Ir al contenido principal
Cris Tales review
Análisis

Análisis Cris Tales para PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC

Versión comentada: PS5

En el análisis de Cris Tales, el RPG de los colombianos Dreams Uncorporated y SYCK para PS5, Xbox Series X|S, PS4, Nintendo Switch, Xbox One y PC, os contamos si su atractiva estética y original planteamiento lo convierten en un nuevo juego a tener en cuenta.

No son pocos los juegos que han flirteado con el los viajes en el tiempo y nos han permitido ver las  consecuencias de nuestros actos, desde Chrono Trigger a numerosas entregas de la longeva saga Final Fantasy, como Final Fantasy X-2.

Pero aunque muchos juegos han explorado ya esa vía, no es menos cierto que la manera en la que lo hace Cris Tales es tan única como refrescante, ya que tanto mientras exploramos el mundo, como en los propios combates, podemos ver interactuar con el pasado, presente y futuro.

¿Qué cómo se come eso? Tranquilos, que os lo vamos a contar en nuestro análisis de Cris Tales para PS5, Xbox Series X|S, PS4, Nintendo Switch, Xbox One y PC, que llega a las tiendas, tanto físicas como digitales, el 20 de julio de 2021.

Cris Tales nos cuenta la historia de Crisbell, una joven criada en un orfanato que pronto descubre tener un don especial: es una cronomaga. Como su nombre indica, tiene un poder relacionado con el tiempo.

La historia es, a grandes rasgos, el clásico viaje de crecimiento del héroe (heroína en este caso), en el que Cris pasará de ser una chica aparentemente "normal" a desplegar habilidades y destrezas inimaginables para intentar cambiar el futuro y salvar su mundo.

Valoración Cris Tales
Durante su aventura no estará sola, y encontrará aliados en un elenco de personajes bastante arquetípico, como otro cronomago que se convierte en nuestro mentor o un guerrero ligado a la nobleza de otra reino, sin olvidar rivales y villanos a los que se les ve venir desde lejos...

Cris despierta su poder al interactuar con la vidriera de la catedral de Narim, la ciudad en la que vive, al verse asediada por los goblins enviados por la Emperatriz del Tiempo, la mala de esta historia, quien está tejiendo un oscuro porvenir. 

Cris ve la destrucción del  mundo, y se embarca en un viaje para impedirlo. Así, la aventura nos llevará a visitar otras vidrieras en otras ciudades y, de paso, para conocer más de su misterioso pasado.

Pero desde la visita a la primera catedral, Crisbell puede ver el pasado, presente y futuro... y todo al mismo tiempo. No se trata de un futuro "absoluto", sino de "posibilidades". Nuestras acciones afectarán al mundo directamente, y podremos cambiar lo que vemos si damos los pasos adecuados. 

Esta capacidad para elegir se da en todas las principales zonas del juego, como sus grandes ciudades, y dependiendo de lo que decidamos en cada zona, veremos un final u otro (hay varios, y completar la historia sin pararnos mucho en las opcionales puede dar de sí para unas 30 horas).

Por ejemplo, muy al principio de la aventura tendremos que decidir qué casa salvamos de la destrucción por una plaga, y al hacerlo, la casa dejará de verse destruida, reforzando esa sensación de ser capaces de modificar el futuro próximo.

Para ver el pasado, presente y futuro, el jugador no tiene que hacer nada: tras visitar el altar, la pantalla se divide en tres zonas triangulares: la izquierda revela el pasado, el centro el presente y la parte derecha, el futuro.

Así, si pasamos por delante de un personaje, podremos ver cómo era de joven, al movernos y verlo en el centro cómo es "ahora", y cuando queda situado a la derecha, cómo será en el futuro... si es que no ha muerto.

Esto es aplicable a todo: el propio entorno (podemos ver un campo con rosas recién plantadas, crecidas... o arrasado), objetos como árboles o cofres, o incluso diálogos entre personajes que sólo están visibles en una época y que nos aportarán información valiosa.

Opinión Cris Tales PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC, PS4 y Xbox One

Así, Cris Tales abre la puerta a algunas mecánicas muy interesantes: uno de nuestros compañeros es una rana parlanchina llamada Matias, que tiene el don de saltar al pasado o al presente, para recoger alguno de estos objetos o escuchar una conversación clave.

Es un aspecto que está cuidado hasta en el menor de los detalles, como que Matias se convierta en un renacuajo al viajar al pasado, o se mueva más torpemente al viajar al futuro y hacerse mayor.

Así, mientras exploramos las ciudades, aparte de comprar en tiendas (ítems, accesorios para mejorar las estadísticas de nuestros personajes, mejoras para las armas...), podemos conversar con personajes, acometer tareas secundarias, etc. Vamos, lo habitual en un RPG.

Traducción Cris Tales

Todos estos diálogos, o la gran mayoría, nos llegan doblados al inglés y, como el resto de textos, localizados al español, que no al castellano. De este modo, encontraréis expresiones y palabras que no utilizamos en nuestro país (por ejemplo, para referirnos a vidriera).

¿Es esto grave? Para nada, la historia se entiende y se sigue perfectamente y no afecta para nada ni a la comprensión de la historia o a su avance.

¿Y qué hay de los combates? Pues que son por turnos y en la parte superior una barra "cronológica" nos va mostrando el orden de actuación, sin esperas o barra de tiempo.

La gracia es que cada uno de los tres personajes que forman nuestro equipo tienen unas habilidades definidas, que van aprendiendo a medida que ganan XP y suben de nivel. Es un sistema que trae de la mano algunos problemas, clásicos del género.

Como hemos adelantado, en los combates también intervienen los viajes en el tiempo y la pantalla dividida en tres partes, siendo posible "enviar" a los enemigos al pasado (los que estén en el tercio izquierdo de la pantalla) o al futuro (en el derecho).

Análisis Cris Tales PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC, PS4 y Xbox One

Es una mecánica que nos invita a pensar en tácticas y estrategias de todo tipo. Por ejemplo: podemos usar magia de agua sobre el impenetrable escudo de un enemigo para mandarlo al futuro... y que se oxide y sea más vulnerable. 

O plantar una semilla de un hongo venenoso... que si luego lo mandamos al futuro, crecerá y explotará afectando a todos los enemigos. Es decir, combinar los estados que provocan nuestra magia con los efectos de enviar al pasado o al futuro suele ser la clave para derrotar a los enemigos.

No es menos cierto que al principio cuesta un poco ver todas estas combinaciones y posibilidades, sin olvidar otras como un ataque "sincronizado". Incluso es normal sentir que el juego es algo "injusto", pues los primeros combates no nos pondrán las cosas fáciles y pueden alargarse más de lo deseado.

Pero cuando empezamos a subir de nivel y conseguimos desbloquear las primeras habilidades, como las de cura y dejamos de depender de los ítems de recuperación, la cosa empieza a ponerse bastante más interesante.

Además, los combates de Cris Tales introducen un elemento de "precisión" tanto en ataque como en defensa: si pulsamos el botón de acción en el momento justo de impactar nuestro ataque, o de ser atacados, conseguiremos un segundo ataque (o bloquear o desviar el del enemigo).

No es nada nuevo, y otros ya lo han hecho antes, sin ir más lejos Indivisible en 2019, aunque es algo de agradecer, dado que los combates resultan así bastante más dinámicos.

Cris Tales PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC, PS4 Xbox One review

Y en este sentido, hay que reconocerle un esfuerzo a Cris Tales por intentar renovar una fórmula que, para muchos, incide siempre en las mismas ideas y mecánicas. Desde ese punto de vista, el juego consigue añadir un barniz estratégico a los combates que resulta bastante interesante.

Pero, no es menos cierto que, a pesar de estas bondades, el juego adolece de algunos aspectos que no me han terminado de entusiasmar y que a menudo están ligadas al propio enfoque del género.

Si empezamos por el combate, aparte de unos primeros compases algo injustos, Cris Tales nos obligará a "grindear", a combatir a menudo para subir de nivel o conseguir más recursos como canicas, la moneda del juego para comprar ítems o alojarnos en posadas para recuperar vida y maná.

Opinión Cris Tales PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC, PS4 y Xbox One

Y si no tienes el nivel necesario, tranquilo, que lo notarás: enfrentarse a un jefe con dos niveles de diferencia puede suponer tener algunas habilidades adicionales, como Celeris, que acelerar los turnos de un aliado y así podemos explotar su debilidad de manera más contundente. Si no la tienes, la cosa puede complicarse de sobremanera...

Y no sólo eso: los combates de Cris Tales son aleatorios, a la vieja usanza, y en ocasiones recorrer una zona puede ser desesperante por las continuas interrupciones. Más si tenemos en cuenta que hemos jugado en PS5, y cada combate trae parejo unos tiempos de carga de 2-3 segundos.

Si Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte o Astro's Playroom han eliminado casi por completo los tiempos de carga de mundos 3D, ¿por qué Cris Tales no logra evitar que se sucedan estas pantallas blancas de carga, al menos en PS5, que es donde hemos jugado?

La espera es breve, pero deja la sensación de que rompe el ritmo de juego. Del mismo modo, queda la sensación de que el estudio podía haber calibrado mejor el nivel de los enemigos acorde al nuestro, para mitigar levemente el tema del "grindeo" y no alargar tanto algunos combates.

Análisis Cris Tales PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC, PS4 y Xbox One

Y dado que los puntos para guardar están en lugares muy concretos, si caemos ante algún combate normal, o tras vencer a un jefe final, tendremos que cargar la última partida, por lo que muy probablemente repetirás algunas zonas por cuestiones de diseño...

No es el único "pero" de Cris Tales: fuera del combate, en las ciudades, aparte de las misiones secundarias, diálogos y tiendas, hay más bien poco que hacer, y la exploración, puede hacerse algo tediosa. 

Lo mismo sucede al dejar las ciudades o zonas clave del juego: salimos a una suerte de mapa mundi, que de manera esquemática, muestra todas las zonas a los que podemos acceder (ciudades, bosques, cataratas...). De nuevo, aquí hay más bien poco que hacer y es una zona "de paso".

Una vez dentro de una de estas zonas que, a menudo, tenemos que superar para llegar a nuestro siguiente objetivo, la sensación es que son bastante pasilleras y simples, sin mucho que hacer salvo abrir algunos cofres.

Análisis Cris Tales PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC, PS4 y Xbox One

Dicho de otro modo, a pesar de sus buenas ideas, que las tiene, Cris Tales arrastra algunos defectos clásicos del género, que de haber sido abordados de otra manera, quizá hubieran contribuido a culminar un juego aún más fresco, accesible y entretenido. 

Tener que luchar media hora contra enemigos bastante duros para subir de nivel, y poder morir en el intento, no ayuda a meterse en el juego, sobre todo en los primeros compases.

De la historia no destriparemos mucho, pero también tiene sus altibajos, sobre todo cuanto más cerca del final estamos. Los viajes en el tiempo es lo que tienen, que pueden ser complicados, y más si entran en juego algunas decisiones...

Opinión Cris Tales

Pero, aun con todo, Cris Tales tiene "algo" que invita a seguir jugando. Primero, la historia y la narrativa es interesante, y aborda temas actuales como la automatización del trabajo o la sobre explotación natural, bien insertados en una historia fantástica. Los diálogos son interesantes.

Pero sin duda alguna, aparte de cómo introduce los viajes en combate y exploración, el punto estrella de Cris Tales es su parcela visual. En un mar de juegos clónicos, Cris Tales se destapa como una propuesta estética distinta, de esas que reconocerás dentro de 20 años con sólo ver una imagen.

Es un juego muy colorido, con una estética muy marcada, que parece mitad cuento ilustrado, mitad vidriera, y que resulta aún más espectacular en los numerosos detalles animados que presenta, desde animaciones en pleno combate (para mandar a los enemigos al presente o pasado) o los vídeos.

Lo mismo es aplicable a los entornos: cada ciudad tiene un estilo único, distinto, que entra por los ojos. Lástima que sean sitios relativamente pequeños y con poco que hacer (las misiones secundarias tienden a ser bastante repetitivas también).

Pone la guinda final una buena parcela sonora, con algunas pegadizas melodías, buenos efectos y un doblaje notable. Eso sí, incomprensiblemente algunas partes del juego suenan más altas que otras, como si no estuviera normalizado todo el audio.

Todo esto hace que nuestra opinión de Cris Tales sea bastante clara: es un juego precioso, que entra por los ojos y con algunas interesantes ideas bien ejecutadas, si bien es cierto que a menudo se ven lastradas por aspectos de un diseño mejorable, y que redundan en los viejos "peros" del género.

El grindeo, enemigos de dificultad no muy bien equilibrada (sobre todo al principio), zonas pasilleras y sin mucho que hacer, combates aleatorios o el sistema de puntos de guardado hacen que, por momentos, Cris Tales sea más un RPG del pasado, en lugar de uno que mira al futuro.

Valoración

Cris Tales deslumbra con su atractivo apartado gráfico y lo bien que integra los viajes en el tiempo a su fórmula, especialmente en combate. Pero, por momentos, parece haberse quedado atrapado en el pasado arrastrando muchos de los problemas del género (grindeo, zonas pasilleras, tareas opcionales poco interesantes...). Y es una lástima...

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Estéticamente es precioso, con un estilo único. El uso del tiempo. El tono estratégico de los combates.

Lo peor

El "grindeo". Zonas pasilleras y con poco que hacer. Misiones secundarias repetitivas. No termina de explotar su potencial.

Y además