Érase una vez… en Hollywood: las referencias y cameos de lo nuevo de Tarantino

Érase una vez en Hollywood

La novena película de Quentin Tarantino ya ha llegado a nuestros cines, y con ella, una oda de amor al cine clásico de Hollywood, al que el director ha querido recordar en Érase una vez… en Hollywood, llena de referencias y guiños para los más cinéfilos, entre los que destacamos los siguientes más importantes.

[SPOILERS de Érase una vez… en Hollywood]

Homenaje a los Spaghetti Westerns

Érase una vez en Hollywood

Aunque la película está dividida en varias tramas paralelas, típico del estilo Tarantino, la principal es la que incumbe al personaje de Leonardo DiCaprio, Rick Dalton, un actor de westerns que no consigue encontrar su lugar en el nuevo Hollywood después de haber decidido abandonar la serie que tantas alegrías le estaba dando. 
En un momento de la cinta, Dalton decide viajar a Italia para trabajar en los llamados “Spaghetti Westerns” cuyo mayor representante fue el director italiano, Sergio Leone, así como Sergio Corbucci, otro director que sería el responsable de Django, la cinta de 1966 a la que Tarantino rendiría homenaje con su Django Desencadenado.

Autoreferencias a la filmografía de Tarantino

Cigarrillos Red Apple - Tarantino
Cigarrillos Red Apple - Tarantino. Érase una vez... en Hollywood

Quentin Tarantino es uno de los directores más importantes del cine de los últimos dos siglos, y el propio director lo sabe, por eso, en esta novena película de su filmografía dedicada al séptimo arte no iba a desaprovechar la oportunidad de hacerse unas cuantas autoreferencias. Como el recuerdo de unas de las películas protagonizadas por el personaje de DiCaprio, sobre un asesino de nazis que consigue matarlos haciendo uso de un lanzallamas y que recuerda mucho a la explosión del cine de Malditos Bastardos. 
Tarantino es un director de costumbres, por eso le gusta trabajar con los mismos actores más de una vez, como en el caso de DiCaprio y Pitt, aunque hay más ejemplos en Érase una vez… en Hollywood, pues el actor Michael Madsen (Reservoir Dogs) aparece dándole la réplica a Rick Dalton en un episodio de la serie Bounty Law, pero no es el único. Kurt Russell, con el que trabajó en los Odiosos Ocho, también tiene su pequeño papel como responsable de los dobles de la película de El avispón verde, donde trabaja, precisamente, con su mujer interpretada por la actriz Zoë Bell, que ha pasado de ser la doble de Uma Thurman a tener nombre propio en cintas como Death Proof. Tim Roth (Pulp Fiction), también tenía su cameo según los títulos de crédito, pero parece que no ha superado el corte final.

Además podemos ver el cameo de otro los habituales de Tarantino, la marca de cigarrillos Red Apple que él mismo creó y que ha aparecido en todas sus películas, de hecho, si tenemos paciencia durante los créditos se puede ver un divertido anuncio de la marca de cigarrillos protagonizado por Rick Dalton, el personaje de DiCaprio.

Las películas de Quentin Tarantino mejor valoradas por los usuarios de Amazon

Homenaje a grandes series de televisión 

Érase una vez en Hollywood

Tras la sorprendente muerte del actor Luke Perry el pasado marzo, Érase una vez... en Hollywood ha quedado como su último trabajo en un giro inesperado de los acontecimientos. Pero la presencia de Perry en un cameo no es el único homenaje a la serie de Sensación de vivir, pues la actriz  Rebecca Gayheart, que también aparecía en la serie, interpreta a la supuesta mujer asesinada de Cliff Booth, el personaje de Pitt.

Pero no es la única referencia al mundo de la televisión, pues durante toda la película podemos escuchar cómo varios personajes hablan de la serie FBI, una en la que, precisamente, hizo un pequeño papel Burt Reynolds después de que se terminase su serie del oeste Gunsmoke. ¿Os suena de algo? Pero sin duda el más llamativo es el "cameo" de Bruce Lee, interpretado por Mike Moh, al que podemos ver enfrentarse a Cliff Booth en el set de rodaje de El avispón verde, protagonizada por el genio de las artes marciales como Kato. 

Por supuesto, tampoco podía faltar un homenaje a la gran serie de Batman protagonizada por Adam West, a la que oímos mencionar en varias ocasiones y podemos escuchar su mítica sintonía acompañando los títulos de crédito de Érase una vez... en Hollywood.

La familia Manson

Charles Manson en Érase una vez... en Hollywood
Charles Manson en Érase una vez... en Hollywood

Aunque en un primer momento parecía que la cinta de Tarantino iba a tratar sobre los horribles crímenes perpetrados por Manson y sus seguidores, lo cierto es que en la película queda un poco en segundo plano, aunque eso no significa que la historia haya sido maltratada. Efectivamente, la "familia" se instaló en el Rancho Spahn, donde el propietario les dejaba vivir gracias a los favores sexuales que le hacían las seguidoras de la secta. Pero no solo eso, porque, además, la canción que aparecen cantando las hippies cuando Booth las ve por primera vez es "I'll Never Say Never To Always", escrita por el propio Manson. 

Además, entre los miembros de la secta podemos ver a la actriz Lena Dunham, a Dakota Fanning, o las hijas de Kevin Smith, Harley Quinn Smith, y de Uma Thurman, Maya Hawke, que se larga con el coche antes de que sus amigos perpetren los crímenes. 

Localizaciones reales 

Cine Bruin en Érase una vez... en Hollywood
Cine Bruin en Érase una vez... en Hollywood

Como ya hemos podido ver, Tarantino es un nostálgico del Hollywood que un día conoció, por eso no ha reparado en mostrar las localizaciones reales que tanto le han marcado a él y a otras muchas generaciones de cinéfilos. Todos los cines que se pueden ver a lo largo de la película son, o fueron, cines reales que se podían encontrar andando por la ciudad de las estrellas. De hecho, el cine al que hace referencia Sharon Tate antes de entrar a cenar en el restaurante El Coyote, es el Eros, que más tarde pasó a llamarse The New Beverly Cinema, el cual Tarantino adquirió en 2007 para evitar su remodelación y que sigue funcionando actualmente. 

Películas y más películas

Once Upon a Time In Hollywood - Margot Robbie

Uno de los momentos más emotivos de la película es cuando vemos a la joven Sharon Tate acudir a una librería para comprar una primera edición del libro "Tess, la de los d'Urberville" para regarlársela a su marido, el director Roman Polanski. Precisamente, esta es una anécdota real, y diez años después del asesinato de su esposa, el propio Polanski dirigió una adaptación de la novela llamada Tess que dedicó a Sharon. 

Por supuesto esta no es la única referencia cinematográfica, pues podemos ver a Rick Dalton imaginarse en La gran evasión, escuchamos hablar de La semilla del diablo, de The Three in the Attic, 2001: Una odisea en el espacio... y muchas películas más. 

Y además