Pete Hines de Bethesda sobre el daño que provocan las filtraciones

Las filtraciones de juegos se han convertido en algo casi habitual. Hace unas horas publicábamos cómo Splinter Cell para PS4, Xbox One y PC y Bloodborne 2 han sido listados por una conocida tienda online europea, y hace unas semanas, justo antes del E3 presenciamos la filtración de los juegos que iba a presentar Nintendo, o la fuga de información de Walmart Canada, que afectó a títulos como Forza Horizon 4 o Rage 2

Hemos tenido ocasión de hablar con Peter Hines, vicepresidente de Bethesda, acerca de lo que afectan estas informaciones filtradas a las compañías, si realmente tienen un impacto en los planes de marketing o se trata de una estrategia velada, como algunos insinúan. Su respuesta es muy esclarecedora. Comenzamos preguntándole acerca de Rage 2, pero "ese caso en particular no fue demasiado malo porque en realidad se produjo un par de días antes de que nosotros empezásemos a insinuar el anuncio. Así que decidimos ser flexibles y tomárnoslo con humor y aceptar la filtración."  

Pete hines

Sin embargo, Hines reconoce que el efecto es muy diferente en general. "Es muy duro ver a la gente con la que trabajo -y a mí mismo- lidiar con los leaks y demás. Porque ellos ponen tanto tiempo y esfuerzo en lo que están haciendo y en cómo quieren comunicarlo para crear excitación alrededor de un lanzamiento. Así que cuando alguien diferente decide actuar por su cuenta y, o bien distribuyen información que saben que no es cierta, sólo para atraer la atención, o bien comparten datos que no les pertenecen, resulta duro ver cómo molesta a la gente que ha trabajado en eso proyectos. Es gente que ha puesto horas, días, semanas y años en estos juegos y en planearlo todo."

No sólo se refiere a Bethesda; "da igual que sea mi compañía o la de unos colegas. (un filtración) estropea mucho trabajo invertido para ser creativos o simplemente en hacer algo divertido".    

Y además