Billy Lynn
Análisis

Billy Lynn - Crítica de la película de Ang Lee con Joe Alwyn y Vin Diesel

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Billy Lynn (Billy Lynn's Long Halftime Walk) la película de Ang Lee con Joe Alwyn, Garrett Hedlund y Vin Diesel basada en el libro de Ben Fountain.

En España no veremos Billy Lynn, al menos de momento, en el formato en el que ha sido planificada. Y a buen seguro que la experiencia sería alucinante. Ang Lee (La vida de Pi) adapta la novela "Billy Lynn's Long Halftime Walk" de Ben Fountain y lo hace rodando en 120 frames por segundo, 3D y en resolución 4K. Sólo podrá verse en Taipéi, Nueva York, Pekín, Shanghái o Los Ángeles ya que disponen de salas de cine preparada para ello. El resto del mundo, incluyendo España, tendremos que conformarnos con las versiones 2D y 3D. Hay quien opina que el director ha centrado toda su atención en la tecnología en detrimento de la historia, pero en mi modesta opinión la ha utilizado para conseguir un distanciamiento (excesivo a veces, no digo que no) que casa a la perfección con ese estrés postraumático del que es presa el protagonista de la historia, el joven Billy.

Billy Lynn (el debutante Joe Alwyn) es un joven soldado de 19 años de edad que ha participado en el Escuadrón Bravo durante la guerra en Irak. Allí, él y sus compañeros han sobrevivido a una tensa batalla, que ha tenido una amplia cobertura en los medios de comunicación. Cuando regresan a casa, lo hacen con gran revuelo mediático como héroes por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. 

Para celebrar el heroísmo de los ocho de los miembros del Escuadrón Bravo, realizan una gira promocional por todo el país, que termina en un espectacular show el Día de Acción de Gracias. Mientras, en contraste con las percepciones de los estadounidenses sobre el conflicto armado, Lynn evocará los trágicos recuerdos de la guerra y la pérdida de su sargento en un tiroteo.

Acercamiento y distanciamiento

Billy Lynn

El punto de vista que adopta Ang Lee para contar la historia hace que la narración resulte muy fría... Y no era esa su intención: “Cuando filmas a más de 60 fotogramas por segundo, sobre todo en 3D, ya no sientes que se trata de una historia ajena a ti, te sientes parte de la historia. Ya no puedes mantenerte al margen y mirar como un extraño. Sientes que estás dentro de ella”.

Aunque paradógicamente se vale de planos muy cortos, consigue un gran distanciamiento, ¿demasiado? Bueno, en ocasiones puede que sí, pero desde luego no parece que sea algo sujeto al azar, sino más bien buscado para hacernos sentir el mismo extrañamiento que el protagonista. No obstante como decíamos más arriba, no hemos podido verla en el formato en el que fue diseñado.

Billy Lynn

Quizás el mayor error del cineasta es el de haberse diluido en la historia. No es posible reconocer su sello de autor: si no te dicen que la peli es suya, nunca lo sospecharías.

Una de sus mayores fortalezas de Billy Lynn es la de saber explotar al reparto al máximo desde el inexperto Joe Alwyn que le imprime una gran verosimilitud a su personaje, hasta el duro Garrett Hedlund pasando por el pragmático Arturo Castro o el espiritual Vin Diesel. Cada uno de ellos le aporta al conjunto una vertiente diferente.

Billy Lynn

Verdades incómodas

La mitomanía estadounidense de "usar y tirar" es el blanco de esta ácida crítica a esa sociedad de consumo plagada de contradicciones que por una parte está dispuesta a venerar una bandera o una idea en un momento dado y hacer un espectáculo del regreso de las fuerzas de combate pero que por otra parte desprecia a los individuos y no se preocupa de ellos más allá de la idealización que se hace del conjunto. 

Sin embargo, no se decanta por lo facilón: el personaje de Kristen Stewart representa las antípodas ideológicas del conservadurismo, pero de alguna manera queda patente que no se trata de posicionarse políticamente sino de darle voz a las personas. El propio Billy Lynn sirve para hacer una férrea defensa de cierta inocencia rota y sentido del deber que le empuja a regresar con sus compañeros. 

Billy Lynn

La película plantea su división interna entre volver al campo de batalla o pedir permanecer en tierra pero también el choque entre la cruda realidad y las apariencias valiéndose de recursos como el color, la pomposa puesta en escena mediática del intermedio de la Super Bowl y las clásicas contradicciones del pueblo estadounidense respecto a su ejército y su "sentimiento nacional". Muy original y significativa. 

Valoración

Ang Lee se interna en terreno escabroso poniendo de manifiesto las contradicciones de la sociedad estadounidense y haciéndolo además saliendo de su área de confort para probar adelantos técnicos enormes. Arriesgada e inusual en su filmografía es una película digna de elogio pero en la que es irreconocible su sello autoral.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Foto, montaje y sonido son de 10. El casting acertadísimo y enormes la carga de profundidad del guión y la valentía de Ang Lee tratando de innovar.

Lo peor

Ang Lee rueda en planos muy cortos para meternos en la piel de protagonista, pero consigue el efecto opuesto, una distancia emocional considerable.

Lecturas recomendadas