Análisis

Crítica de Cazadores de sombras: ciudad de hueso

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Cazadores de sombras: ciudad de hueso, Clary Fray es una típica adolescente de Brooklyn, pero una noche conoce a Jace, el misterioso chico de los tatuajes, que resulta ser un ángel guerrero que ejerce como "cazador de sombras". Cuando raptan a la madre de Clary, la chica espera que Jace la ayude a liberarla. Después de entrar en un portal dorado, Clary se ve transportada a través del tiempo y del espacio, descubriendo algo sorprendente sobre sí misma.2013 - DIRIGIDA POR: Harald Zwart - PROTAGONIZADA POR: Lily Collins, Lena Headey, Jonathan Rhys Meyers, Robert Sheehan, Jamie Campbell Bower, Jared Harris, Kevin Zegers y Aidan Turner. Estreno el 30 de agosto.

Ser adolescente no implica necesariamente ser poco exigente con el ocio que uno consume, así que siempre he odiado la etiqueta de "cine para adolescentes" en la que se parapetan películas mediocres que tratan de hacerse un hueco en la cartelera.

Contando con un material de base que podemos denominar como bastante curioso, dentro de ese subgénero que parece haberse instalado definitivamente en las estanterías de novela juvenil y que recoge toda clase de seres sobrenaturales (bueno, a todas no, que aquí los zombis no son bienvenidos), Harald Zwart (The Karate Kid) da cuenta de su escasísima capacidad para dirigir a sus actores y actrices, así que con la venia de los lectores, esta crítica tendrá más de guasa que de otra cosa, porque poco se puede rascar de este pastiche pseudoromántico directamente indigno de la atención del respetable, sea de la edad que sea.

En boca cerrada no entran moscas

Os reto a encontrar dos planos seguidos en los que la heroína Lily Collins no aparezca con la boca abierta. Con esto no quiero decir que la actriz no sepa interpretar, sino que no tiene demasiados recursos para defender un texto absurdo por momentos y tampoco es que el director haya sabido guiarla demasiado.

El secreto: cuando no sabe que hacer da varios pasitos a los lados y niega con la cabeza con cara de circunspección y con la boca abierta... es decir, que se pasa así media película.

Hay por otra parte varios actores que sí se creen sus personajes y le aportan algo de chicha a la película pero... Lena Headey desaparece a las primeras de cambio, el montaje de las secuencias en las que aparece el pobre Jonathan Rhys Meyers, que se cree su papel, es espantoso y Jared Harris, que es otro de los personajes enjundiosos que parece un pegote entre los dramas amorosos que surgen en torno al trío principal.

Esto ya lo he visto antes

Una de las cosas más interesantes que podrían haber exprimido (en condiciones) en la película, es la mitología que lleva aparejada: el submundo en el que se desenvuelven vampiros y hombres lobo, los ángeles que son los encargados de acabar con los demonios... En general el espectador que no conozca los libros se va a pasar media película preguntándose qué pintan aquí unos y otros y por qué a veces se ayudan y otras se ignoran.

Una falta de ritmo alarmante, préstamos innecesarios de otras películas como Men In Black, Harry Potter y por supuesto palideces varias crepusculares, un "todo vale" que enerva a cualquiera...

Absurdeces sobrenaturales

Los fallos de raccord son alarmantemente habituales a lo largo del metraje, hasta que llega un punto en el que el cerebro se te queda sedado y ya ni los aprecias (¿para qué?), por no hablar de la cosificación de las mujeres... lo más importante para ser cazador de sombras es parecerlo, faltaría más, así que hay que vestirse de forma adecuada... en palabras de la protagonista, parafraseo: "¿vestida como un putón voy a encontrar a mi madre?". En fin, que cuando quiere, la película es de lo más elocuente.

También hay un hueco para la tipa dura, el gay antipático y otra serie de personajes tan estereotipados que rozan el infantilismo. La falta de ideas es tan generalizada que sonroja al espectador cuando no le provoca una carcajada de escepticismo.

Mientras tanto la incursión de elementos sobrenaturales como las runas "todopoderosas" que tan pronto paralizan al enemigo, como curan heridas o te arreglan la habitación no dejan de incidir en esta patética traslación de los libros a la gran pantalla... lo más socorrido: los sortilegios para borrar la memoria de los personajes principales que les irá llevando a descubrir inquietantes secretos de su pasado... se supone...

En resumidas cuentas, Cazadores de sombras apesta a fórmula manida y lo peor es que, o mejora o nos quedan otras cinco películas por delante: dos continuaciones de ésta y tres secuelas, si nadie lo remedia. Snif.

Tan segura está la productora del éxito de la trilogía que ha dado comienzo con Cazadores de sombras: ciudad de hueso, que ya prepara la precuela Infernal Devices, que en castellano se titulará Cazadores de sombras: los orígenes. Ojo al dato porque estaríamos hablando de otra trilogía compuesta por las adaptaciones de los libros "Ángel mecánico", "Príncipe mecánico" y "Princesa mecánica", así que de cumplirse las expectativas tendríamos por delante una saga de hasta seis títulos.

Constantin Film ya ha contratado a la guionista Stephanie Sanditz para que prepare esta precuela que trasladaría la acción a la Inglaterra victoriana centrándose en la batalla entre los cazadores de sombras (los antepasados de los personajes que conoceremos en la primera película) y los subterráneos... Esperemos que sepan darle a todo este material un tratamiento más digno que a esta primera cinta.

Valoración

Indigna adaptación de la novela juvenil Cazadores de sombras, tan inconsistente e insípida que como inicio de una saga resulta del todo insuficiente.

Hobby

45

Malo

Lo mejor

El susto que se lleva Lena Headey cuando asaltan su casa (y nos los reventaron en el tráiler).

Lo peor

Bach debe estar revolviéndose en su tumba...