Análisis

Masivo análisis de Kirby Mass Attack

Por Adrián Perera
-

HAL Laboratory trae Kirby Mass Attack para los usuarios de Nintendo DS, con la promesa de divertirnos como su rosada mascota sabe hacerlo. Y con más razón, ahora que viene en decena, inspirándose en la estrategia de grupo de juegos como el clásico Lemmings o el barbilampiño arcade Swarm.

Tras los recientes éxitos de la Nintendo más conservadora, con títulos como el genial Donkey Kong de Retro Studios y el próximo Super Mario 3D Land, podemos apreciar una vuelta a los juegos de plataformas más tradicionales y divertidos, que tan bien han sabido retar y divertir a los jugadores. En Kirby Mass Attack no iba a ser menos. Añade el factor estrategia con un pequeño ejército de Kirbys y HAL Laboratory ha logrado aspirar sus buenas ideas y escupir toda una estrella con forma de cartucho de DS.

Popstar en peligro, otra vez...

La premisa del juego es tan sencilla como la saga de la bola rosada nos tiene acostumbrados. Kirby decide aventurarse a visitar las Islas Popopo, situadas al sur de Popstar. Como es normal en él, tan inocente y tranquilo, se tumbó a dormir en una fresca pradera, pero, de repente, el malvado Necrodeus, líder de la Tropa Calavera que busca sumergir la luz dentro de la oscuridad (sí, típica historia de un señor del mal), cubrió el cielo por la sombra y atacó a Kirby con su poderoso báculo, dividiéndolo en 10 versiones de sí mismo para poder derrotarlo.

Con solo un Kirby en pie y las esperanzas de salvar Popstar por los suelos, apareció una estrella en el cielo que no era otra que el propio corazón de Kirby, que escapó durante la división. De esta forma, su valeroso corazón lo guiará para encontrar el báculo de Necrodeus con la convicción de que así podría unirse de nuevo.

A partir de ese momento, el pequeño Kirby se dispone a recorrer los coloridos y variopintos escenarios de las islas Popopo. En ellos procederá a la búsqueda de sí mismo y a avanzar de isla en isla, derrotando a la Tropa Calavera, para terminar enfrentándose a Necrodeus.

A lo largo de un total de cinco mundos, compuestos por distintas etapas, Kirby tendrá que comer toda la fruta que pueda para ir reclutando a nuevos Kirbys. Sí, habéis leído bien, frutas: por primera vez el gorduflo deja su dieta alta en calorías para hacer caso al eslogan cinco frutas al día, aunque quizás se lo tomara demasiado en serio…

La unión hace la fuerza, esta vez sí.

Toda la mecánica de Kirby Mass Attack gira en torno al batallón de Kirbys que podremos forjar, con una fórmula magnífica y perfectamente integrada en la jugabilidad. Siguiendo el ejemplo de otros juegos basados en la estrategia de grupo, como el nintendero Pikmin e, incluso, tomando prestadas algunas herramientas de su propia saga, conseguimos disfrutar de esta entretenida masa de monísimos Kirbys.

A raíz de lo contado en el argumento, el control de los Kirbys se realiza íntegramente a través del stylus de NDS. Allá donde toquemos en la pantalla, aparecerá la brillante estrella de Kirby y todo el pelotón correrá hasta donde ésta se encuentre. Pulsando en un extremo de la pantalla, los Kirbys caminarán en ese sentido. Si pulsamos a un enemigo, daremos la orden de atacar. Si tocamos un objeto, los Kirbys se dirigirán hacia allí para cogerlo. Todas estas acciones pueden llevarse a cabo de una forma más rápida con un doble toque en la pantalla. De esta forma, el miniejército actuará con más énfasis: los kirbys correrán en lugar de andar, se agruparán de forma más rápida para acabar con los enemigos o huirán con más garbo de las adversidades del terreno y del escenario.

 

También disponemos de dos movimientos especiales para desenvolvernos por el escenario. Un ‘salto alto’ de constante utilidad que nos servirá para llegar a estratos superiores, agarrar objetos, romper bloques de estrella o atacar a los enemigos voladores, y que se realiza mediante un rápido desliz de muñeca. Luego tendremos un movimiento especial, inspirado en Kirby y el Pincel del Poder, que elevará al pelotón como una masa voladora, guiada por una línea que trazaremos con el stylus de la DS.

La masa rosada al ataque

Como nota distintiva, en Kirby Mass Attack no disponemos de la capacidad de inhalar tan característica de Kirby para copiar las habilidades de los enemigos, sin embargo, no es algo que se eche en falta, pues logra una buena mecánica, jugando siempre con la cantidad de Kirbys que dispongamos. Para acabar con los enemigos, basta con tocarlos para que los Kirbys se abalancen sobre ellos. Cuantos más tengamos, menos tardaremos en derrotarlos y a más objetivos podremos dirigirnos.

El movimiento de salto también tiene gran utilidad de cara a atacar a los enemigos, pues en muchas ocasiones estarán volando o su punto débil estará en una posición elevada a la que los Kirbys no llegarían de no ser por el salto. En palabras generales, estaremos gran parte de la aventura de Kirby Mass Attack haciendo de stylus y dirigiendo al ejército rosado contra los muchos objetivos que se nos presenta en la aventura.

Los enemigos finales y sub-jefes que nos acecharán en cada mundo tienen su forma particularde ser derrotados y siempre nos supondrá un reto acabar con ellos. Tras lo visto en Kirby Epic Yarn, la dificultad de la saga dejaba bastante que desear. Pues bien, en este nuevo Kirby la cosa cambia bastante. aunque no es un título extremadamente difícil, su dificultad reside en manejar, atacar y esquivar correcta y uniformemente al ingente grupo de Kirbys que, más de una vez, ocupará toda la pantalla de la DS. De ahí su comparación con el arcade Swarm de Xbox 360, aunque con menos espachurramientos y mutilaciones, ¡claro!

 

De esta forma, debemos estar en constante alerta para que ningún Kirby se nos quede atrás o en una posición vulnerable. En caso de que hieran a un Kirby, éste pasara a ser de color azul; si vuelve a recibir daño morirá y se convertirá en un ángel, al cual podremos salvar si somos rápidos y lo agarramos con otro camarada vivo, volviendo así a su forma de Kirby azul. Lógicamente habrán puntos de curación en los niveles, para poder reponer la vida de la tropa.

Las laberínticas Islas Popopo

Desde que Kirby se pasó a las pantallas con color, siempre se ha pintado sobre escenarios muy coloridos y alegres. En Kirby Mass Attack no iba a ser menos, y sobre todo teniendo en cuenta que se localiza en las sureñas islas de la estrella Popstar. En cada uno de los mundos predomina un tema concreto: El mundo del bosque, el desierto, el tropical, el volcánico y el de las sombras, aunque también podemos encontrarnos otros entornos, como viajes al espacio o visitas a los fondos submarinos.

El alborotado regimiento de Kirbys deberá superar las etapas para ir abriendo nuevos puentes arco iris y así llegar hasta las estrellas remolque, que lo llevarán a nuevos mundos. En cada etapa se requiere un número mínimo de Kirbys, según la dificultad que presente o las necesidades que solicite, pues además de jugar a pie también haremos uso de algún que otro vehículo, como un tanque rosado o una nave espacial, y objetos que necesiten un elevado número de Kirbys para ser activados.

Los escenarios se muestran muy alegres y agradables en el 2D tan simpático que caracteriza a la saga. La estructura y los diseños tienden a ser pasilleros y laberínticos, poniendo a nuestra disposición distintos caminos, pasajes secretos y atajos que añaden diversión y horas de juego. Gracias a ello y a las monedas de oro ocultas, la rejugabilidad de los niveles está más que asegurada.

También podemos observar cómo se emula la jugabilidad del Kirby Tilt 'n' Tumble de Game Boy Color en ciertos niveles donde viajaremos en un globo aerostático o subiremos por una torre que se tambalea. En ellos, según la distribución del peso de los Kirbys, haremos que el recinto se mueva hacia un lado u otro, permitiéndonos jugar con el escenario y logrando un acabado muy divertido.

La banda sonora de Kirby Mass Attack sigue la tónica de siempre, melodías muy simpáticas y alegres, por norma general. Moviditas y frenéticas en los momentos clave, y algo más tenebrosas en las luchas contra los jefes finales y mundos de terror. También es toda una delicia oír los ruiditos que hacen los Kirbys a cada momento, tendrán un sonido diferente para cada acción, formando una constante y divertida bulla.

Minijuegos y extras de mención aparte

Si algo tiene en común los mejores juegos de Nintendo es la gran cantidad y variedad de minijuegos que ofrecen en sus entregas. Tanto es así que incluso nacen juegos dedicados a este formato (como ocurre en los Mario Party) y Kirby Mass Attack se une a la fiesta. El ejército de Kirbys clava la bandera nintendera con orgullo y ofrece a sus jugadores un elenco de maravillosos y geniales minijuegos.

Según las monedas de oro que consigamos en el Modo historia iremos desbloqueando nuevos miniijuegos que van desde un frenético machacatopos hasta un originalísmo RPG con Kirby de protagonista.Con atención al Kirby Brawlball, un magnífico pinball que nos recuerda al añejo Kirby Pinball Land de Game Boy, donde debemos ir desbloqueando distintos bonus para enfrentarnos a 4 jefes finales de la saga Kirby, y Strato Patrol EOS un matamarcianos de lo más entretenido donde dirigiremos un mortal escuadrón de Kirbys.

En los minijuegos está muy presente el carácter de grupo que impregna a Kirby Mass Attack y además de los mencionados también podremos disfrutar de un 'cuenta Kirbys' o un minijuego de carreras de reflejos. También se ha implementado una lista de retos y logros, disponiendo así de ciertos desafíos que te harán repetir las etapas más de una vez.

Kirby Mass Attack deja muy claro que cuantos más seamos mejor lo pasaremos. Si se echaba en falta un nuevo título de Kirby para portátiles, esté compensará con creces la espera, pues sabrá entretenerte durante largas partidas gracias a su numerosa jugabilidad, intensa acción y retadora estrategia, bordado con el gran carisma de Kirby y todos los personajes que nos encontraremos en su nueva aventura para Nintendo DS. Un juego que nos sorprenderá a etapa a etapa y que nos aportará la variedad que pocos títulos saben ofrecernos, demostrando que los spin-off también tienen mucho que dar.

Valoración

10 Kirbys 'arrejuntados' para el disfrute de los jugadores más plataformeros, demostrando que el uso del stylus de la DS sigue siendo una buena alternativa de control.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Estrategia, acción, puzzles y diversión unidos de las manos de 10 adorables Kirbys

Lo peor

Se echa en falta un control manual para la cámara, pues su automatismo nos entorpece constantemente

Lecturas recomendadas