Análisis

Crítica de Dando la nota

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Beca sueña con crear sus propias armonías musicales. Su vida social es inexistente y cuando llega a la universidad trata de buscar una actividad para entretenerse. Encontrará un grupo de cantantes a capella integrado por "las raras del campus" que solo comparten una cosa: la armonía de sus voces.2012 - DIRIGIDA POR: Jason Moore - PROTAGONIZADA POR: Anna Kendrick, Brittany Snow, Rebel Wilson, Christopher Mintz-Plasse, Adam DeVine, Anna Camp, John Michael Higgins, Freddie Stroma, Skylar Astin y Judd Lormand. Ya en cines.

Con esta película en tono de comedia musical Jason Moore debuta en el largo tras haberse labrado una carrera como realizador de televisión haciéndose cargo de algunos episodios de series como Dawson crece, One Tree Hill, Everwood o Cinco hermanos

En el elenco podemos destacar a Anna Kendrick, que protagoniza la cinta, así como al grupo que la acompaña compuesto por Alexis Knapp (Project X), Brittany Snow (Hairspray), Rebel Wilson (La boda de mi mejor amiga), Anna Camp (Criadas y señoras) y Kelly Jakle (42).

Como podéis ver el peso específico de las mujeres en esta película es importante, de ahí que haya decidido hablaros precisamente hoy, día de la mujer trabajadora, de ella. Y es que aunque es una comedia imperfecta e irregular cuenta con una gran baza: centrar lo cómico en el universo femenino y en ese sentido es una película poco corriente y hasta refrescante que, a pesar de sus extrencidades, te hace reír. Y ojo, que ya se está pensando en una secuela...


Dar el cante sin complejos

Dando la nota está basada en un libro escrito por uno de los redactores jefe de la revista GQ, Mickey Rapkin, en el que se introduce de forma estrambótica en el competitivo mundo de las competiciones universitarias de música a cappella, todo un submundo que se rige por sus propias reglas. Su título es "Pitch Perfect" (el mismo de la película en su versión original) y fue publicado en 2008.

 

Rivalidades amargas, groupies que persiguen a los grupos, problemas vocales que son la gran tragedia para una pequeña estrella de un grupo que canta a capella... Todo entra en el saco de este mundo desconocido para los universitarios españoles pero muy familiar para los estadounidenses.

 

 

La gran virtud de la película es su poca vergüenza para reírse de forma sana de la controladora del grupo, la que va de listilla, la retraída, la ligona... Y con la idea de fondo de que todas son necesarias para hacer lo que les gusta: buena música. De paso la peli se adueña de los códigos del cine "nerd" trasladándolo al universo femenino, homenajea a "las mejores bandas sonoras del cine" y lo ameniza todo con números musicales.

Entre lo talentoso y lo ridículo

A todos nos ha pasado alguna vez: oímos cantar a alguien a capella y nos resulta tremendamente ridículo, aunque cante bien. Esa es la sensación que provoca Dando la nota en el espectador: es un comedia que te hace reír pero no deja de avergonzarte un poco el hecho de que lo haga. Algunos personajes desde luego son buenísimos (sobre todo Rebel Wilson como Amy la gorda y Hana Mae Lee como Lilly) mientras que otras partes del guión hacen aguas (un buen ejemplo es la intervención de los jueces del concurso, totalmente fuera de lugar, que desinfla en varios momentos el ritmo de la película).

 

 

No hay rivalidad entre grupos sin alguna historia de amor de por medio. La parte romántica de la película está bastante lograda gracias a la química de los actores y a algunos encuentros divertidos y entrañables como el de la tienda de discos. Es un conflicto secundario pero también le aporta algo de encanto a la cinta, que, en general, te permite pasar un buen rato aunque salgas del cine con el ceño fruncido pensando ¿pero esto de dónde ha salido?

 

 

A esa sensación contribuye el toque escatológico de rigor, en esta ocasión convenientemente rebajado aunque presente en varias ocasiones (vómitos, burritos voladores...), y el sabor televisivo propio de una serie como Glee. No es baladí, Ed Boyer ha sido el encargado de la dirección musical y el arreglista de los temas que se pueden escuchar en la película, junto a Deke Sharon.

 

Entre ellos pueden escucharse versiones de: “The Sign” (Ace of Base), “Turn the Beat Around” (Gloria Estefan), “S&M” (Rihanna), “No Diggity” (Blackstreet) y “Party in the USA” (Miley Cyrus), además de mash-ups de “Just the Way You Are” (Bruno Mars) y “Just a Dream” (Nelly), “Don’t Stop the Music” (Rihanna), “Let It Whip” (The Dazz Band), “Mickey” (Toni Basil), “Right Round” (Flo Rida), “Bright Lights Bigger City” (Cee Lo Green) y “Magic“ (B.o.B). Todo un cóctel a disposición de los amantes del género musical.

Valoración

Comedia musical muy irregular que consigue hacerte reír tantas veces como preguntarte ¿dónde me he metido? Desconcierta desde el primer fotograma por su extraño sentido del humor, pero tiene momentos muy divertidos.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Lo inusual de mostrar a mujeres en clave "nerd" y bromear con ello.

Lo peor

Los presentadores del concurso universitario de canto a capella, se los podrían haber ahorrado...