Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Las películas y series que ha abandonado David Fincher

Misión Imposible 3
Foto del redactor Piedad Milicua
Si como nosotros eres un amante del cine de David Fincher, no te pierdas este reportaje en el que repasamos los proyectos a los que estuvo ligado Fincher, pero que lamentablemente nunca se hicieron realidad porque el controvertido directo decidió abandonarlos. Algunos son realmente curiosos, no te lo pierdas.

En el mes de agosto cumplía 57 años como uno de los directores más brillantes de su generación, ha trabajado con Madonna o Aerosmith, ha participado en franquicias como Alien, ha hecho películas con la violencia como late motiv, y actualmente triunfa en la televisión, a través de un plataforma de streaming como es Netflix, con Mindhunter, una serie sobre asesinos en serie sin una gota de sangre.

David Fincher es único e inigualable, y tener su nombre atado a un proyecto, significa un éxito casi asegurado, pero no es, precisamente, una persona con la que sea sencillo trabajar. El propio Holt McCallany, Bill Tench en Mindhunter, confirmaba hace poco la leyenda de que a Fincher le gusta hacer más de una toma y más de diez Fincher tiene claro lo que quiere y lucha hasta conseguirlo y si no lo obtiene pues, directamente abandona el proyecto, dejando a los ejecutivos de los grandes estudios con la boca abierta.

Y como nos fascina este director y ya hay muchos artículos sobre las muchas películas que sí ha rodado, nosotros hemos preferido repasar los proyectos a los que estuvo ligado Fincher, pero que nunca se hicieron porque decidió abandonarlos.

Utopia (TV)

En 2013, Channel 4 estrenaba en Reino Unido Utopia, una extraña serie sobre un grupo de personas que se conocer por internet y que son perseguidos por unos peligrosos mercenarios a causa de un misterioso cómic, cuyos colores amarillos y la intriga de su historia la convirtió en un fenómeno mundial. Y como suele hacer Hollywood habitualmente, si algo funciona al otro lado del charco, ¿por qué no hacer un remake a la americana? Así se lo planteó HBO y se lo propuso al director, que aceptó el reto sin pestañear. No obstante, durante el proceso de preproducción, el presupuesto empezó a bajar hasta cuotas que no le gustaron nada a Fincher, que acabó por abandonar el proyecto. 

Las películas menos conocidas de los actores más famosos

Como curiosidad, Mindhunter también empezó a desarrollarse para HBO, pero varios problemas con el guion del piloto provocaron que David Fincher y Charlize Theron, su productora ejecutiva, se llevaran el proyecto a otra plataforma, en este caso Netflix, que no le pone tantas pegas al director.

20.000 Leguas de viaje submarino

También en 2013, David Fincher estaba preparando la maleta para viajar a Australia y ponerse a dirigir el hit de Disney de ese verano: una versión moderno del clásico de literatura de Julio Verne, 20.000 Leguas de viaje submarino. El director describía así el proyecto: "íbamos a hacer una película protagonizada por Osama bin Nemo, un príncipe de Oriente Medio, de una familia rica, que había decidido que el imperialismo occidental es malo y se debía luchar contra él"

Por sorprendente que parezca, a Disney le pareció bien el proyecto, pero todo se fastidió durante el proceso de casting, después de meses de hacer audiciones a prácticamente todo el mundo, se eligieron tres posibles actores para interpretar al protagonista, pero el estudio no estaba convencido con ninguno de los tres ya que quería a caras conocidas que, por lo menos, atrayesen al público al cine como colchón a los 200 millones de dólares que planeaba gastarse en el proyecto. Después de varias idas y venidas, Fincher no cedió y abandonó el proyecto. 

Misión: Imposible 3

Misión Imposible

Para todos aquellos fans de la saga Misión: Imposible, sin duda, la tercera entrega fue todo un punto de inflexión pero no precisamente por David Fincher. Fue J.J. Abrams (Star Wars: Episodio VII) el que consiguió darle profundidad a la saga de Tom Cruise, que en sus dos primeras entregas solo se centraba en ser un entretenimiento palomitero al más alto nivel. Por supuesto, la versión que Fincher empezó a desarrollar para Paramount era mucho más oscura de lo que al final acabó siendo la que se estrenó.

Las películas de David Fincher mejor valoradas por los usuarios de Amazon

El director proponía convertir la franquicia del espía de Ethan Hunt en una cinta de calificación R sobre el comercio ilegal de partes del cuerpo humano en África, con "mucha violencia". Esta vez fue el estudio el que se retiró. 

Spider-Man

Efectivamente, antes de que llegase el Spider-man de Sam Raimi y siquiera existiese una saga de Christopher Nolan de un superhéroe, pudo haber habido una película basada en un cómic dirigida por David Fincher, en este caso de Marvel en vez de DC. Fincher desarrolló una idea y se la presentó a Sony pero esta no prosperó.

Cuando le preguntaron por este proyecto años más tarde describió la película de Raimi como "una cinta de superhéroes de Marvel" y que la suya iba a ser "muy diferente. No era una película sobre adolescentes, sino sobre un tipo que había asumido que era un bicho raro". Seguramente en el Spider-Man de Fincher la historia de orígenes no hubiese durado ni diez minutos. Aquí puedes leer nuestra crítica de la película Spider-man de 2002.

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Para ser un director con tanta personalidad como David Fincher, es llamativo comprobar a cuantos remakes ha estado ligado. Es cierto que el de Utopía no salió adelante, pero sí el de la primera parte de la saga Millenium, Los hombres que no amaban a las mujeres.

10 curiosidades muy locas de las películas de Stanley Kubrick

Por supuesto, la consecución lógica de esta película era la de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, pero después de que la primera cinta le costase 90 millones de dólares al estudio y "solo" recaudase 232 millones de dólares en todo el mundo, el presupuesto para la secuela bajó drásticamente. Fincher decidió abandonar el proyecto que, tras un tiempo en el limbo de la preproducción, acabó rodándose bajo las órdenes del uruguayo Fede Álvarez, que pasó sin pena ni gloria por la taquilla. 

Steve Jobs 

Fincher quiso repetir el gran trabajo que hizo con La red social y volver a repetir con un guion de Aaron Sorkin. El director se puso manos a la obra y empezó a hacer castings pero su primera y única elección siempre fue el actor Christian Bale, el problema es que, por contrato, el intérprete exige que se le pague 10 millones de dólares por adelantado, lo que desbarataba el presupuesto de la cinta.

Fincher luchó porque el actor protagonizase el biopic pero ni Christian Bale ni Universal estaban dispuestos a ceder, así que primero se fue el galés y después, el director. Finalmente fue Danny Boyle el que se hizo con la película con Michael Fassbender como Steve Jobs, lo que le hizo obtener su segunda nominación a los Oscar. 

Conoce cómo trabajamos en HobbyConsolas.