Análisis

Crítica de Mindscape

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Mindscape, un experto en introducirse en la mente de otras personas acepta un nuevo caso. En esta ocasión su objetivo es tratar a una inteligente y rebelde adolescente que podría ser una joven traumatizada o una brillante sociópata.2013 - DIRIGIDA POR: Jorge Dorado - PROTAGONIZADA POR: Mark Strong, Taissa Farmiga, Brian Cox, Indira Varma, Noah Taylor, Saskia Reeves, Clare Calbraith, Jessica Barden y Alberto Ammann. Estreno en cines el 24 de enero.

Si sois aficionados al corto, el nombre de Jorge Dorado os sonará bastante por trabajos como La guerra, Distancias o El otro. Tras una larga carrera como jefe de las terceras y segundas unidades en los rodajes de cintas tan emblemáticas como El espinazo del diablo, Hable con ella, La mala educación o Malas temporadas, debuta como director del largo Mindscape, un notable thriller psicológico producido, entre otros, por Jaume Collet-Serra (La huérfana).

Su labor de realización le ha valido la nominación al Goya como director novel junto a Fernando Franco por La herida, Neus Ballús por La plaga Rodrigo Sorogoyen, por Stockholm.

Mindscape es una de esas películas en las que lo principal es la creación de una atmósfera densa, lo que Dorado consigue desde el primer instante gracias a una interesantísima puesta en escena, una sobresaliente fotografía y una banda sonora envolvente. Ya el primer cebo que da paso a los títulos de crédito deja al espectador colgando de la caña de pescar del realizador.

El duelo interpretativo entre un Mark Strong débil y una brillante Taissa Farmiga es el principal nudo argumental de un guión tan alentador como imperfecto. Él interpreta a un hombre abatido por la culpa tras el suicidio de su esposa.

Su trabajo consiste en documentar y ser testigo de los recuerdos de sus clientes gracias a su habilidad especial para introducirse en sus mentes, lo que puede utilizarse incluso como prueba en un juicio. Pero la memoria es un terreno complejo y la incursión de sus propias experiencias en una de sus sesiones lo pone al límite de sus posibilidades.

Su jefe, el director de la empresa Mindscape, le asigna el caso de una inquietante joven, muy inteligente, que ha decidido dejar de comer y tiene un complejo pasado. Sus padres la mantienen retenida contra su voluntad tras un intento de quitarse la vida, de modo que comienza el juego del gato y el ratón entre ella y el investigador. ¿Está siendo sometida injustamente por su familia o se trata de una sociópata que está tratando de engañarle? ¿Puede manipular los recuerdos que le muestra o sencillamente él no se encuentra en su mejor momento?


Tras un potente arranque y un nudo narrativo que deja muchas puertas abiertas a diferentes posibilidades, la película pierde fuelle al llegar al tramo final, dejando algunas piezas fuera del puzle e interrogantes sin respuesta. Sin embargo, es el montaje, un tanto confuso, el peor enemigo de esa conclusión, porque el talento del conjunto es indiscutible.

Asimismo, el trabajo de dirección de actores brinda unas potentes interpretaciones, incluso en el caso de los actores secundarios entre los que encontramos a Brian Cox, Alberto Ammann e Indira Varma.

En suma, no es una película perfecta, pero desde luego sí muy atractiva que nos hace esperar más y mejor en un futuro próximo. De hecho, se trata del primer proyecto de la productora Ombra Films, que en breve nos traerá Welcome to Harmony, el tercer largo de Miguel Ángel Vivas (Reflejos, Secuestrados), una cinta protagonizada por Matthew Fox (Perdidos). Veamos qué tal sigue yendo la trayectoria de nuestros directores al otro lado del charco, por el momento lo que hemos podido ver es prometedor.

Valoración

Interesante thriller psicológico con excelentes interpretaciones y una ambientación estupenda. Aunque imperfecto en su resolución, hay que reconocer el pulso del director.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

El comienzo de la historia y las interpretaciones.

Lo peor

Las lagunas del montaje que debilitan el final.

Lecturas recomendadas