Análisis

Legend - Crítica del film de Tom Hardy

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Legend - DIRIGIDA POR: Brian Helgeland - PROTAGONIZADA POR: Tom Hardy, Emily Browning, David Thewlis, Christopher Eccleston, Taron Egerton y Tara Fitzgerald. Ya en cines.ARGUMENTO: Ronald y Reginald Kray son dos gángsters gemelos que hacen del crimen su oficio en los años 50 y 60 en Londres. Su imperio parece abocado al desastre cuando el segundo de ellos es conminado por su esposa a dejar "la mala vida".

En Legend, el nuevo Max Rockatansky y recién nominado al Oscar por su papel en El renacido, Tom Hardy, cambia de registro para meterse en los zapatos de los gemelos Reginald y Ronald Kray, dos gánsteres gemelos que existieron realmente y que asolaron las calles de Londres durante los años 60.

 

Fueron dos de los criminales más célebres de la historia de Gran Bretaña desarrollando su delictiva carrera con un ascenso creciente de asesinatos, robos y extorsiones en la zona del East End. Su influencia solo encontró un escollo cuando la esposa de Reginald trató de convencerlo de que asentara su vida y limpiara su nombre.

 



Brian Helgeland (L.A. Confidential, Robin Hood) se encarga de dirigir Legend, que toma como punto de partida la novela "The Profession of Violence: The Rise and Fall of the Kray Twins" de John Pearson. Sin embargo, no consigue encontrar el pretendido tono de biopic que tendría que conmovernos o asombrarnos como espectadores.

 

Es incontestable el hecho de que la mayor atracción de la película es ver al desdoblado Tom Hardy interpretando dos papeles que se suponen en un principio antagónicos pero que al final de la cinta demuestran ser más similares de lo que habíamos podido pensar. No solo nos referimos al hecho publicitario de que es el imán para el público, sino que es el meollo mismo del guión.

 


 

Si Reg representa la cordura y la estabilidad en Legend, el histriónico y psicopático Ron es su antítesis... O eso es lo que parece, porque su fama los convierte en una única entidad, como las dos caras de una misma moneda que no pueden existir de forma independiente.

 

Esa idea se traslada con eficacia, pero sin la brillantez de otros trabajos anteriores que le han hecho en otras ocasiones alcanzar los laureles al guionista Helgeland (la estatuilla dorada, sin ir más lejos). El aroma a Scorsese deja con hambre de más, buscando esa secuencia memorable que nunca llega, salvando, quizás, la pelea a golpe limpio entre los hermanos o alguno de los raptos de violencia del díscolo hermano.

 

 

En cuanto a la interpretación de Hardy, resulta convincente y los recursos puestos al servicio de que no notemos "los trucos" de que no tengamos a dos actores sino a uno solo, funcionan bien, pero es a la hora de poner en pie al personaje de Ron donde más notamos que su trabajo se desliza peligrosamente hacia la farsa, corriendo el riesgo de poner en peligro la credibilidad de la historia.

 

La principal pega es que, a pesar de su larga duración, Legend parece avanzar sin rumbo fijo, sin tener claro qué quiere contar o a dónde quiere llegar: ¿es un retrato de la mafia que se ha quedado solo en las apariencias y no ha sabido trascender?, ¿es una historia de violencia de género?, ¿acaso un relato de redención con una catarsis truncada?

 

 

Sea cual sea la respuesta a esas preguntas, hemos visto esta película ya muchas veces, le falta la chispa y el carisma necesarios para perdurar en la memoria y, aunque le dé pie a Hardy para realizar un valiente trabajo de camaleón, esta vez nos resulta muy difícil no ver al actor para ver al personaje, al menos, en el caso de Ron. Los habituales papeles en los que está más contenido le sientan mejor, aunque se agradece el riesgo.

 

Eso se acentúa si echamos un ojo al trabajo de otros intérpretes mucho menos conocidos como la magnífica Tatiana Maslany de Orphan Black, que verdaderamente se transforma en diversos personajes a lo largo de la trama de las serie haciéndonos perder el foco del hecho de que sea la misma persona.


En el reparto encontramos también a una poco convincente Emily Browning (Pompeya) que además aporta una voz en off bastante innecesaria y a Taron Egerton (Kingsman: servicio secreto) además del veterano David Thewlis a quien hemos visto en los últimos tiempos en cintas tan dispares como La teoría del todo o Regresión. Os dejamos con el tráiler de Legend:

Valoración

Como drama biográfico resulta bastante inverosímil y poco innovador. El principal atractivo de la película es el trabajo de Tom Hardy, y resulta bastante irregular. Una ocasión fallida de renovar el género.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El diseño de vestuario, la ambientación y algún chispazo del guión.

Lo peor

No aporta nada particularmente novedoso ni se ciñe a una visión realista tampoco.

Lecturas recomendadas