Análisis

Sherlock Holmes: The Devil's Daughter - Análisis para PC, PS4 y Xbox One

Por Clara Castaño Ruiz
-

Versión comentada: PS4

Sherlock Holmes: The Devil’s Daughter ya está disponible para PC, PS4 y Xbox One. Tras acompañar al detective británico por las calles de Londres, os traemos nuestro análisis de la aventura. Un título que sigue la estela de Crimes & Punishments, pero que añade algunas mejoras.

Watson, ya está aquí nuestro análisis de Sherlock Holmes: The Devil’s Daughter. El detective británico creado por Arthur Conan Doyle en 1887 regresa con una nueva aventura a nuestras consolas. En esta ocasión, tendrá que sacar su inteligencia y habilidades de observación a relucir para enfrentarse a cinco misteriosos casos y, más importante todavía, a un asunto familiar que le trae por la calle de la amargura. El octavo videojuego de la serie Adventure of Sherlock Holmes nos presenta un detective más humano y moderno que nunca. Frogwares, estudio que está detrás del juego, nos hace sentir que somos Sherlock Holmes y nos mete de lleno en una trepidante aventura que tiene más acción que nunca. Seguidnos para empezar con la investigación. 

 

Cinco casos para darle al coco

Siguiendo lo que vimos en Sherlock Holmes: Crimes & Punishments, en The Devil’s Daugther nos enfrentamos con cinco casos diferentes que se entremezclan con una historia personal del detective británico. Los casos son de lo más variados y van desde encontrar al desaparecido padre de un niño, hasta resolver las causas de un terrible accidente de tráfico. Todos nos obligan a estar muy atentos y agudizar la vista. La gran diferencia con respecto al anterior juego de la franquicia es el aumento de la acción. Si en Crimes & Punishments brillaba casi por su ausencia, en The Devil’s Daughter se ha potenciado para dar una mayor diversidad a la aventura. Eso sí, no os creáis que es como en Uncharted 4 o Quantum Break, todo es mucho más pausado y muchas veces tienen que ver con el uso de QTE. 

 

A parte de este aumento de la acción, la aventura se basa principalmente en exploración de los entornos para buscar pistas, diálogos/interrogatorios de los testigos o sospechosos, a los que debemos hacer un perfil psicológico para conocer mejor sus puntos débiles. Así, encontraremos pruebas concluyentes que nos llevan a señalar un culpable. Cada caso tiene al menos tres sospechosos y una duración aproximada de unas 3 horas y media, depende de si exploras más o menos los escenarios que son más grandes y menos pasilleros de lo habitual. Al igual que en Crimes & Punishments, podemos jugar en primera o tercera persona (basta con pulsar círculo para cambiar la perspectiva)

 

 

Uno de los cambios que se ha producido con respecto a la anterior aventura es que a la hora de crear un perfil del sospechoso o testigo, nos pueden dar más de una opción a elegir y, si no estamos acertados, crearemos un perfil incompleto. Nos explicamos, a la hora de mirar a los ojos a un niño vemos que están rojos y nos da la opción de seleccionar si ha llorado o tiene conjuntivitis, depende de nuestras dotes de deducción elegir una u otra. 

 

Los momentos de exploración no tienen mucho misterio, se basan en recorrer los escenarios para buscar pistas u objetos que nos puedan venir bien en la investigación. Normalmente, encima de los objetos interesantes aparece un punto y así sabemos que podemos interactuar con ellos pero, si tenemos dificultad para encontrarlos, podemos pulsar R1 para que se resalten. Además, en determinados momentos, tenemos que hacer uso del “sexto sentido” de Sherlock Holmes al que se accede con L1. Ya la vimos esta mecánica en la anterior aventura y nos resalta algún indicio con palabras para descubrir una prueba o alguna zona. 

 

 

Además de estas técnicas, tenemos que realizar muchas otras tareas en forma de minijuego o mecánica distinta. Por ejemplo: en una de las misiones tenemos que ganar una partida de petanca, un minijuego que se basa en usar el joystick para elegir la dirección en la que vamos a lanzar la bola y pulsar un botón para la potencia del lanzamiento. Si vencemos dos rondas de tres, Sherlock ganará un premio. Es una forma de que sintamos que formamos parte de la sociedad londinense. Por supuesto, no faltan los momentos de forzar cerraduras con la ganzúa, desactivar bombas, reconstruir cartas… En algunos escenarios también nos encontramos puzles, a veces totalmente ilógicos ya no tienes ninguna pista previa para superarlos y puede llegar a frustrar un poco. Si nos cansamos mucho de tropezar todo el rato en la misma piedra, tenemos la opción de usar el panel táctico del DualShock para saltarnos el puzle. 

 

Por último, tenemos el “espacio de deducción” que recrea de forma visual las conexiones neuronales que establecemos en el cerebro al asociar dos indicios o pistas. Cuantas más pruebas tenemos, más conexiones podemos crear y antes resolveremos el caso. Las asociaciones no son lineales y en algunas podemos optar por diferentes hipótesis, eso hace que no tengamos un único sospechoso. De nosotros depende meter al culpable correcto en la cárcel o no. También, y en determinadas circunstancias, podemos optar por no acusar al culpable. Al terminar cada caso, seremos evaluados en función de si hemos acertado con el acusado o nuestro comportamiento durante toda la investigación.  

 

Un paseo por el Londres victoriano

Ya os hemos dicho que en algún momento nos podemos quedar atascados en la aventura pero, no hay problema, a nuestro alcance tenemos el diario de Sherlock Holmes en el que se han guardado todas las pistas que hemos ido recogiendo. Basta con pulsar cuadrado para acceder y volver a revisar todos los indicios que hemos recogido en los escenarios del juego y repasar las conversaciones que hemos tenido. Además, es el lugar en el que nos podemos trasladar automáticamente por las localizaciones del juego ya que, las visitaremos muy a menudo. 

 

Si lo preferimos, también podemos caminar por las calles de Londres. Habéis leído bien, en Sherlock Holmes: The Devil’s Daughter tenemos la posibilidad de pasear por unas, no demasiado atestadas, calles londinenses. Esto hace que tengamos mayor sensación de mundo abierto, aunque con limitaciones, y que sintamos que realmente estamos en la piel de Sherlock. Estas caminatas nos sirven para recoger periódicos o encontrarnos con algunos minijuegos como tiro al dardo. Aunque son un buen intento de libertad, pueden resultar un poco confusas y al final es mejor utilizar un carro o el diario de Sherlock para trasladarse de un lugar a otro. 

 

 

 

A nivel técnico, The Devil’s Daughter es la segunda aventura de Sherlock que utiliza el motor gráfico Unreal Engine 3. Se nota un salto de calidad frente a la anterior aventura, los personajes están mejor recreados, gracias a la captura de movimientos con actores y los fondos son más detallistas.  Por su parte, las texturas están mucho mejor acabadas, aunque nos hemos encontrado algún fallo. Otro tema son las pantallas de carga que, aunque son más breves que en Crimes & Punishments, siguen muy presentes. En cuanto al apartado sonoro, la aventura viene con voces en inglés y con subtítulos en español, tanto menús como diálogos o documentos que nos encontramos en el juego. La música no resalta demasiado, pero acompaña bien nuestra investigación y algún tema es bastante resultón.  

Conclusión

Sherlock Holmes: The Devil’s Daughter no es una aventura rompedora dentro del género, pero si innovadora en la franquicia de Sherlock Holmes ya que se han añadido muchos más momentos de acción. Su cuidado argumento hace que sea especial, con multitud de situaciones a las que enfrentarnos. Se ha puesto especial énfasis en la jugabilidad y ya no resulta tan lenta como as anteriores aventuras de la saga. Además, y aunque no lo habíamos dicho antes, podemos jugar con más de un personaje, lo que enriquece la aventura. The Devil’s Daughter es un salto hacia adelante en la saga de Sherlock Holmes y ya está disponible para PC, PS4 y Xbox One. 

 

Ojo, la siguiente foto tiene Spoiler

Valoración

Sherlock Holmes: The Devil’s Daughter no es una aventura rompedora dentro del género, pero si innovadora en la franquicia de Sherlock al añadir mucha más acción. Si te gustó Crimes & Punishments, no te lo pienses y comienza la investigación.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

Un argumento muy bien escrito, aumento de la acción, obliga a pensar y tiene una correcta duración.

Lo peor

El final es demasiado brusco, algún pequeño fallo en las texturas, tiempos de carga y atascarse.

Lecturas recomendadas