Geena Davis detalla el comportamiento abusivo de Bill Murray durante el rodaje de Con la poli en los talones

Geena Davis y Bill Murray en Con la poli en los talones (1990)

La actriz ha recordado dos incidentes con el actor que le provocaron gran malestar durante el rodaje de la película.

Muchos han sido los comportamientos tóxicos de actores y directores que a lo largo de los años se han ocultado tras las cámaras de Hollywood. Y ahora que todo esto ya no está permitido, las voces de los afectados se empiezan a alzar tanto para denunciar hechos ocurridos ahora como en el pasado. Tal como ha hecho la actriz Geena Davis denunciando el comportamiento de Bill Murray. 

Ya en octubre de 2021, con la publicación de su libro de memorias, Davis recordó lo mal que lo pasó rodando la película de comedia Con la poli en los talones por el comportamiento tóxico de Murray, pero no ha sido hasta ahora, en el podcast de la periodista Kara Swisher, cuando ha dado más detalles de lo sucedido. 

VIDEO

Actores mejor pagados de Hollywood

"Fui a reunirme con Murray [que dirigía la cinta], su codirector y el productor en la suite de un hotel y cuando llegué Murray me preguntó si alguna vez había utilizado el "golpeador". Yo le dije que no, que no sabía qué era eso y me invitó a probarlo. Entonces me señaló una especie de aparato de masaje con asas que había encima de la cama", recordaba la actriz.

Pese a que Davis se negó en reiteradas ocasiones, la insistencia de Murray y la pasividad del resto de presentes en la habitación que no hicieron nada para detener al actor, hicieron que se viese obligada a probar el aparato. "Me masajeó durante un segundo y no me preguntó si me había gustado ni nada. Me di cuenta que lo hizo para demostrar que podía forzarme a hacer algo inapropiado".

¿Con ganas de reír? Estas son las 10 mejores películas de comedia, risa y humor de la última década

Deadpool

"Me quedé temblando"

Otro de los incidentes que más le duelen a Davis fue un día en el rodaje en el que tenían que grabar una escena con cientos de extras. En un momento del mismo, Davis fue avisada de que tenía que ir a su posición pero como la responsable de vestuario le había pedido que la esperase, la actriz pidió permiso para retrasarse un poco. 

Lo siguiente que supo es que Bill Murray entró hecho una fiera en su tráiler (vestido de payaso como en la película) y la obligó a ponerse en su posición a gritos. Geena Davis recuerda quedarse "temblando" delante de los cientos de extras que estaban en el rodaje ante la vergüenza que le había hecho pasar. 

Y además