Lars Von Trier asegura que el párkinson no le impedirá seguir haciendo películas

Lars Von Trier

El director danés ha asegurado que no va a dejar su oficio en el cine pese a la enfermedad neurodegenerativa que se le ha diagnosticado hace poco. 

A principios de agosto saltaba la noticia, el polémico director danés Lars Von Trier había sido diagnosticado de párkinson a sus 66 años. No obstante, que la enfermedad neurodegenerativa empiece a afectar a sus funciones motoras no significa que le haya vencido, tal como él mismo ha querido demostrar en una entrevista con The Hollywood Reporter.

Pues, a pesar de que la condición física de Von Trier se ha visto muy mermada, según el periodista que le realizó la entrevista los temblores eran evidentes y hablaba muy despacio, esto no significa que vaya a abandonar su oficio como director de cine. "Me consideraría a mí mismo fuera de mis cabales si dijese que esta enfermedad va a evitar que siga haciendo películas".

VIDEO

Avance de The Kingdom Exodus, la nueva secuela de la miniserie de Lars von Trier

"Por supuesto, la cuestión principal es saber cuánto ha destrozado la enfermedad mi cerebro y cuánta parte se ha comido para ver si puedo empezar a trabajar de nuevo. Quizá, a partir de ahora, mis películas sean todavía peores", bromeaba el danés, "tendremos que verlo la próxima vez que nos veamos". 

El director, conocido por películas como Bailando en la oscuridad o Anticristo, acaba de presentar en el Festival de Venecia la tercera y última temporada de su serie The Kingdom: Exodus, rodada 25 años después del estreno de la segunda temporada de la misma. Precisamente, durante el rodaje de estos capítulos es cuando empezó a detectar los primeros síntomas del párkinson.

Tarantino y otros grandes directores que consiguieron arrasar con su primera película

Quentin Tarantino

"Espero que ha medida que vaya trabajando más y me acostumbre, mi trabajo se verá menos impactado por la enfermedad. Realmente los síntomas empezaron en el rodaje de The Kingdom: Exodus y fue muy desagradable, especialmente por los temblores. Pero esta es una enfermedad muy común. Creo que al menos 80.000 daneses la padecen".

"No es mortal, pero hay que aprender a vivir con ella hasta la muerte. Para mí fue un alivio poder contarlo. Podría parecer que soy un egoísta y puede que los sea. Pero siempre me han gustado los beneficios de compartir las cosas tal y como son", aseguraba Von Trier que no pierde su positivismo y su sentido del humor. 

Y además