Análisis

Epic Mickey nos pinta su review

Por José Luis Sanz
-

Epic Mickey es uno de los juegos más esperados de los últimos tiempos para Wii. Un desarrollo que ha sido galardonado con varios premios antes de su lanzamiento y que tiene como principal responsable a Warren Spector, creador de la serie Deus Ex y que nos ha puesto los dientes largos en los últimos tiempos...

Esta nueva aventura del ratón Mickey nos traslada a un mundo imaginario en el que viven todas las criaturas creadas por el genio de Walt Disney. Un lugar que parece idílico pero que, después, se convertirá en una pesadilla por culpa de nuestro protagonista. Amigo como es siempre de meter la pata con alguna travesura.

En Epic Mickey viajaremos a mundos en los que viven personajes ya olvidados de los dibujos animados. Seres resentidos por el destierro y que están comandados por el más malo de todos: Oswald. Ni más ni menos que el ratón que debía haber reinado en el imperio Disney, de no mediar la aparición de nuestro Mickey Mouse hace ya más de 80 años.

¡Plataformas a babor!

Epic Mickey es un fiel seguidor del llamado género de plataformas. Es decir, saltos, saltos y más saltos mientras nos cuidamos de acabar con los enemigos que aparecen en pantalla y que lo hacen con mucho cuidado, desde lejos y avisando de por dónde nos van a llegar.

Una de las cualidades más importantes del juego, y que nos han vendido desde el primer día que se anunció, es que el mundo de Epic Mickey está en constante transformación y nosotros podremos tener un papel importante en ese rediseño. Y es que una de las novedades más aclamadas de este título es el uso del pincel. Un artilugio que nos permitirá borrar los dibujos animados con disolvente o restaurarlos con pintura.

El pincel es, sin duda, la clave de Epic Mickey ya que será la única herramienta que nos permitirá llegar hasta los puzzles que tendremos que resolver y que no son especialmente complicados. Epic Mickey es un laberinto donde la pintura esconde pasadizos secretos, los precipicios pueden esquivarse pintando puentes sobre ellos o, también, poniendo a los enemigos de nuestro lado tras rociarlos como merecen con unos cuantos kilos de pintura.

¿Eres bueno o malo?

Por el camino de Epic Mickey estaremos acompañados de los llamados Gremlins, unos bichos que pueblan todas las zonas del mapa y que nos van contando secretos y, sobre todo, proponiendo pequeños dilemas de los que depende el grado la maldad o bondad que tendrá nuestro querido Mickey. No es que sea un sistema de karma al estilo de los de Bioware y sus Mass Effect o Dragon Age, pero sirve para que le demos cierta gracia a un desarrollo más sencillo que el mecanismo de un chupete

Un diseño muy trabajado

Epic Mickey es un juego que recoge con un talento abrumador toda la imaginería típica de Disney: personajes, músicas, escenarios y unos guiños constantes a películas protagonizadas por nuestro querido Mickey Mouse. Sin embargo, el desarrollo pronto empieza a quedarse cojo ya que salvo el pincel, todo lo demás es muy simple: sólo hay que preocuparse de ajustar los saltos y buscar salidas a los niveles que, en la mayor parte de las veces, está cantada.

La ambientación general, los gráficos y las músicas de Epic Mickey son muy originales desde el punto de vista estético y todo lo que hay metido en el juego de historia de Disney y Mickey Mouse raya en la perfección. Además, la primera sensación que produce el uso del pincel es muy buena ya que parece abrir nuevos y diferentes caminos a la hora de jugar... aunque luego todo se quede en nada

En fin, lo que parecía ser un juego con tintes adultos de Mickey Mouse se ha quedado en un remake de Rayman que sustituye los Gobots por Gremlins, un pincel que recuerda a la manguera de Luigi’s Mansión y una dificultad bajísima que lo convierte en repetitivo ya en los primeros niveles.

Una pena... aunque es divertido si nos olvidamos de todo lo que podía haber sido y al final es.

Valoración

Un juego divertido, bien diseñado y especialmente notable que, por culpa de las expectativas avanzadas en él por sus desarrolladores y que luego han desaparecido, parece menos de lo que realmente es.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Los gráficos, el diseño, el universo Disney y la diversión tan básica pero efectiva.

Lo peor

Sólo con el pincel y las plataformas no es suficiente para alcanzar la perfección.

Lecturas recomendadas