Ir al contenido principal

Mentiras que todos creemos por culpa del cine y las series

mentiras del cine
Gracias a las películas y series de televisión, son muchos los mitos que no son científicamente reales pero que todo el mundo da por ciertos. Repasamos todos esos bulos convertidos en falsa realidad gracias al séptimo arte.

El cine engaña mucho y no, no nos referimos a clichés tales como que la supermodelo acaba liándose con el nerd de turno, que si una persona es fea seguramente también sea un genio científico o, ¿por qué no decirlo?, que todo el mundo puede caerse desde un segundo piso y seguir corriendo como si tal cosa detrás del malo. 

Hemos reunido 10 mentiras que todos creemos por culpa del cine y las series que demuestran que hay cosas que son científicamente improbables y que ponerlas en práctica puede ser o una necedad o una total pérdida de tiempo. Ya hablemos de cómo La Guerra de las Galaxias se ha limpiado las narices con las leyes de la física o de las fantasmadas practicadas en El Caballero Oscuro de Nolan, veréis que hay muchos mitos que el cine ha fabricado y que mucha gente da por válidos.

Pero ojo, estas mentiras no solo se aplican al cine fantástico o de superhéroes, el cine de acción o de suspense también cuenta cada una que... bueno, mejor os lo vamos mostrando en el siguiente reportaje, para que alucinéis. De hecho, casi todas suelen ser ya recursos narrativos propios de la ficción, que casi nadie pone en duda. Eso sí, no os pongáis en casa a practicarlos con el fin de llevarnos la contraria. A ver si luego os vais a arrepentir y tenemos todos un disgusto.

Atravesar cristales es fácil y seguro

Atravesar cristales no es fácil ni seguro

Un recurso habitual en los cómics y el cine de superhéroes, y también en el género de acción, es el del héroe atravesando un cristal o una ventana, como si fuera papel, a fin de saltar al exterior, pillar a los malos por sorpresa o vaya usted a saber qué.

Lo hemos visto en Batman Begins, en las pelis de Zack Snyder, Kick-Ass y otros tantos títulos del género. Pero ojo, jugar con cristales no es nada sano, como ya descubrieron los pies de John McClane en La Jungla de Cristal (Die Hard). Primero por el golpetazo y, segundo, por los cortes.

Los cameos más extraños y divertidos de la historia del cine

Para empezar, romper un cristal no es nada fácil. En muchas películas vemos que el prota rompe el ventanal con una silla o algo parecido. Para romper un cristal haría falta una fuerza tremenda o, en su defecto, atravesarlo a una velocidad considerable. Así que imaginad la fuerza con la que el Comediante lo haría en la secuencia inicial de Watchmen. Posiblemente no le matara la caída, más bien el golpetazo.

Segundo, y no menos importante. Si el golpe no te mata, lo harán los cristales. Muy posiblemente las esquirlas te harán tantos cortes que casi seguro acabarás desangrándote poco después de cometer tal temeridad. Así que, recordad, no juguéis con los ventanales. 

30 segundos para localizar la llamada

30 segundos para localizar la llamada

Si seguís series de corte policial, películas de espías y thrillers en general, estaréis acostumbrados a lo de que hay mantener descolgado el teléfono 30 segundos para localizar la llamada. Esto, sin ir más lejos lo hemos visto en series como The Blacklist, donde es un recurso narrativo habitual. 

Realmente no es así. En los años 80 se tardaba mucho más de treinta segundos (o tres minutos) para localizar una llamada, con suerte y teniendo el apoyo logístico de la compañía telefónica. A día de hoy esto es menos complicado. El rastreo puede hacerse, pero requiere el consentimiento de la compañía y puede tardar fácilmente más de 30 minutos. 

10 estrellas del porno que saltaron al cine convencional

Por ese motivo, las fuerzas de seguridad pueden realizar el seguimiento de forma más rápida. Sobre todo con la introducción de los mecanismos de conmutación electrónica que se impusieron en los años 80. Por otro lado, el GPS (o Galileo) también permite geolocalizar el dispositivo en cuestión. De ahí que, incluso una vez se haya colgado, el dispositivo también puede ser rastreado. 

Coches que explotan al dispararles o al volcarse

Coches que explotan al dispararles o al volcarse

Tanto series como la de El Equipo A o tantísimas películas como las de la saga Fast & Furious nos han intentado vender que si un coche vuelca inmediatamente estalla en una nube de fuego y humo. Y lo mismo sucede si le pegamos un tiro a cualquier parte del chasis al azar.

En realidad, un coche puede explotar si se vuelca o si se le dispara con un tipo de munición concreta y en lugares precisos. Pero no siempre y no inmediatamente. Por un lado, si un coche vuelca puede haber un escape de gasolina, un fallo eléctrico o cualquier otra causa que podría hacerle explotar, pero siempre pasado un tiempo desde el accidente. Por otro, para hacerlo estallar de un disparo, deberíamos dispararle con un tipo de munición especial, como balas incendiarias, por ejemplo.

10 escenas que aterrorizaron de verdad a los actores mientras las rodaban

En cualquier caso, tened presente que la gasolina no explota así como así. Por poneros un ejemplo, y de paso desmontamos otro mito: si tiráis una colilla o una cerilla a un bidón de gasolina, seguramente se apaguen en lugar de hacer arder el líquido. Otra cosa muy distinta es si tiramos una antorcha o le pegamos fuego con un lanzallamas. Eso sí, tampoco esperéis una explosión, pero sí desatar un pequeño infierno. 

El Tiranosaurio, imponente y terrible

Un estudio cuestiona que el tiranosaurio rex pudiese rugir

Parque Jurásico cometió bastantes errores científicos a la hora de representar a los dinosaurios. Si bien es cierto que, de acuerdo con Jurassic World, los bichos protagonistas de la saga no son "dinosaurios per sé" si no monstruos genéticos creados por el hombre y que las películas se hicieron de acuerdo a lo que se sabía de estas criaturas en los años 90, y por tanto podemos aceptar muchos de estos errores.

Pongamos por ejemplo al Tiranosaurio. Todos tenemos en mente al temible saurio, que era capaz de correr, rugir y dar mucho miedo, debido a su potente mandíbula, a pesar de ser un cegato de tres pares de narices. La verdad deja un poco por los suelos la versión clásica del bicho, que Spielberg nos vendió tan bien.

Los 20 actores y actrices más taquilleros de la historia del cine

De acuerdo con los últimos estudios, el Tiranousario Rex no era capaz de correr, y tampoco debía de rugir precisamente. Más bien sería una especie de gallina u ornitorrinco de treinta metros, con buche y plumas. Eso sí, con un apetito voraz. Además, tampoco debía de ser un animal corto de vista (o eso se ha sugerido). Las teorías más recientes apuntan a que tendría una visión estereoscópica bastante aguda

Con todo, ni los paleontólogos se ponen de acuerdo. Ahora, una rama de la sociedad científica defiende los postulados clásicos, señalando que lo de las plumas y demás son "inventos modernos". La verdad es que (por suerte) nunca sabremos qué aspecto tenía este bicho en realidad, ni sus hábitos ni qué sonido haría. 

Explosiones y sonido en el espacio

x wing, star wars,

Como bien decían en Alien: El Octavo Pasajero... "En el espacio nadie puede oír tus gritos". Y es verdad, no porque estés muy lejos de cualquier mundo habitado o porque el xenomorfo de turno te esté masticando la tráquea. La cuestión es que en el espacio el sonido no se transmite debido al vacío. De ahí que los ruidos de phasers, torpedos de protones, los motores de las naves o las explosiones típicas del género de la Space Opera sean bastante falsos.

Predicciones del cine de ciencia ficción que se han hecho realidad

Todos tenemos en mente Star Wars y Star Trek y los bulos que han creado. Y entre ellos está el hecho de que no puede haber grandes explosiones ni naves en llamas en las improbables batallas galácticas. Para que se propague el fuego haría falta oxígeno, algo que en el vacío del espacio se disipa rápidamente. De ahí que, si acaso, las explosiones serían como flashes de luz y poco más, durando tan solo un instante. Como veis, todo sería mucho menos espectacular.

Los silenciadores no hacen ruido

James Bond: Pistola con silenciador

Bond, James Bond, nos ha tenido durante mucho tiempo engañado. Las películas de 007 y el cine de espías principalmente decían mostraban como los silenciadores no evitan casi totalmente el ruido en un disparo. Esto es falso, por mucho que lo hayamos puesto en práctica en numerosas ocasiones en juegos como Metal Gear Solid, por poner un ejemplo. 

En realidad, el silenciador amortigua ligeramente el ruido, pero no lo ciegan. De hecho, se producen tres ruidos al disparar: 1. La explosión de la pólvora al detonar el disparo. 2. La bala rompiendo la barrera del sonido al ser disparada (e impactar) y 3. El casquillo saliendo por la recámara y, posiblemente, cayendo al suelo. Tres sonidos que no son precisamente suaves. 

En términos científicos, el disparo de una pistola de calibre medio puede alcanzar los 160 decibelios. Con silenciador, la cosa se reduce a 120. ¡La de veces que Solid Snake hubiera dado la alarma si los juegos fueran científicamente correctos!

El cloroformo es inmediato

El cloroformo NO es inmediato

No, el efecto del cloroformo no es inmediato. Debido a numerosas películas de terror, de secuestros y demás historias inquietantes, creemos que el cloroformo es la solución idónea para dejar roque a nuestra víctima y con ello hacerla dormir unas cuantas horas, mientras nosotros nos dedicamos a... bueno, a lo que sea.

En realidad, el cloroformo no es tan efectivo como el cine nos ha hecho creer. Por el contrario es bastante inútil. Para empezar no es inmediato, si no que tarda un buen rato en hacer efecto y suelta un olor bastante fuerte. De ahí que la víctima pueda resistirse y haría falta ser una persona realmente fuerte para retenerla con el trapo en la cara, al menos cinco minutos.

Comprobad cuántas veces se ha utilizado este truco en las mejores series de suspense

Y, ojo, no solo eso. Aunque muchas películas de suspense nos dicen lo contrario, el cloroformo no dura horas ni deja fuera de combate del todo. Si acaso, atonta y hace que la persona que lo haya inhalado esté mareada y sea más fácil reducirla. Nada más. 

Abrir candados con pistolas o escopetas

Abrir candados con pistolas o escopetas

Durante Misión Imposible: Fallout, vemos como Benji (Simon Pegg) se lo piensa bastante antes de abrir un candado de un disparo. Aunque la película ya de por sí tiene algunos momentos tan increíbles como exagerados, en esta ocasión podríamos decir que el espía recapacita correctamente.

Disparar a quemarropa a un candado es una necedad. Primero porque el candado puede aguantar el disparo si es un calibre pequeño. Y, segundo, porque posiblemente la bala rebote. Por otro lado, intentarlo con una escopeta tampoco es una buena idea, ya que puedes acabar con una buena ración de perdigones por todo el cuerpo. Así que, tú mismo. 

Una bala en cualquier parte del cuerpo, mata inmediatamente

Platoon

Diversos shooters nos han creado la falsa impresión de que si disparas a una persona en cualquier parte del cuerpo la matas. Independientemente de si lo haces desde cincuenta metros, con un barret, una escopeta o una derringer. En realidad, la cosa no es tan sencilla.

Por un lado, hay lugares donde la herida es mortal. El corazón o la cabeza, por ejemplo, y tampoco hace falta que sea una bala de calibre muy pesado. Pero, como nos enseñó Sherlock, un disparo en ciertas partes del cuerpo no te mata per sé. Lo que te puede matar es el shock subsiguiente o la pérdida de sangre.

Errores de atrezzo y vestuarios que dejaron en ridículo buenas películas

Por otro lado, los disparos en la cabeza no suelen ser muy limpios. En realidad, el cambio de presión por la entrada de la bala suele hacer que el cráneo explote como una sandía al arrojarla contra el suelo. De ahí que la cosa tenga mal cariz y peor arreglo. En ocasiones, si el calibre es pequeño, la bala puede quedar alojada en el cráneo y no matar al sujeto. Pero mejor no intentarlo, por lo que pueda pasar.

Además, hay que tener en cuenta los calibres y tipos de munición. Algunas balas no matan por el punto de entrada, sino por el de salida. Esto es, la bala penetra en el cuerpo, se rompe en el interior y sale explotando por el punto opuesto. Es como si alguien metiera las manos dentro de las tripas de otra persona y abriera el puño dentro. Sí, es tan asqueroso como doloroso. 

Campos de asteroides como campos de minas

Campos de asteroides

Una de las mejores secuencias de El Imperio Contraataca nos muestra como Han Solo debe navegar por un campo de asteroides huyendo de los cazas TIE imperiales. Esta trepidante secuencia es una de las grandes persecuciones del cine, ya que vemos al piloto del Halcón Milenario esquivar a sus perseguidores en un mar de grandes y apretados peñascos.

En la realidad, Solo no habría tenido tan pocas probabilidades de sobrevivir al campo de asteroides como decía C3PO y, muy posiblemente, los pilotos TIE habrían salido mucho mejor parados. Entre asteroide y asteroide suele haber muchísimos kilómetros. De ahí que chocar con uno resulte más bien complicado, salvo que seas un piloto muy torpe. O uno de los malos, claro.

Y eso es todo. Por supuesto, hay muchos más mitos creados por el cine y la televisión que no hemos incluido: El uso del desfibrilador, el trabajo de los forenses y su papel en la resolución de casos, las escenas de los crímenes y las técnicas de la policía científica... o que un ornitorrinco puede ser una gran mascota.

Si tenéis ideas sobre más mentiras que nos han colado el cine y la televisión, os invitamos a que nos las dejéis en la sección de comentarios.  

Y además