Análisis

Crítica de Dragon Ball: La leyenda del dragón Shenron

Por Daniel Quesada
-

ARGUMENTO: Goku es un niño solitario que se ve involucrado por accidente en la búsqueda de las Bolas de Dragón que Bulma, una intrépida jovencita, ha emprendido. Juntos conocerán a muchos extraños personajes e intentarán detener las hostilidades del tiránico rey Gurumes. 1986 - DIRIGIDA POR Daisuke Nishio - DOBLADA POR Ana Cremades, Nonia de la Gala y Mariano Peña (versión castellana)

Tras el éxito del manga y el anime de Dragon Ball, no tardó en llegar una serie de películas que estiraban aún más el universo de Akira Toriyama. Ésta fue la primera de ellas, que, al igual que las dos siguientes, optó por una fórmula curiosa: volver a contar todo lo sucedido en los primeros capítulos de la serie, pero colocando a los personajes principales en una situación ligeramente diferente. Así, en La leyenda del dragón Shenron vemos desfilar a Goku, Bulma, Yamcha, Oolong, Puar y Mutenroshi, además de la pelirroja Snow y ellos participan en encuentros muy parecidos al de la historia original (el de Goku y Bulma es prácticamente idéntico), pero "concentrados" y resumidos para abarcar una veintena de capítulos en apenas 40 minutos.

A modo de hilo conductor están la búsqueda de las Bolas de Dragón, pero también una especie de reinterpretación del ejército de la Red Ribbon, ahora capitaneado por un monstruo glotón llamado rey Gurumes (una traslación fonética de la palabra "gourmet"). Volver a acompañar a Goku mientras aprende el Kamehameha, monta en la nube Kinton por primera vez o descubre que hay cacharros que vuelan pero no son pájaros fue una gozada en el estreno de la película y, la verdad, sigue siéndolo hoy en día. Esto es, en buena medida, porque los momentos elegidos para aparecer en el film son particularmente memorables. Están reciclados de la historia original, por lo que "no tienen mérito", pero la verdad es que juntos sirven para contar una historia de aventuras fluida y muy simpática, lejos aún de los combates apocalípticos más propios de Dragon Ball Z.

Así, las peripecias y combates "sencillos", puramente de artes marciales y, sobre todo, el humor, son los verdaderos protagonistas. Las peleas, aunque breves, están bastante bien animadas para los años que tiene la película. También, el aire místico que rodea a las Bolas de Dragón da pie a una historia muy propia de películas como Indiana Jones o El Chico de Oro.

El humor se mantiene tan picarón como recordamos. Ver a Yamcha ponerse colorado cuando Bulma se restriega contra él y, sobre todo, el genial gag del "puf-puf" entre Mutenroshi y esa Bulma-Oolong siguen provocando carcajadas. Goku y su carácter inocentón ponen el contrapunto entrañable al guión, exactamente igual que en el comienzo del manga.

El "enemigo principal", el rey Gurumes, no es especialmente memorable y, de hecho, la pelea contra él dura un suspiro, pero se agradece el intento de crear un personaje nuevo (junto a sus dos lacayos) exclusivamente para la película.

La eterna polémica del doblaje

Dado que La leyenda del dragón Shenron llegó bastante tarde a España, su doblaje al castellano ya corrió a cargo del segundo equipo (como sabréis, los primeros capítulos de la serie de doblaron en Cataluña y los siguientes en Andalucía, con diferentes traductores y actores). Aunque se notan las tablas de los actores a estas alturas, la sempiterna acusación de los errores y "licencias" de traducción se puede aplicar aquí. De esta forma, encontramos frases incorrectas como cuando Mutenroshi pide un besito a Bulma (en realidad le pide verle los pechos) o en el nombre de las técnicas especiales (esa Onda Vital en vez de Kamehameha o el Puño de Colmillos de Lobo, que directamente se calla Yamcha). Hoy en día, es posible ver esta película en varios idiomas, incluído el japonés, gracias a las nuevas ediciones en DVD, pero en el momento de su estreno solo se podía disfrutar en el idioma que tocara en nuestro VHS o canal autonómico.

Polémicas aparte, nos ha agradado comprobar lo bien que ha pasado el tiempo por esta película, sin duda una de las más agradables de las vinculadas al universo Dragon Ball. Es que Goku, de pequeño, era tan mono...


Recordad, en nuestro especial podréis leer las críticas de todas las películas de Dragon Ball.

Valoración

Una efectiva mezcla de aventura y humor, que sigue manteniendo bastante "punch" a pesar del tiempo transcurrido.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Los carismáticos personajes. Los momentos de humor.

Lo peor

En el fondo, sus puntos fuertes están "reciclados" de la historia original.

Lecturas recomendadas