Este fan del manga tiene TODOS los números de Shōnen Jump y ver su colección impresiona

One Piece

Ryley Moore tiene en su poder todos y cada uno de los números de Shōnen Jump publicados, y su colección en una auténtica pasada.

Puede que el manga llegase al mundo (tal y como lo conocemos hoy) después que los cómics americanos, pero no significa que no levante pasiones en todo el mundo igual que su contraparte estadounidense.

El origen del manga se remonta a la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando las tropas estadounidenses introdujeron en Japón los cómics americanos.

Los artistas japoneses combinaron el estilo de los cómics con lo que por entonces se conocía en Japón como "libros de arte", dando forma a los mangas que conocemos hoy en día.

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Si sueles ver series cuando viajas o en varias partes de casa, estas tablets pueden ser buenas compañeras para el consumo de entretenimiento.

Ver listado

Una de las publicaciones especializadas en manga más importantes es la Shūkan Shōnen Jump, o Weekly Shōnen Jump, de Shūeisha.

Series icónicas del manga han pasado y pasan por sus páginas, desde Mazinger Z hasta Guardianes de la noche (Kimetsu no Yaiba), pasando por Dragon Ball, One Piece o My Hero Academia, entre otros.

 Shōnen Jump lleva publicándose desde 1968, inicialmente de forma quincenal, pero pronto pasaría a un formato semanal, satisfaciendo a sus ávidos lectores.

Uno de dichos lectores, aunque tardío, es Ryley Moore, conocido en Youtube como The Omnibus Collector.

Moore ha reunido, con la inestimable ayuda de la comunidad de aficionados al manga en Estados Unidos y otros lugares del mundo, todos y cada uno de los números de Shōnen Jump publicados hasta la fecha.

Solo hay que ver la colección que muestra en su vídeo para que nos dé una envidia terrible, al tiempo que admiramos cada pieza de su colección.

En el vídeo, Moore rememora como, pese a ser fan del manga, no tenía tanto acceso al género cultural japonés como le gustaría en EEUU, hasta que su abuelo le compró un número de Shōnen Jump y se inició una pasión que ha prosperado.

Desde luego, juntar 53 años de publicaciones como lo ha hecho Ryley Moore es todo un logro memorable que debemos aplaudir.

Y además