Análisis

Sitges 2013: crítica de Machete Kills

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Machete Kills, el mismísimo presidente de Estados Unidos solicitará los servicios de Machete para acabar con el líder de un cartel que tiene en su poder un arma de destrucción masiva. Cuando se embarque en la misión descubrirá que hay otra persona tras él: el multimillonario Luther Voz, cuyo plan para terminar con la Tierra es aún más extremo.2013 - DIRIGIDA POR: - PROTAGONIZADA POR: Danny Trejo, Mel Gibson, Jessica Alba, Amber Heard, Alexa Vega, Michelle Rodríguez, Sofía Vergara, Vanessa Hudgens, Demián Bichir, Charlie Sheen, Lady Gaga, Cuba Gooding Jr., Edward James Olmos y Antonio Banderas.

La cinta de Robert Rodriguez comienza con un desconcertante tráiler espacial, ¿una broma? ¿Una futura secuela? Solo al final puede encajarse la pieza de este puzle.

Después comienza la acción con un Danny Trejo a prueba de balas, ahorcamientos y toda clase de muertes a las que es capaz de esquivar como icono equiparable al todopoderoso Chuck Norris. Esto unido a sus frases lapidarias consigue arrancarnos más de dos carcajadas.

Reclutado por un viciosillo presidente de los Estados Unidos encarnado por Carlos Estévez (AKA Charlie Sheen en su versión comercial destinada al público latino), tendrá como misión pararle los pies a Méndez (Demian Bichir), el líder de un cartel mexicano aquejado por una bipolaridad que le hace debatirse entre la personalidad de un activista y la de un auténtico demente.

Méndez tiene en su poder una bomba nuclear capaz de causar una desgracia en el corazón de Washington.

El enlace para llegar hasta él será Cereza (Vanessa Hudgens), una prostituta que ejerce en la casa de citas regentada por Desdémona, su madre (Sofía Vergara). Su trágico final encenderá la ira de Desdémona, que no dudará en utilizar su sexy arsenal conformado entre otras piezas por un sujetador-ametralladora.


Del mismo modo, Machete tendrá que vérselas con El camaleón, un asesino letal que es capaz de transformarse completamente para pasar inadvertido. También contribuye a mantener su anonimato el hecho de que no deje a nadie con vida a su paso.

Pronto Machete descubrirá que nadie es quien dice ser y que detrás de Méndez hay una mente aún más perturbada: la del multimillonario Luther Voz (Mel Gibson), cuyos planes de destrucción tienen una escala global.

La película arranca con un sentido del humor muy próximo a trabajos anteriores de Robert Rodriguez que cuenta con ese encanto propio de meter en la coctelera muchos géneros diferentes y cachondearse de lo lindo tanto de sus personajes como de los actores que los interpretan (la cúspide de esto sería ese presidente fumeta, mujeriego y amante del alcohol, ¿de verdad se puede decir que Charlie Sheen actúa en la peli o más bien hace de sí mismo con la bandera detrás?).

A una primera parte realmente hilarante, le sigue una paulatina pérdida de ritmo que tiene su base en dos cuestiones: demasiados personajes por un lado y por el otro historias que no terminan de casar unas con otras, como si fueran sketches inconexos. Así que uno de sus principales ganchos termina transformándose en uno de sus talones de Aquiles. El aireado cameo de Lady Gaga como actriz debutante resulta especialmente insatisfactorio por su brevedad y su carácter aislado.

Quizás esto sea lo de menos en una película que pretende claramente tender al absurdo y al exceso y que encuentra en esa baza su mejor aliado, pero también es cierto que se aprecia cierta falta de frescura que lastra un poco el metraje en su parte central, en la que (he aquí el delito) la película se torna un ligeramente aburrida a pesar de su voluntad megalómana.

Esta película le encantará a los fans de la violencia gratuita y sanguinolienta, y a quienes busquen muchas mujeres explosivas tanto en el plano sexual como en el guerrero y tengan a bien empatizar con este Machete capaz de viajar a los confines del espacio por obtener venganza, o terminar su misión, o lo que demonios quiera que sea que hace en esta película de guión loco.

Machete Kills es una mamarachada descomunal (con fotografía muy contrastada y estética prestada del cómic) y, obviamente, se va a llevar las collejas de los críticos que busquen algo más allá puro entretenimiento y el desfile de caras conocidas por la pantalla, pero ¡qué demonios! De vez en cuando hacen falta películas como ésta en las que la historia es lo de menos. Las risas que proporciona cumplen con las expectativas a pesar de todo, ¡lástima que no mantenga el tono del comienzo hasta el último momento!

Valoración

Excéntrica comedia de ritmo irregular que, de haber mantenido el tono de la primera media hora de metraje, sería de las mejores del año pero que se diluye en el maremágnum de cameos y el farragoso guión.

Hobby

66

Aceptable

Lo mejor

Los momentos hilarantes que se entretejen en la trama y el tráiler del comienzo, ¡toma crossover!

Lo peor

La falta de uniformidad del guión en el que se terminan espaciando demasiado los gags.

Lecturas recomendadas