Super 61
Análisis

Dragon Ball Super capítulo 61 - Análisis y curiosidades

Por Antonio Sánchez-Migallón
-

Lo prometido es deuda, así que aquí os traemos el segundo análisis de la semana correspondiente a los últimos episodios de Dragon Ball Super emitidos en Japón, concretamente, el capítulo 61. Hoy estrenamos el formato análisis con todas las letras, ya que incluiremos una valoración final en cada episodio. ¡Y qué mejor forma de estrenarnos que con este capítulo, ya que se ha consagrado como uno de los más impactantes de la serie hasta la fecha! 

El capítulo arranca con un gran discurso explicativo de Goku Black, el Zamasu de la línea del presente, donde explica a los guerreros Z que acabó con la vida de su maestro Gowasu, se convirtió en Kaioshin y viajó en el tiempo con el anillo de los dioses para iniciar su plan y cumplir su deseo: intercambiar su cuerpo con Goku

Super 61

Si recordáis, en el episodio 59 vimos cómo Zamasu acabó con Gowasu, pero Whis retrocedió en el tiempo para evitar la tragedia, por lo que existen dos líneas temporales en el presente: una en la Beerus asesina a Zamasu para salvar a Gowasu, y otra en la que Zamasu mata a Gowasu sin que nadie se lo impida (y este es el Zamasu que se convierte en Goku Black, intercambiando su cuerpo con Goku e iniciando así su sádico plan).

Super 61

Tras asesinar a Goku y su familia, Goku Black (Zamasu) viaja al futuro con el anillo del tiempo para encontrarse con su otro yo, el cual también había empezado a despertar cierto odio hacia su maestro y el resto de humanos. Para facilitarle la tarea, Goku Black acaba con Gowasu y recluta a Zamasu, obteniendo este último la inmortalidad con las Super Dragon Balls y comenzando así su Plan Cero Humanos. ¿El objetivo? Aterrizar en la línea de Trunks del futuro, donde no existe el dios de la destrucción Bills, y acabar con todos los Kaioshin y humanos para reiniciar la existencia ideal. 

Super 61

Una vez terminado su discurso, Goku Black asegura delante de Son Goku que no solo robó su cuerpo y le asesinó, si no que aniquiló a su familia sin piedad. En ese momento, Goku estalla de rabia, como nunca antes lo había hecho en Dragon Ball Super, y desata todo su poder interior frente a los dos adversarios. De hecho, se permite la licencia de actuar con cierta chulería frente a Zamasu, asestándole un puñetazo de espaldas y sin siquiera mirarle a la cara. 

Super 61

Sin embargo, Goku Black aumenta su fuerza con cada golpe recibido y deja fuera de combate a Goku con su nueva espada de ki. En ese momento, Trunks reacciona y asevera delante de su padre que acabará con ellos, hecho que desata un comentario demoledor por parte de Zamasu: "Eres un pecador, Trunks. La aparición del nuevo anillo del tiempo ha sido ocasionada por tus constantes viajes temporales, los cuales han originado una gran distorsión espacio-tiempo y han desembocado en esta situación. Tú has matado a los terrícolas, tú eres el gran culpable de que hoy estemos aquí".

Super 61

Tras escuchar estas duras palabras, impotente y desquiciado, Trunks explota de rabia ante sus enemigos, desplegando una nueva transformación que se consagra como un estado híbrido entre el Super Saiyan 2 y el Super Saiyan Blue. Además, los ojos del saiyan se quedan en blanco, como en aquella ocasión que se enfrentó a Cell, aunque sus músculos no se potencian en demasía. Trunks no soporta más la situación y aporta el punto final a un episodio lleno de drama e ira.

Super 61

¡CURIOSIDADES! - Ver episodio aquí.

1- Por fin se nos muestra un Goku realmente serio en pantalla durante todo el episodio. Los fans echaban de menos este punto fuerte del saiyan durante los combates, pues en Dragon Ball Super se ha abusado demasiado de su carácter jovial, bromista y en ocasiones estúpido. 

Super 61

2- Es curioso ver a Goku con el cuerpo de Zamasu, y más aún si aparece vestido con el atuendo de granjero. Cuando Goten abre los ojos y ve en lo que se ha convertido su padre, no puede evitar soltar un grito de horror. 

Super 61

3- El episodio no escatima a la hora de mostrar todas las muertes a sangre fría. La muerte de Gowasu es realmente impactante, pero los pelos se erizan cuando Goku Black asesina a Goten y Chichí, con Goku yaciendo muerto en el terreno de la granja. 

Super 61

4- Ya tenemos un nuevo estado saiyan para la colección, esta vez, motivado por un ataque de rabia (como viene siendo habitual). Este se caracteriza por tener un aura azulada electrizante que se entremezcla con la del Super Saiyan, resultando una transformación híbrida entre el Super Saiyan Blue y el convencional. Además, el volumen de los músculos también se incrementa.

Super 61

¡Y esto es todo por hoy chicos! Espero que os haya gustado el análisis y nos leemos mañana en una nueva entrega Z, que os tenemos preparado el nuevo Dragon Ball Super Collection con material retro. ¡Gracias a todos y todas por leernos! ¡Kai, Kai!

Valoración

Uno de los capítulos más serios y dramáticos de Dragon Ball Super hasta la fecha, de las pocas veces en las que no se ha incluido ningún gag cómico. Goku estalla de rabia, no hay reparos en mostrar varias muertes a sangre fría y se nos brinda una buena taza de fanservice con la transformación híbrida de Trunks. El dibujo, flojo en varios compases.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

El tono dramático del episodio durante 20 minutos y el enrevesado plan de Zamasu. Goku deja a un lado la estupidez para dar caña.

Lo peor

El desequilibrio constante del dibujo y la animación, con un acabado general muy mejorable, aunque las escenas clave se salvan gracias a Shimanuki.

Lecturas recomendadas