Activision Blizzard

Las cosas se le ponen muy cuesta arriba a Phil Spencer y Xbox: la FTC demanda a Microsoft para bloquear por la vía legal su intento de compra de Activision Blizzard, e irán a los tribunales.

El plan de Microsoft de comprar Activision Blizzard King se le ha complicado mucho: la FTC (Comisión Federal de Comercio) ha presentado una demanda contra Microsoft por su intento de comprar el publisher de Call of Duty, Overwatch y Candy Crush.

"Hoy intentamos evitar que Microsoft gane control de un estudio de videojuegos independiente líder y lo use para dañar a la competencia en múltiples mercados de videojuegos en auge" (refiriéndose probablemente a un terreno todavía muy fértil como los servicios de suscripción).

"Microsoft ya ha demostrado que puede retener y retendrá contenido de sus rivales", dijo Holly Vedova, directora del departamento de competencia de la FTC (vía The Verge).

Microsoft se resigna a ir a los tribunales, y tienen confianza plena

En las primeras declaraciones a The Verge, Microsoft se resigna a que tendrá que luchar en los tribunales. Algo que, ganen o pierdan, sin duda retrasará la compra.

"Aunque intentamos intentarlo de forma pacífica, tenemos una confianza plena en nuestro caso y damos la bienvenida a la oportunidad de presentarlo en el juzgado", dijo Brad Smith, presidente de Microsoft.

Esto es algo que ya se venían oliendo hace unas semanas. Activision ya se puso en guardia, con su COO Lulu Cheng Meservey diciendo que "no dudarían en lugar para completar la transacción si era necesario".

Microsoft sabía que la votación de la FTC era hoy, y ayer mismo publicaron en redes sociales que habían firmado un acuerdo con Nintendo y Valve para que Call of Duty salga en sus plataformas (incluyendo Switch) durante 10 años, demostrando así que no tienen intención de hacer Call of Duty exclusivo. El mismo acuerdo le fue presentado a Sony, sin respuesta conocida.

La compra de Bethesda hace dos años le ha salido muy cara a Microsoft

Pero la FTC dirigida por Lina Khan no se ha conmovido precisamente con su maniobra de Call of Duty en Switch (a la que Valve respondió vagamente y Nintendo ni siquiera respondió, como para meterse en "fregaos"). 

La FTC argumenta Microsoft tiene un historial de comprar contenido para suprimirlo de consolas rivales, incluyendo la adquisición de ZeniMax (Bethesda)

"Microsoft decidió hacer que muchos de los juegos de Bethesda, incluyendo Starfield y Redfall, sean exclusivos de Microsoft pese a asegurar a las autoridades antimonopolio de Europa que no tenían incentivo alguno en quitar juegos de consolas rivales".

Starfield

Sí, pese a respetar los acuerdos ya existentes de Deathloop y Ghostwire Tokyo, que salieron con un año de exclusividad en PS5, Microsoft planea hacer Starfield, así como The Elder Scrolls VI y todos los que vengan después, exclusivos de Xbox Series X, PC y Game Pass. 

Una exclusividad que, en documentos enviados a la CMA (la comisión antimonopolio de Reino Unido, pero que probablemente también enviaron a la FTC) justificaban al ponerlos en una "zona verde" donde su exclusividad sí tenía sentido (y se entiende, no afectaba a la competencia).

ZeniMax Bethesda Starfield

Microsoft lleva meses diciendo públicamente que pretenden mantener Call of Duty en PlayStation (y ahora también Switch), como una saga multiplataforma, sin planes ocultos

Sin embargo, consideran que Sony está manipulando a estos organismos, dándoles a entender que Call of Duty tiene un peso mayor del real en las decisiones de los consumidores, y acusándolos de prácticas haber pagado a editores para que sus juegos no salgan en Game Pass.

Pero la FTC tampoco se fía en que Microsoft no vaya a hacer el resto de  contenido de Activision Blizzard exclusivo de las consolas Xbox y de Game Pass:

 "Con el control de las exitosas franquicias de Activision, Microsoft tendría tanto los medios como el motivo para perjudicar a la competencia manipulando los precios de Activision, degradando la calidad del juego de Activision o la experiencia del jugador en las consolas y servicios de juego rivales, cambiando los términos y el tiempo de acceso al contenido de Activision, o reteniendo contenido de los competidores en su totalidad, lo que sería perjudicial para los consumidores."

A partir de ahora, no se sabe a ciencia cierta que pasará. La FTC es la primera que intenta bloquear el acuerdo por la vía legal, pero aún hay otras comisiones mercantiles en todo el mundo, como la Comisión Europea o la CMA del Reino Unido, que tienen que dar su aprobación... y la ficha que ha movido la FTC podría sentar un precedente.

La está dirigda por Lina Khan, conocida por su implacable oposición a otros acuerdos de grandes telecos, y que además expresó sus preocupaciones de que Bobby Kotick, CEO de Activision implicado en múltiples caso de acoso sexual, salga de este acuerdo con un "paracaídas dorado".

Y además

Starfield

Starfield cartel

Plataformas:

PC, Xbox Series X

Lanzamiento: