Análisis

Del juego al cine: The House of the Dead II

Por Daniel Quesada
-

ARGUMENTO: Un par de investigadores de la nueva cepa de "hipersapiens" (zombies) se une a un equipo de asalto, con la misión de extraer una muestra de sangre de los zombies originales en un campus universitario. Pero allí, los no muertos campan a sus anchas... 2005 - DIRIGIDA POR Michael Hurst - PROTAGONIZADA POR Emmanuelle Vaugier, Ed Quinn y Sticky Fingaz.

Que Uwe Boll dirija películas ya es malo de por sí, pero lo peor es que suele acarrear que otros directores piensen que lo harían mejor... y lancen secuelas. La primera The House of the Dead era un pestiño bastante importante, pero eso no detuvo al director Michael Hurst a la hora de embarcarse en una segunda parte. Quizá merecía la pena intentarlo: hay muchas películas de zombis que son verdaderos iconos. Pero, vamos, ya os decimos que este film no está en ese grupo...

En The House of the Dead 2, la acción transcurre en una de esos campus universitarios que tan acostumbrados estamos a ver en las pelis. Lo que parecía la típica noche fiestera y lujuriosa de esos campus (suponemos) acaba convertida en carnicería por una invasión de "hipersapiens": muertos que han vuelto a la vida y desarrollan una voracidad y agresividad sin límites. Vamos, que lo de "hipersapiens" en vez de zombis es una licencia para molar del guionista, porque estos no muertos son más tontos que un ladrillo.

Un paseo por el campus

La única vinculación que la película guarda con los videojuegos (aparte de los zombis) es la presencia al principio del doctor Curien, un científico pasado de rosca que, en su búsqueda de la fórmula de la inmortalidad, crea a los voraces hipersapiens. A partir de ahí, el protagonismo recae en Ellis y Alexandra, dos agentes que buscan una vacuna para la plaga de los hipersapiens. Ellos se unirán a un escuadrón del ejército para encontrar un especimen de la primera generación de zombis en ese campus.

Cabe destacar que en el reparto hay algún rostro conocido. Alexandra está interpretada por Emmanuelle Vougier, que a muchos sonará por interpretar a la novia de Charlie en Dos hombres y medio o a la del protagonista en el videojuego Need for Speed Carbono. Además, la soldado Rodríguez está interpretada por Nadine Velázquez, la sexi Catalina de Me llamo Earl.

Tetas y metralletas

El arranque de The House of the Dead 2, en plena fiesta despendolada de un campus, parece dar a entender que la película va a tirar por la típica mezcla de sexo y gore tan propia de este género. Juraría que no hay ni una sola chica en la película que no se quede en sujetador o directamente en top-less. De hecho, parece que el director es consciente de que tiene entre manos una película sin pretensiones y decide, sabiamente, reirse de ello. Vemos referencias "destroyer" a Paris Hilton, parodias de las típicas películas de comandos... Y, por supuesto, sangre a hectolitros. En concreto, ver cómo la sangre salta a los rostros de los protagonistas y ellos siguen hablando como si nada es una "sobrada" que hace gracia. No os perdáis tampoco la escena de la zombi bibliotecaria, que a pesar de estar muerta pide a los soldados que dejen de hacer ruido.

Pero a medida que la película avanza, intenta hacernos creer que estamos presenciando una aventura de supervivencia y drama... Es como si el director Michael Hurst se cansara a mitad de rodaje y decidiera poner el piloto automático, seguir el guión estándar del género y dárselas de George A. Romero con moralinas sobre la supervivencia y la muerte. Y, sin embargo, de vez en cuando le da por echar otro salpicón de sangre a la cara de los protas (está obsesionado, el amigo) o por soltar frases chorras tipo "si yo me convirtiera en zombi no tendría problema en morderte el culo".

¿Hipersapiens o hipercromagnones?

Si hay algo que saca de la película es la "capacidad selectiva" de los zombis. A los personajes claramente secundarios los asaltan, mordisquean y derriban. Sin embargo, cuando se trata de los dos protagonistas, los no muertos se distraen o los atacan con torpeza. ¡Si hasta hay un par de escenas en las que una decena de zombis les hacen una "melée" y salen indemnes!

En definitiva, con The House of the Dead 2 se pasa el rato, pero más por la presencia de los zombis que por un buen guión o una dirección solvente. El final da a entender que podría haber una tercera parte. Por suerte, ésta aún no ha llegado. Pero, al igual que un amanecer de los no muertos, podría producirse en cualquier momento... Antes de que eso suceda, ved el resto de películas basadas en videojuegos en nuestro especial Del juego al cine.

Valoración

Lo que arranca como una película gamberra de casquería, termina quedándose como un film de género más, pero con poco presupuesto. No es rematadamente mala, pero desde luego no es buena.

Hobby

49

Malo

Lo mejor

Los golpes de humor del principio.

Lo peor

Su nula originalidad. Que al principio nos da alguna esperanza de ser divertida.

Lecturas recomendadas