Ir al contenido principal

Faker, el mejor jugador de League of Legends, ya aparece en los libros de texto escolares

Faker

Cuando hablamos de China, Japón o Corea, en el caso de los esports, siempre tenemos el ''nos llevan años de ventaja'' en mente. Y, una vez más, así es en el mundillo de los deportes electrónicos. Si preguntamos entre los amantes de los esports quién es el mejor jugador de la historia, sin concretar un juego en concreto, seguro que Faker es el que primero aparece en la mente.

Lee Sang Hyeok, o Faker, es un jugador surcoreano de 22 años que lleva cinco años seguidos en la escuadra de SK Telecom. Es el mejor mid del mundo, uno de los deportistas electrónicos más influyentes y una auténtica estrella en Asia.

Cuando Faker aparece en un torneo, siempre (bueno, casi siempre) es para firmar una gran actuación, y en un 1 v 1 es un dios de League of Legends gracias a sus reflejos, su inteligencia y, sobre todo, gracias a lo bien que conoce el meta del juego de Riot Games.

El nivel de popularidad de Faker es tal que ya aparece en libros para inspirar a los alumnos de educación primaria en China. El mensaje que se transmite en la publicación, cuyo objetivo es motivar a los alumnos, es válido para cualquier persona, a cualquier edad y en cualquier situación, ya que nos habla del esfuerzo como método de superación y como la herramienta que nos ayudará a conseguir nuestros sueños. Básicamente es un ''si queréis ser como Faker, dadlo todo en todo momento''.

Funko, réplicas de armas, peluches, zapatillas... el merchan de League of Legends es muy variado

Os dejamos unas imágenes del libro de texto en cuestión:

Faker en los libros de texto
Faker en los libros de texto
Faker en los libros de texto

En occidente nos perdimos esto, hasta ahora, ya que es algo que, evidentemente, no sale de China al estar dirigido exclusivamente a los alumnos de primaria, pero ahora que nos ha llegado podemos darnos cuenta, realmente, de la importancia que tienen las figuras de los esports en Asia.

Así podemos entender que en Corea del Sur, por ejemplo, sean casi una religión (y hemos visto a políticos usando tanto StarCraft como Overwatch en sus campañas, algo que aquí nos parecería una locura).

Y además