Chile aprueba la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft al descartar que suponga un riesgo a la competencia

Activision Blizzard

La Fiscalía Económica de Chile ha aprobado la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft al descartar que esta suponga un riesgo a la competencia y que pueda suponer un monopolio en torno a consolas Xbox o servicios Xbox Game Pass.

Microsoft, la compañía de Xbox, se encuentra en una posición muy delicada, por la presión que están ejerciendo desde Washington, Londres y Bruselas para impedir su adquisición de Activision Blizzard King, la compañía detrás de Call of Duty, Overwatch y Candy Crush que pretenden comprar por casi 69 mil millones de dólares.

Los organismos de regulación de mercados y competencia (FTC de Estados Unidos, CMA en Reino Unido, y la Comisión Europea) llevan meses investigando con lupa el acuerdo, y no de ellos, el americano, ha decidido demandarles para bloquearlo, algo que Microsoft considera un error y está dispuesto a defender en el juzgado.

Afortunadamente, no todos han puesto tal oposición. La Fiscalía Nacional Económica de Chile (FNE) ha aprobado la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft tras descartar que esta sea apta para reducir sustancialmente la competencia.

Lulu Cheng Meservey, Jefa de Operaciones de Activision Blizzard, ha celebrado la decisión, y espera que otros reguladores tomen la misma decisión mientras revisan la documentación que Microsoft les ha ofrecido.

Chile da el beneplácito a Microsoft para terminar de comprar Activison Blizzard

La conclusión de la FNE es que las dos empresas, Microsoft y Activision Blizzard, realizan actividades en los mismos segmentos: de desarrollo, publicación y distribución de videojuegos, pero también en diferentes niveles (Microsoft produce la consola Xbox y la plataforma Game Pass), por lo cual sus actividades se superponen tanto horizontal como verticalmente.

En otras palabras, no hay riesgo de pérdida de competencia en el mercado, ni mucho menos de monopolio. "La Fiscalía consideró que la operación no era apta para reducir sustancialmente la competencia, considerando, entre otra evidencia, patrones y preferencias de consumidores de videojuegos en Chile."

Microsoft y Activision Blizzard juntos no superarían los umbrales de concentración de mercado

Chile ha descartado riesgos porque, en las partes en las que las dos empresas superponen sus actividades horizontalmente (desarrollo, publicación y marketing de videojuegos y merchandising), no se superaban los umbrales de concentración de mercado establecidos por sus guías.

También porque observaron que el mercado es dinámico e incluye a un gran número de competidores relevantes, entre ellos mencionando Electronic Arts, Take Two, Ubisoft y Epic Games, Sony y Nintendo.

Call of Duty Modern Warfare en Xbox One

En cuanto a Call of Duty, el punto más polémico del asunto por el riesgo (alimentado en gran parte por Sony) de que Microsoft hiciera la saga exclusiva de Xbox y Game Pass, la FNE observa que Call of Duty no es tan relevante en Latinoamérica como en otras regiones del mundo.

También añaden que según una encuesta efectuada a consumidores chilenos, hay un número bajo de consumidores que preferiría cambiar de consola frente a una estrategia de bloqueo de Call of Duty por Microsoft.

Una estrategia, en cualquier caso, que la FNE también da como poco probable, debido a que "los importantes ingresos que genera PlayStation en favor de ABK desincentivarían la adopción de una estrategia de bloqueo".

Concluyendo, Chile no ve riesgos de tipping (concentrar el mercado en un único actor dominante) en consolas Xbox o servicios de suscripción de Microsoft (Xbox Game Pass), "puesto que los videojuegos de ABK, aunque importantes, no son los más relevantes para los consumidores de Latinoamérica y que los actores en este mercado ofrecen servicios altamente diferenciados".

Y además