Nvidia presenta las primeras gráficas preparadas para el raytracing y la nueva generación

quadro rtx 8000

Se acerca el 20 de agosto, y eso significa que habrá presentación de nuevas tarjetas gráficas para jugar. Sin embargo, antes, Nvidia ha presentado sus nuevas gráficas profesionales de la gama Quadro, auténticas bestias compatibles con la tecnología raytracing de nueva generación.

Estas últimas semanas se ha hablado mucho del raytracing. Se trata de una técnica de renderizado en tiempo real que permite que todos los objetos de una escena reflejen la luz de forma realista. Esto quiere decir que una textura de hormigón reflejará la luz de una forma diferente a como lo hace el casco de un soldado imperial, por ejemplo.

Para presentar raytracing en tiempo real, de hecho, Nvidia y Epic Games unieron sus fuerzas con una espectacular demo que os dejamos a continuación:

La iluminación será protagonista en la próxima generación y, de hecho, se estima que las próximas consolas deberían ser totalmente compatibles con algunas modalidades de raytracing para poder cumplir el estándar (y lo esperado de una nueva generación), pero será difícil que se acerquen a la potencia bruta de las nuevas Quadro.

Y es que, entre las gráficas que Nvidia ha presentado en el Siggraph, destaca la Quadro RTX 8000, una tarjeta gráfica profesional que nos deja dos buenas noticias. La primera es que confirma el nombre RTX como ese supuesto término que agrupará las gráficas que soporten la tecnología raytracing, como os contamos hace unos días.

La segunda buena noticia es que se trata de las gráficas con arquitectura Turing, la tan cacareada arquitectura que se negaba a aparecer durante estos últimos meses.

Si pensáis que el streaming es el futuro, podéis apuntar a Nvidia Shield

Si hablamos de números puros y duros, tenemos que decir que la Quadro RTX 8000 cuenta con 48 GB de memoria RAM GDDR6, la memoria RAM del futuro, lo que les da un ancho de banda de 10 GB/s. Si nos guiamos por los teraflops, es hora de saludar a los 16 teraflops, una marca que tendremos que ver si las tarjetas para escritorio son capaces de replicar.

Esto, lógicamente, no significa que podamos jugar a 5K y 60 frames por segundo en la nueva generación de tarjetas gráficas, ya que es algo de lo más exigente, pero sí supone un salto importante frente a la anterior generación de gráficas profesionales. ¡Ah! El precio, la RTX 8000 costará 10.000 dólares.

Como decíamos hace unas líneas, tenemos que esperar a ver qué se presenta en Gamescom, ya que allí sí veremos las gráficas para jugar.

Y además