Hasta los huesos
Análisis

Crítica de Hasta los huesos, película sobre anorexia de Netlifx

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Hasta los huesos (To the Bone), la película sobre la anorexia de Netlifx dirigida por Marti Noxon y protagonizada por Lilly Collins y Keanu Reeves. En Netflix desde el 14 de julio de 2017.

Os voy a pedir que me permitáis en esta crítica ser un poco más personal de lo habitual (y que tengáis la paciencia de leerme). Hasta los huesos (To the Bone) es una nueva producción de Netflix que acaba de llegar a la plataforma. Se estrenó el viernes pasado con una gran polémica, así que la vi con gran curiosidad, porque el tema del que trata me interesa especialmente.

Las mejores ofertas del día en Amazon

De todos los trabajos que he tenido antes de desarrollar el que ahora me ocupa, uno de ellos fue en un herbolario en el que disponíamos de una nutricionista que se encargaba de lidiar con personas que habitualmente querían perder peso. Y de vez en cuando, se encontraba con trastornos alimenticios graves (TCA): anorexia, bulimia nerviosa, ortorexia, comedores compulsivos... por no hablar de trastornos atípicos pero menos extremos como la vigorexia o la obsesión por la dieta que ya afecta según recientes estudios a un 40% de la población (del mundo desarrollado, claro está) y que pueden desembocar en algo más grave de lo anterior.

Una joven llamada Ellen (Lily Collins) lleva años luchando contra su enfermedad: la anorexia. Tras ser desahuciada por varios médicos, tendrá que ser tratada en un centro de rehabilitación, donde conocerá a un doctor con un método poco ortodoxo, que la ayudará en su dura batalla por elegir la vida y le presentará a otras personas con problemas que están pasando por el mismo proceso.

Lo primero que quiero decir, antes de profundizar más en esto, es que las alteraciones de la conducta alimentaria son problemas muy graves que requieren de atención médica puesto que son enfermedades psiquiátricas y, cuanta más documentación, mejor. Así que a priori, el simple hecho de que haya producciones (ya sean series, telefilms o películas) que traten el tema, parece que es positivo en la medida en que contribuye a crear un espacio para el debate social, para la sensibilización y para la visualización de una realidad que en ocasiones nos puede pasar desapercibida. Es lo que defendí y mantengo respecto a Por trece razones, que aborda un tema tan escabroso como éste aunque tiene muchísimas más capas e implicaciones.

Pero no hay que perder de vista el enfoque que se le da a estos relatos. En el caso de Hasta los huesos no creo que sea una historia que pueda ayudar a una persona con un problema de esta índole, ni a su familia... Ni siquiera que sea realista en los términos en los que se muestra la enfermedad, se desarrolla y se recrudece.

La producción es bastante modesta: la banda sonora se limita a dar un aspecto de viceoclip a un par de secuencias clave y el resto del tiempo apenas se percibe, mientras que se ven problemas en la grabación bastante gordos como fallos de raccord (es decir, de continuidad entre planos) y trucos de montaje para retratar cuerpos huesudos. Dista de ser perfecta no solo en el plano técnico sino en su escasa capacidad para ser eficaz a la hora de insinuar.

Donde sí arriesga y funciona la película es al aludir a la viralidad con la que se propaga esta enfermedad entre personas vulnerables gracias a las redes sociales que, por un lado, contribuyen a que se escuden en una suerte de "anonimato" para promover un contagio enfermizo. Ellen, a través de su cuenta en Tumblr, contribuyó a que otros siguieran su mismo camino autodestructivo y eso tuvo consecuencias.

Conoce las mejores series de Netflix

Si estáis familiarizados con la terminología, es exactamente lo que promueven los blogs de "Ana & Mía" (daos un paseo por Internet y alucinad con este HORROR). El problema de Hasta los huesos es que no profundiza en esa denuncia social: no es clara, no arriesga, no habla del papel de las instituciones, no habla de las asociaciones que luchan contra todo esto... Solo se centra en las varitas mágicas que en realidad no existen: no hay una cura instantánea, ni creo que haya "doctores apuestos e innovadores" que vayan a trasladarte la alegría de vivir para sacarte del hoyo ni que sea necesario tocar fondo y estar al borde de la muerte para salir adelante. Tampoco será el amor romántico (qué rancia la idea) lo que salvará a la damisela en apuros, así que a todas luces la película traslada una idea muy errónea de lo que es tener una anorexia tan fuerte que te ha llevado a dar la espalda a la realidad.

Hasta los huesos - Película de Netflix sobre la anorexia con Keanu Reeves y Lily Collins

Por cierto, también se deja traslucir que los problemas familiares pueden ser desencadenantes de los TCA o que se utilizan para llamar la atención de los seres queridos que te ignoran. Evidentemente, pero no son condición sine qua non. Muchas personas tienen una vida acomodada y aparentemente perfecta y ocultan un problema gravísimo.

A nivel interpretativo, Lily Collins sabe lo que es pasar por esto (ya que sufrió anorexia en su adolescencia), de modo que traslada muy bien lo que es no tener fuerzas para moverse, tener el sistema forzado hasta el límite y las habilidades cognitivas adormecidas, pero no sé si Hasta los huesos es tan seria como necesita ser a la hora de mostrar a dónde te lleva todo esto: qué hace contigo, cómo te despoja de tu humanidad para quedar reducido a tu mínima expresión. Nadie mejor que ella debería saber que esta enfermedad no tiene cura, que es como una adicción y por tanto que someterse a tal pérdida de peso para hacer el papel no ha podido tener repercusiones positivas para su salud ni física ni mental. Dicho de otra manera: Lily Collins puede llegar a convertirse en una buena actriz, pero no sometiéndose a esto. Ni lo necesitaba ni ha conseguido (en mi modesta opinión) utilizar su fama para un buen fin. Porque la película no está bien enfocada. No es un ejemplo a seguir en la ficción (y veremos si en su lucha personal lo es porque habría huido como del veneno de hacer algo así si estuviera sana).

Las críticas le han llovido y con razón, pero ella se ha defendido así en una entrevista para Exclusive Access: "Ni yo ni Marti (la directora), ni nadie en el reparto, jamás nos propusimos hacer una película que pudiera glamourizar o fomentar un trastorno que yo personalmente pasé, por eso fue tan negativo. [...] Sólo queremos iniciar una conversación y esperamos que la gente vea la película".

Hasta los huesos - Película de Netflix sobre la anorexia con Keanu Reeves y Lily Collins

Si me habéis hecho caso y habéis dado un vistazo a ese mundillo de los blogs pro-TCA, veréis la facilidad con la que un cuerpo enjuto se vuelve un fetiche idealizado. Y esto es lo que ha dicho al respecto: "Marti siempre fue muy inflexible en que había momentos específicos en el guión que quería mostrar partes del cuerpo. Sólo hubo una vez en el guión donde se ve todo su cuerpo, pero aparte de eso, no se trata de glamourizar, fetichizar, mostrar imágenes que no necesitaban ser vistas, lo importante era la historia".

Y concluye: "Ésta es la primera vez que la gente está hablando activamente de ello, así que estoy orgullosa de ser parte de eso". Ese mérito yo también se lo reconozco. Se va a hablar del tema, esperemos que sea para llegar a conclusiones positivas y que no solo haga reaccionar a quienes ya estamos sensibilizados y dé ideas a quienes estén en problemas. Ojalá.

Valoración

Hasta los huesos es una película que conmueve lo justo y que difícilmente ayudará a las personas con desórdenes alimenticios. En el plano técnico también deja mucho que desear.

Hobby

57

Regular

Lo mejor

Lily Collins, el comienzo de la película y algunas ideas que apunta aunque no desarrolle bien.

Lo peor

No tiene un enfoque que, como pretende, sea de ayuda para personas con problemas.

Lecturas recomendadas