Los 10 trabajos más extraños y surrealistas del mundo

Si estás en búsqueda activa de empleo, te ofrecemos varias opciones para ampliar tus horizontes. En algunos no necesitarás madrugar, en otros pagarías por trabajar, mientras que puede que muchos de ellos jamás creerías que existen. 

Si quieres conocer los trabajos más raros del mundo, sólo tienes que echar un vistazo a nuestra lista. Desde sexador de pollos, hasta probador de camas de lujo. Muchos de ellos te sorprenderán. Pincha en siguiente y descúbrelos:

Probador de camas de lujo

Probablemente sea el trabajo menos estresante del mundo. Y es que, que te paguen por dormir, debe ser especialmente relajante. El trabajo consiste en tumbarse en una cama, en mitad de una tienda donde se vendan estos productos, y dormir de 10 de la mañana a 18:00. A continuación, sólo tendrás que contar la experiencia en un blog. 

Probador camas lujo trabajos más raros del mundo

Aunque parezca extraño, este trabajo es más habitual de lo que parece en Estados Unidos. Y es que este es el empleo ideal para muchos, ya que el único requisito es tener un sueño profundo.

Hideo Kojima compara sus trabajos con la alta cocina

Testeador de olores

¿Utilizas desodorante a diario? Después de esto, cada vez que te apliques este producto te acordarás de que alguien, en algún lugar de planeta, tuvo que estar oliendo axilas sudadas hasta que el artículo funcionó. Además de ser uno de los trabajos más raros del mundo, también es uno de los mejor pagados

Testeador olores trabajos más raros del mundo

Estos profesionales también son contratados en compañías de perfume, vinos o coches (para los aromas de la tapicería). Una persona que sea testeadora de olores puede llegar a cobrar más de 30.000 euros al año, que equivale a unos 2.500 euros al mes.

Paseador de patos

Edward Pembroke trabajó durante más de 50 años como paseador de patos para el Hotel Peabody de Memphis, hasta que se retiró. Su trabajo consistía en acompañar a unos patos para que estos bebiesen y se refrescaran hasta la fuente del jardín principal del complejo.

Paseador de patos trabajos más raros del mundo

Todo comenzó cuando, en 1933, el gerente del hotel decidió dejarlos allí después de un fin de semana de caza en Arkansas. Un botones se ofreció a cuidar de ellos y así se convirtió en el "Maestro de los patos". Todos los días a las 11 de la mañana los animales pasean por una alfombra roja cual estrellas de Hollywood, hasta llegar a la fuente de mármol italiano. La ceremonia de vuelta es a las 17:00.

Las 5 cosas de McDonald's que nunca comen sus empleados pero vuelven loco a Homer Simpson

Ondeador de banderas

Para ofrecer un mejor servicio a sus clientes, el Hotel Rambahj Palace (India) tuvo que crear un nuevo trabajo dentro del edificio: ondeador de banderas. ¿La razón? Los pájaros suponían una gran molestia para los clientes, ya que invadían todo el jardín.

Ondeador de banderas trabajos más raros del mundo

Y es que, en el centro del mismo, hay una gran fuente donde estos animales se dedicaban a beber cada vez que veían oportunidad. Al final terminaron por apropiarse de toda la instalación, así que decidieron contratar a un ondeador de banderas para ahuyentar a estas aves.

Probador de toboganes

Uno de los trabajos más raros y divertidos del mundo es el de Tommy Lynch. Su empleo le hace recorrer los parques acuáticos más impresionantes del planeta para probar toboganes. ¡Qué suplicio! ¿Verdad? Lynch tiene que comprobar la velocidad, el aterrizaje, la altura, la rapidez y el nivel de diversión. 

Probador de toboganes trabajos más raros del mundo

Por este puesto le pagan 32.000 dólares al año, pero no todo es color de rosa. Lynch pone en riesgo su vida, ya que hay posibilidades de quedarse atascado o herido en los toboganes que estén rotos. A pesar de que sea un trabajo peculiar, fue elegido como el mejor empleo del mundo.

10 grandes frases de Star Wars que puedes usar en el trabajo

Filero profesional

En el ecuador de esta lista de los trabajos más raros del mundo se encuentra el de filero profesional. ¿En qué consiste? Es un trabajo tan sencillo como el de estar de pie esperando en una cola. Cuando contratas a una de esta personas, puede estar esperando por ti en una fila para lo que necesites: comprar entradas de conciertos, adquirir el último modelo de iPhone o, simplemente, para pagar por unas entradas de cine.

Filero profesional trabajos más raros del mundo

De hecho, en China es un trabajo que está a la orden del día, y en Estados Unidos está empezando a hacerse muy conocido. En este último país, ya hay una web en la que se ofrece este servicio para quejarse en el Congreso y no tener que estar esperando durante horas.

Sexador de pollos

Uno de los trabajos más raros del mundo es el de sexador de pollos. Lo único que tienes que hacer es fijarte en si son machos o hembras, y clasificarlos en función de su género. Con cuidado se analiza el recto del animal y, de esta forma, se determina su sexo mediante la observación de las diferencias sutiles de musculatura entre machos y hembras.

El quid de la cuestión está en que su aparato genital no es fácilmente visible, por lo que requiere un manejo cuidadoso (y habilidoso) del animal. 

Sexador de pollos trabajos más raros del mundo

En la actualidad sólo existe una escuela permanente para formar a sexadores de aves y se encuentra en Japón. Sin embargo, se imparten cursos temporales en cualquier ciudad del mundo. Por desempeñar este trabajo se ofrecen más de 55.000 dólares anuales (4.500/mes) y, a pesar de lo bien pagado que está, no hay suficientes candidatos.

Las razones por las que nadie quiere trabajar de eso es porque se necesitan tres años de formación y porque el régimen de trabajo no es el más favorable. Las jornadas son de 12 horas y el margen de error debe de ser de un 2% o un 3%.

Catador de helados

Ser catador de helados es, posiblemente, una de las mejores profesiones que existen. En concreto, Ben&Jerry's tiene contratada a una persona que va por el mundo probando helados y descubriendo sus sabores. Lo curioso de la situación es que los prueba con una cuchara de oro, ya que este elemento no tiene sabor.

catador helados trabajos más raros del mundo

Otro ejemplo es el de Allison Grey, que lleva 13 años trabajando en esto y tiene que comerse un bote diaro de helado para poder crear nuevos sabores. Esto se consigue en unos 18 meses, algo que también incluye viajar alrededor del mundo para captar nuevas fragancias e ingredientes. Si este podría ser el empleo de tus sueños, también existe uno en el lado opuesto de la balanza. Hay quien se dedica a ser catador de comida para gatos o para perros.

Inspector de patatas fritas

Hay quienes odian la comida basura, pero también hay muchos que la defienden a capa y espada. En este caso más te vale ser de los segundos, ya que ser inspector de patatas fritas no es un trabajo para cualquiera. Para empezar, debes de tener entre 18 y 45 años, tener una vista de lince y ser muy meticuloso. Además, tu peso debe estar entre 90 y 120 kg. 

Inspector patatas fritas trabajos más raros del mundo

El salario es de 2.000 dólares, por lo que es un empleo bien pagado. Así que ya sabes, si cumples con todos los requisitos y estás buscando trabajo, esta no es una mala opción. Sólo tendrás que asegurarte de que las patatas que saques a la venta estén en buenas condiciones.

Buzos de pelotas de golf

Sin lugar a dudas, el trabajo más extraño del mundo es el de ser buzo de pelotas de golf. Como su propio nombre indica, consiste en ir vestido de buceador a los campos de golf para recoger las pelotas que se caen a los pequeños lagos que rodean los campos. 

buzo pelotas golf trabajos más raros del mundo

Estas personas sacan dinero recolectándolas y vendiéndolas a posteriori. Además, es un trabajo muy bien pagado. Sólo os diremos que, en un día, se puede llegar a ganar 2.000 dólares.

Lecturas recomendadas