Cómo ocultar tu dirección IP y en qué casos deberías hacerlo

direccion ip

Os vamos a enseñar a ocultar la dirección IP y por qué debéis hacerlo en diferentes circunstancias para mantener la privacidad de la línea y el equipo.

La privacidad en Internet es algo que cada vez está más de moda. Es ''triste'' que hablemos de ello como una moda, pero viendo los últimos incidentes con grandes empresas, la población parece que se va concienciando de la importancia de mantener un perfil bajo en Internet y no hacer diferentes cosas con la IP pública.

Por eso, últimamente se están popularizando servicios para ocultar la dirección IP del dispositivo que utilizamos, algo que antes estaba ''reservado'' a quien tenía conocimiento pleno sobre lo que quería hacer, pero que ahora parece que ha ''aflorado'' ''gracias'' a las acciones de empresas como Cambridge Analytica.

A continuación, vamos a enseñaros diferentes formas de ocultar la dirección IP, pero antes, vamos a ver cómo conocemos la dirección IP de nuestro equipo.

¿Cómo conocer la IP de nuestro equipo?

Algo fundamental antes de empezar es conocer la IP de nuestro equipo. Es muy, muy sencillo conocer tanto la IP pública como la IP privada. La IP pública, como decimos, es la de nuestro router cuando se conecta a la red, y es la manera de identificarnos. Si queréis saber cuál es vuestra IP pública, podéis ir a páginas como Miip.

Cómo conocer la IP de la consola, móvil, ordenador o Mac

La IP privada es la que identifica nuestro sistema dentro de la red interna, en casa, por ejemplo. Como decimos, es el DNI de los ordenadores, y vamos a ver cómo podemos ocultarla.

Cómo ocultar nuestra IP

Podemos querer ocultar nuestra dirección IP por muchos motivos. Uno de ellos es que no queramos que nadie sepa qué mandamos o dejamos de mandar desde una red pública si utilizamos un portátil. Otro motivo es que valoremos excesivamente nuestra privacidad y utilicemos por defecto un proxy o un VPN para navegar en privado.

También, hablando de VPN, porque queremos utilizar servicios que no están disponibles en nuestro país por el motivo que sea, algo que puede ser desde utilizar Netflix en Estados Unidos viviendo en España hasta algo más serio, como utilizar servicios de Steam, la propia Netflix o redes sociales si vivimos en un país como China o Corea del Norte.

Ahora bien, ¿cómo se hace? A continuación, vamos a ver diferentes formas de ocultar nuestra IP, todas muy sencillas. 

Si tenéis Opera, tenéis bastante hecho, ya que hay una opción que activa VPN para navegar. Eso sí, no es un VPN real. Opera nos lo vende como que sí, es un VPN completo con el que hacer de todo, pero realmente solo es un modo que nos permite navegar utilizando un Proxy para ocultar nuestra IP. 

Es algo que activamos yendo al buscador de opciones, poniendo ''VPN'' y activando el switch. Una vez hecho, nos aparece el iconito de VPN en la barra de búsqueda, aunque no vais a poder ver Netflix USA con Opera utilizando este modo, pero vuestra IP sí estará oculta. De hecho, podéis comprobar el cambio rápidamente con Miip.

VPN Opera
VPN Opera

Otro modo de ocultar nuestra IP es, hablando de proxy, utilizar un proxy. Lo más rápido y sencillo es utilizar webproxy, un servicio gratuito en algunos casos que nos permiten navegar por páginas web utilizando otra dirección IP. 

¡OJO! La experiencia no va a ser, ni de lejos, como la de utilizar el navegador nativo, por llamarlo de alguna manera, sin utilizar un servicio como este. Para ello, podéis usar un servicio como ProxySite (al que se puede acceder desde aquí).

Los portátiles con Windows 10 mejor valorados en Amazon

Hay más servicios proxy, como Proxify, pero suelen ser de pago al ofrecer un mejor servicio y, sobre todo, flexibilidad para utilizar una IP del sitio que queramos. La navegación es más lenta por un motivo sencillo: generalmente estamos compartiendo la IP con miles de usuarios y, además, hay mucha más publicidad, pero bueno, en un momento puntual... podemos ocultar nuestra IP por proxy de forma fácil gracias a estos servicios web.

Por último, tenemos la opción de utilizar un navegador como Tor. Y es que, aunque pensemos que solo tenemos Edge, Chrome, Safari, Opera o Firefox, lo cierto que es que hay muchos otros navegadores ahí fuera, algunos con opciones tan interesantes como Tor.

Y es que, es un software que nos permite, gracias a un proxy, configurar el navegador para que la web a la que queramos acceder piense que nos estamos conectando desde Estados Unidos, Rusia o China, si queremos (aunque no sé para qué íbamos a elegir China).

Usa un navegador TOR

Tor es ''sinónimo'' de privacidad en Internet, ya que es más avanzado que lo que hace Opera con su falso VPN y, bien configurado, es un navegador muy útil que podemos utilizar si necesitamos salvaguardar la privacidad por lo que sea en un momento dado... o de forma habitual gracias a la encriptación de los datos. Además, es un proyecto open source que continuamente evoluciona.

¿De dónde es nuestra nueva IP?

Por curiosidad, o por quedaros tranquilos para ver desde dónde os estáis conectando con vuestra nueva IP al utilizar un servicio de webproxy o Tor, podéis utilizar páginas como esta

Simplemente, metéis vuestra IP y os geolocaliza. Y... listo, con esto, tenéis varias formas de ocultar vuestra dirección IP para mantener vuestra privacidad en la red en un momento dado.