Guardianes de la Galaxia Legado
Análisis

Guardianes de la Galaxia: Legado - Review del origen del grupo

Por Jesús Delgado
-

Guardianes de la Galaxia: Legado reúne los números originales del supergrupo cósmico de Marvel Comics, creado por Dan Abnett y Andy Lanning. Esta es la review de ese tomo.

"Aaaaaahaaaaah! I'm hooked on a feeling, I'm high on believing, That you're in love with me....."  Venga, no lo neguéis. Todos habéis pensado lo mismo en cuanto habéis leído Guardianes de la Galaxia en el titular. Tranquilos, que no sois los únicos. El autor de estas líneas también se ha puesto el tema de Blue Swede que re-popularizó la película de Guardianes de la Galaxia de James Gunn hace unos años para inspirarse a la hora de escribir la reseña de los cómics originales de Guardianes de la Galaxia. Estos los podéis encontrar recopilados en el tomo Guardianes de la Galaxia: Legado

Aprovechando que Guardianes de la Galaxia 2 será una de las películas de superhéroes que veremos en 2017, no hemos perdido la oportunidad de volver a este material, que pensamos que os interesará a los lectores nóveles que queráis profundizar en este grupo de inadaptados de Marvel. De ahí que optemos por hablar de esta versión del supergrupo, la más popular según los entendidos, y que fue creado por Dan Abnett y Andy Lanning. 

Los guardianes "originales"

Antes de seguir con la reseña, valga una explicación primero. Estos de los que hablamos no son los guardianes originales, como tales. Los originales eran un grupo de superhéroes del año 3000 (año arriba año abajo) que surgieron a finales de los 60, creados por Arnold Drake y  Gene Colan. Tuvieron algo de éxito durante los 70 y, tras protagonizar algunos crossover y ciertas sagas importantes, quedaron olvidados y convertidos en personajes de culto. Estos guardianes nada tienen que ver (en principio, aunque sí estén relacionados de alguna manera) con los "guardianes modernos"  que protagonizan este cómic, ya que ni sus componentes ni sus aventuras son las mismas. Aunque, ya os avisamos, que algunos de estos "guardianes originales" de los 70 se dejan ver por las aventuras de los nuevos.

Explicado esto, hemos de señalar que estos nuevos guardianes, que son el germen de la película de 2014, no aparecieron propiamente en 2008. Debemos volver unos años atrás al crossover cósmico que se desarrolló paralelo a Civil War. Nos referimos al evento de Aniquilación, del que os hablamos hace un tiempo.

Guardianes de la Galaxia - Grupo original y grupo moderno

Aniquilación, una obrita pergeñada por Keith Giffen (Lobo, Justice League International) dio un vuelco al universo cósmico de Marvel liquidando a un montón de secundarios, cambiando roles de manera radical y, lo más importante, trayendo a un primer plano a personajes que habían sido olvidados o desechados durante los noventa. A saber, Star-lord, Gamora, Drax, Nova... regenerándolos en medio de una guerra galáctica con sabor a space opera. Aniquilación tuvo tanto éxito que no pasó mucho tiempo antes de que Marvel lanzara en 2007 una "secuela": Aniquilación: Conquista (de la cual os hablaremos dentro de unos meses, si es posible).

Aniquilación Conquista volvió a reunir a héroes y antihéroes cósmicos de Marvel contra un enemigo común, los Phallanx (o Falange), una raza de seres infectados por unos virus tecnoórganicos, que tomaron control de los Kree y desataron una segunda guerra sobre la galaxia. Al calor de este segundo conflicto aparecerían viejos personajes del cosmos Marvel: Mapache Cohete, Mantis, Groot. Esta historia a su vez fue escrita por dos autores que ya tuvieron una importante labor creativa durante la primera Aniquilación: Dan Abnett y Andy Lanning. Estaba claro que el dúo tenía algo en mente, que no es otra cosa que lo que tenéis entre las manos. 

De inadaptados, a héroes cósmicos

Con tantos personajes secundarios de tremendo potencial, que durante años habían estado en la fresquera de los héroes olvidados, Abnett y Lanning optaron por reformarlos y reformularlos en el volumen 2 de Guardianes de la Galaxia (2008 - 2010), una colección que duró 25 números, sin contar su ramificación con el evento titulado El Imperativo Thanos. Durante esta tanda de números, los nuevos Guardianes se presentaron como una suerte de fuerza policial que debía velar por la estabilidad en la galaxia, debido a que no había nadie más para hacerlo.

Como era natural, no se buscaba engrosar en sus líneas a los mejores moralmente hablando, sino a los que mejor supieran patear traseros. No querían héroes, sino gente adecuada para hacer lo necesario para que la galaxia pudiera ser estable. De ahí que el equipo estuviera formado por asesinos como Drax o Gamora, seres tan extraños como letales como Mapache y Groot. portadores de poderes cósmicos como Quasar y Adam Warlock y, por supuesto, liderados por un forajido caradura, tramposo y miserable como Peter Quill, más conocido como Star-Lord

Por supuesto, este inicio no estaba exento de complicaciones. Sobre todo habida cuenta del historial delictivo de alguno de sus miembros y de los roces que habría entre ellos. Pero claro, con un objetivo común, la supervivencia de la Galaxia en juego, sus Guardianes comenzaban a trabajar, enfrentándose a gente tan malcarada y peligrosa como Ronan, Blastaar y la Iglesia Universal de la Verdad...

Con esta premisa, Abnett y Lanning construyeron una serie que carecía de pretensiones, pero tampoco expectativas. Al moverse en un plano en el que solo un público muy específico y muy especial se encontraba, el dúo pudo hacer virtualmente cualquier cosa. Viajes en el tiempo; jugar con elementos de presciencia, ningunear a la continuidad de los cómics... presentando una serie de ciencia ficción fresca, divertida y muy canal. ¡Y vaya si convencieron!

Esto, que es su punto positivo, es por otro lado su mayor complicación. Guardianes de la Galaxia: Legado presenta un relato bastante duro de ciencia ficción superheróica. Es una space opera. Y si eso no es lo que el lector busca, aberrando de lo "cósmico", entonces va a tener problemas para digerir esta historia. Además, estos Guardianes de la Galaxia no pretenden ser más serios de lo necesario. El humor Marvel está implícito y asegurado. Pero no es necesariamente lo adecuado para todo tipo de lector. Sobre todo si espera encontrar exactamente lo mismo que en la película. Lo cual no es el caso, por cierto. Aunque veréis que Gunn tomó muchos elementos para construir la versión cinematográfica de estos héroes. 

Por otro lado, hemos de señalar que la serie sufre de un mal común a las colecciones de cómic de superhéroes que no son de primera línea: el cambio recurrente de ilustrador. Si bien Paul Pelletier firma (magníficamente) los siete primeros números contenidos en este tomo, su suplencia nos deja un poco descolocados. Aunque sus sustitutos Brad Walker, Victor Olorza y Wes Craig mantienen el nivel, el cambio de ilustrador principal lastra un poco la cohesión de estilo. A pesar de ello, ojo, hemos de señalar que la calidad se mantiene de uno a otros sin perdidas perceptibles.

Guardianes de la Galaxia Legado

En conjunto, hemos de decir que Guardianes de la Galaxia: Legado contiene de lo mejor de finales de los 2000 en materia de cómic Marvel.  Guardianes de la Galaxia: Legado recoge el material comprendido en los números USA de Guardians Of The Galaxy vol. 2, 1 al 12. Panini Comics lo ha editado este año al precio de 15,00 euros.

 

Valoración

Sorprendente y entretenido cómic de space opera con el que Abnett y Lanning rescataron a los secundarios cósmicos de Marvel, formando un supergrupo especial.

Hobby

83

Muy bueno

Lo mejor

La frescura de la historia, que incluso hoy se mantiene. Esa independencia de las grandes sagas como Civil War o Invasión Secreta.

Lo peor

Quizá excesivamente "cósmico" en cuanto ambientación. Quien espere una lectura literal de la película, se llevará un chasco.

Lecturas recomendadas