Es un título bastante llamativo a nivel de diseño y modos de juego. Para subsanar la oferta limitada de escenarios y movimientos, tenemos los diferentes modos: un tutorial, el clásico arcade, torneos, retos y distintas opciones multijugador como enfrentamientos locales, a través de Internet o la opción de jugar con algún amigo desde la misma consola; todo ello para expandir la diversión. Cuando jugamos acompañados, la pantalla táctil concentra todo el control y, en el caso del segundo jugador (o los otros tres, si nos enfrentamos dos contra dos), tendrá que echar mano del Wiimote para salvar el mundo de los Skrull.

El resultado en Wii U es que Los Vengadores nos acerca la posibilidad del cooperativo (también online) o las acciones conjuntas para mejorar la experiencia, pero lo cierto es que el sistema de combate resulta bastante guiado y monótono. Es un juego con muchos contenidos y modos de juego, pero ninguna de sus facetas sorprende. Un producto correcto y una buena alternativa para los peques que se quedará corta para la mayoría de usuarios.

Valoración

Se aleja de las producciones precipitadas basadas en películas, pero aun así, se queda muy por debajo de los buenos títulos de lucha. Poca variedad y un sistema de combate muy guiado.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Bastantes modos de juego y una gran calidad a nivel de diseño.

Lo peor

La oferta de ataques y escenarios es escasa. El sistema de combate es excesivamente monótono.

Lecturas recomendadas