Con estos trucos, dejarás tu móvil como nuevo

acelerar android

Que nos perdonen nuestras vidoconsolas y PC, pero el dispositivo con el que más tiempo pasamos a lo largo del día es el teléfono móvil. Ya sea para comunicarnos, para jugar (sobre todo ahora con juegos como Fortnite o PlayerUnknown's Battlegrounds recién aterrizados en estos dispositivos) o para compartir contenido, el móvil es el aparato al que más tralla le damos al final del día.

Hay usuarios muy concienciados con el tema de limpiar el teléfono móvil cada poco tiempo para que ''viva'' mejor, pero otros pueden acumular muchos MB de datos que lastran el funcionamiento del terminal. Por eso, a continuación os daremos una serie de trucos que dejarán el móvil como nuevo en unos pocos pasos.

Los 4 mejores juegos para Android que no están en Google Play

Optimizar el sistema operativo

Aunque con los nuevos terminales, estos trucos para optimizar el móvil no son muy útiles, ya que les sobra potencia para mover las aplicaciones actuales, conviene recordarlos de cara a quienes podáis contar con móviles iOS y Aandroid de hace algunas generaciones. El fondo es algo que podéis optimizar de forma muy sencilla para ganar rendimiento y batería.

Por ejemplo, un fondo claro, consume más batería que uno oscuro. Asimismo, si tenéis un móvil con pantalla OLED (de cualquier tipo), un fondo con varias partes en negro conseguirá ahorrar bastante batería, ya que los píxeles, directamente, se apagan. Otro consejo en no poner fondos dinámicos (con animación) ya que quedan muy bien, pero consumen recursos.

reducir movimiento ios

Las animaciones y efectos de las aplicaciones también son bonitas, pero consumen recursos de la CPU. Y, vaya, tampoco se notan tanto. Para desactivar las animaciones en Android, debemos activar las opciones de desarrollo. Para ello, debemos ir a ''Ajustes'', ''Información del teléfono'' y tocar siete veces sobre el número de compilación. Una vez activadas, debemos buscarlas en ''Ajustes'' para desactivar transiciones y animaciones. En iOS es mucho más sencillo y no os sentiréis como unos hackers. Simplemente, debéis ir a ''Ajustes y accesibilidad''.

Apps Android que no deberías instalar

Apagar el móvil de vez en cuando, también es un buen consejo. El domingo, por ejemplo, podemos apagar el móvil para que todo, absolutamente todo, se reinicie. Así, los datos en caché que estaban utilizando algunas aplicaciones cerradas se borrarán. A la larga, lo notaremos.

Ojo con el almacenamiento

¿Sois grandes amantes de la fotografía y os encanta inmortalizarlo todo en vídeos o fotos? Está genial y los móviles cada vez tienen cámaras mejores, pero no es buena idea guardarlo todo en nuestros dispositivos. Sí, es bastante tedioso tener que conectar el móvil al PC para guardar los datos, pero, por suerte, tanto en Android como en iOS podemos realizar una copia de seguridad en la nube (con iCloud o con Google Drive) para pasar nuestras fotos a la nube.

Tener muchas fotos en el dispositivo hace que el móvil se ralentice al tener que ''leerlas'' todas y, además, ocupan un lugar muy valioso en nuestro dispositivo. Algo parecido ocurre con las aplicaciones. Vale la pena descargar solo las necesarias y, además, limpiar la caché de forma periódica. Hay muchos MB que se consumen por la memoria caché y, para limpiarla en Android debemos ir a ''Ajustes'', ''Almacenamiento'' y ''Datos almacenados en caché''. Ahí podremos elegir las aplicaciones y borrar la caché una a una. Whatsapp, Twitter, Google... hay muchas apps imprescindibles que dejan mucha basura a su paso.

Eliminar caché

Los Widgets también consumen bastante, en todos los sentidos, por lo que es recomendable instalar los menos posibles y, si una aplicación ha instalado uno automáticamente, deshabilitarlo si no lo vamos a utilizar. Además, también podemos deshabilitar procesos del sistema. Hay un montón de características de los móviles que no necesitamos, por lo que podemos pararlas. Si vamos a ''Opciones de desarrollo, ''Aplicaciones'' y ''Límite de procesos en segundo plano'', podremos elegir cuáles queremos desactivar.

Y, por último, si nuestro móvil lo permite deberíamos intentar hacernos con una microSD más rápida. Hay muchas tarjetas MicroSD, pero debemos asegurarnos de que sea de clase 10 y, si se pude, de Tipo II y U3. También están las microSD A1 optimizadas para móviles, aunque no son las más baratas del mercado.

La batería

Un truco para ahorrar batería cuando vamos justos es activar el modo avión. Este modo no está pensado solo para cuando vamos de viaje en un avión, sino para desconectar todas y cada una de las redes. Si estamos utilizando un juego, irá algo más fluido debido a que no habrá aplicaciones de fondo que reciban datos (y siempre que no sea un juego online). Si cargamos el móvil con el modo avión activado, también se cargará de forma un poco más rápida.

Tener el GPS activado sin querer es algo bastante común y consume bastantes recursos de la CPU. En Android, está claro cómo activarlo o desactivarlo (en la barra de herramientas). En iOS tendremos que ir a ''ajustes'', ''privacidad'' y desmarcar la localización cuando no la estemos utilizando.

Las mejores baterías externas en Amazon

También hay una serie de consejos para alargar la batería de nuestro teléfono. El primero es que, aunque dos puntos más arriba os recomendamos apagar el móvil, esto es algo que se debería hacer una vez por semana, si queremos. Si lo apagamos todas las noches, al volver a encenderlo consumirá una parte importante de batería. Estos son otros consejos:

  • Antes de guardar un móvil, o cualquier aparato con batería durante mucho tiempo, deja una carga del 50% para que no se agote por completo.
  • Cuidado con cargar el móvil con mucho calor (más de 40º) o con temperaturas bajo cero.
  • No hay que esperar a que la batería se agote, podemos cargar cuando queramos. Tampoco es aconsejable cargar al 100%, siendo el 90% lo más indicado.
  • ¿Eres de los que elimina aplicaciones en segundo plano? Si son apps que usas muy de vez en cuando, no pasa nada, pero si se trata de Whatsapp, Twitter o similares, es conveniente dejarlas abiertas. Volver a cargarlas, necesita un impulso extra de la batería.

Cuidado con las apps...

En el momento en que empezamos a instalar aplicaciones, el rendimiento del móvil comienza a resentirse. Es normal. Muchas son pesadas, se actualizan en segundo plano y llenan la memoria con caché. Sin embargo, hay una serie de trucos para tener nuestro móvil como nuevo, más o menos, si cuidamos nuestras apps.

Desactivar las actualizaciones en segundo plano es una buena medida para optimizar el móvil. Al final, son solo unas pocas aplicaciones las que utilizamos a diario, por lo que vale la pena desactivar las actualizaciones constantes de las demás. Para desactivar las actualizaciones en segundo plano en Android, debemos ir a ''Ajustes'', ''Aplicaciones'' y ver cuáles son las que están en ejecución. Es posible que veamos aplicaciones que se están ejecutando y que no hemos utilizado los últimos días. Pulsando sobre ella, las pararemos. En iOS, debemos ir a ''Ajustes'', ''General'', ''Actualizar en segundo plano'' y marcas las que queramos.

actualización apps

Además, a la hora de instalar las aplicaciones, es conveniente hacerlo en la memoria interna. Sí, se llena, pero también cargarán antes y el móvil se calentará menos. Eso sí, las fotos, canciones, podcast, vídeos... a la SD externa (siempre que se pueda, claro).

Renueva el hardware

Parece mentira, pero un simple cambio estético nos ayuda a percibir que nuestro móvil está mejor que nunca... o que es otro completamente. Una funda más ligera puede ayudar a percibir que nuestro móvil es más moderno. También las hay acabadas en aluminio que nos dan una sensación premium en la mano y, además, disipan mejor el calor. Por otro lado, también podemos optar por un cambio de color para darle una segunda juventud al teléfono.

Funda iPhone X

Hay veces que tenemos la sensación de que el móvil va a pedales y no tiene nada que ver con el hardware del dispositivo. Simplemente, las aplicaciones cada vez tiran más de internet y puede que la señal del router no llegue bien donde solemos utilizar el teléfono. Un extensor de señal puede ser la solución a este problema.

Por último, igual que limpiamos nuestro teléfono por dentro, también deberíamos limpiarlo por fuera. Con estos kits podremos hacerlo. No solo sirven para la pantalla, también para quitar el polvo de orificios como las rendijas de altavoces y micrófonos, así como del conector a la red.