Hasta el último hombre
Análisis

Hasta el último hombre - Crítica de la película bélica de Mel Gibson

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de la película bélica de Mel Gibson Hasta el último hombre (Hacksaw Ridge) con Andrew Garfield, Vince Vaughn, Hugo Weaving, Teresa Palmer y Sam Worthington. Estrenada el 7 de diciembre de 2016.

Vivimos en un mundo polarizado y extremadamente politizado así que cuando vas a ver una película dirigida por Mel Gibson ya tienes una pesada mochila de prejuicios de la que puedes ir desprendiéndote si quieres, por un lado, disfrutar de la experiencia cinematográfica en sí misma y, por el otro, tratar de extraer tus propias conclusiones sin estar mediatizada por opiniones ajenas.

Si consigues hacer eso, es probable que Hasta el último hombre (Hacksaw Ridge) te sorprenda e incluso te haga saltar un fusible porque la película va a removerte por dentro y va a dejarte pensando durante bastante tiempo acerca de lo que te han querido contar y cómo.

La cinta narra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la Batalla de Okinawa, en la II Guerra Mundial, y se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso. Pero eso lo dejamos para los créditos finales, donde descubrimos al personaje real y a los que lo conocieron relatando de primera mano hechos que hemos visto durante la propia película dramatizados.

En lo que pone el foco Gibson y su tándem de guionistas compuesto por Robert Schenkkan y Andrew Knight es en la génesis del héroe que se nutre del sentimiento de culpa que nace del odio hacia su padre, su profunda religiosidad y su capacidad para proteger la vida en medio de una guerra devastadora. El punto de vista es muy honesto: no hay trampa ni cartón y en ningún momento trata de vendernos una moto que no supiéramos de antemano que nos iba a ofrecer. Todos conocemos el posicionamiento el director pero como decía más arriba, si nos lo guardamos en el bolsillo y "pasamos por el aro" de la puesta en escena megalómana y el relato que roza la hagiografía, tenemos mucho de lo que disfrutar.

HACKSAW RIDGE

Como narrador Gibson se muestra contundente y certero sobre todo en el segundo arco de la película, con el que consigue emocionar de veras al espectador. La reflexión llega después de este sentimiento y es el que te hace plantearte si la forma es adecuada para el mensaje... aquí viene el cortocircuito. Resulta que la parte más poderosa y brutal de la película es la que más te traslada ese sustrato antibelicista. Así que sí, es como cuando los Simpson se cachondean del consumismo de Krusty mientras lanza todo tipo de merchan de la serie. 

Nada que objetar al tratamiento de la guerra. Las primeras reacciones me hicieron temer que hubiese un baño gratuito de sangre y vísceras y sí, es cierto que la visión que se da es descarnada, pero reitero que nada que no saliera de la boca de los veteranos supervivientes. Hasta se agradece el realismo, las pesadillas de los soldados cuando conseguían echar una cabezada y las penurias en el campo de batalla porque es lo que dota a toda esta narración de realismo.

HACKSAW RIDGE

Con diferencia la parte más endeble de Hasta el último hombre es la primera. Hay demasiado esfuerzo en justificar el posicionamiento ideológico del personaje, que de por sí es paradójico, así que es casi tiempo perdido. El romance entra con calzador y no porque la intérprete, Teresa Palmer, haga un mal trabajo o no tenga química con Andrew Garfield sino porque es un tanto innecesario que se abunde tanto en él, si bien es clave a la hora de entender al personaje que se acerca por primera vez a la medicina a través de ella.

Sea como fuere, también es un tanto repetitivo mostrar la relación con su padre, (un magnífico Hugo Weaving, por cierto) y donde más patina la historia es en el tratamiento previo cuartelario. Demasiados personajes, no nos da tiempo a familiarizarnos con todos ellos ni con sus motes y Vince Vaughan en un rol que os será familiar si sois fans de Kubrick. Esta primera parte está llena de clichés del género y no aporta nada demasiado nuevo.

HACKSAW RIDGE

Cuando se viene arriba es cuando nos mete en las trincheras y nos hace partícipes de la guerra en primera persona. El hecho de que el protagonista sea pacifista, se niegue a tomar un arma y sea capaz de asistir tanto a soldados estadounidenses como japoneses debería ser una fuente de inspiración, independientemente de su credo pero para muchos su posicionamiento religioso será un lastre.

Hasta el último hombre sorpende, espanta, emociona y tiene un punto de hiperbólico que a ratos le viene bien y a ratos le viene muy mal porque el exceso es innecesario. La historia en sí misma ya es lo suficientemente impactante como para no precisar de tantos subrayados (la camilla de Doss contra el cielo brumoso, la biblia perdida en el campo de batalla... casi se pasa de frenada con el panfleto, pero está ahí, ahí). 

En el plano de las interpretaciones, Vaughan es el peor fichaje, siempre parece a punto de echarse a reír y si en momentos puntuales cierto alivio cómico se agradece en otros le resta enteros al drama. Y no tengo claro si Garfield es la mejor elección para el papel protagonista. Hace un buen trabajo y personalmente me alegro de que enderece su carrera después de haber sido vapuleado de forma inmisericorde por su papel en The Amazing Spider-Man, pero el casting podría ser más sólido. 

Lo dicho: estamos ante un contundente drama bélico, emotivo, con una realización impecable, un montaje brutal, una foto muy acertada y un guión con partes muy mejorables que se crece en su tramo final. No estará entre mis películas preferidas del año, pero la he disfrutado de verdad a pesar de sus clamorosas contradicciones. Esta tarde daremos a conocer a los ganadores de nuestro concurso en el que podéis conseguir entradas para ver la película y un pack de gorra y camiseta.

Valoración

Ni la mejor película bélica de la historia ni un leño infumable. Mel Gilbon realiza una película honesta y un tanto paradójica que consigue dejarte pensando ¿es un relato antibelicista o una oda a la guerra?

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

El segundo arco en el que se centra en la guerra y la batalla de Hacksaw Ridge. Tiene un tempo perfecto, es desgarrador y emocionante.

Lo peor

La primera parte de la película carece de la fuerza de la segunda. A todas luces está pasada de metraje y no todas las interpretaciones son de Oscar.

Lecturas recomendadas