El truco barato y muy original que transforma tu ventilador en un aparato de aire acondicionado

El truco barato y muy original que transforma tu ventilador en un aparato de aire acondicionado

Si estás muerto de calor y no tienes aire acondicionado en casa no te preocupes, con este sencillo truco podrás convertir tu ventilador en un aparato de aire acondicionado muy barato y eficaz.

Nos vamos acercando al verano y, como todos los años, se avecina una época especialmente calurosa para aquellos que no disponen de aire acondicionado en casa.

Y es que no todo el mundo se puede permitir el lujo de tener en su hogar un aparato de aire acondicionado, por lo que sobrevive a las altas temperaturas como buenamente puede con ayuda de los ventiladores. Pero, claro, no es lo mismo.

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Si sueles ver series cuando viajas o en varias partes de casa, estas tablets pueden ser buenas compañeras para el consumo de entretenimiento.

Ver listado

Sin embargo, con este sencillo truco podrás convertir tu ventilador en un aparato de aire acondicionado fácil, sencillo y para toda la familia, como diría el tío de Bricomanía.

La manera más sencilla de convertir un ventilador en un aire acondicionado es mediante un par de botellas de refresco. Sí, sí, como lees.

Tan solo será necesario cortar y abrir la parte inferior de cada una de las botellas y hacer un par de agujeros en la tapa para que ventile.

Tras esto, coloca las botellas en la parte posterior del ventilador, una a cada lado, e introducir algunos cubos de hielo en su interior. Y listo, ya tienes tu aire acondicionado casero.

Cómo convertir un ventilador en un aparato de aire acondicionado

Si es posible, se deben poner dos ventiladores en cada estancia o zona que se quiera enfriar para que la circulación del aire sea la más idónea.

Uno de los ventiladores tiene que estar situado de tal modo que el aire se dirija hacia dentro y el otro debería expulsarlo hacia fuera. Si solo se dispone de un ventilador, conviene situarlo dirigido hacia el interior de la habitación.

Con este truco ahorrarás un buen dinero, no solo por el coste del aire acondicionado, sino también por la factura de la electricidad que, tal como está la situación ahora con el precio de la luz, cualquier ahorro por pequeño que sea siempre es bienvenido.

Ahora que ya sabes cómo hacer que un ventilador tire aire frío, podrás disfrutar de un verano más fresco en casa deleitándote con las mejores películas de Disney Plus sin morirte de calor.

Y además