Logo Hobbyconsolas.com

Los matices que quizás pasaste por alto en la cena del episodio 8 de La casa del dragón

La casa del dragón 1x08
Foto del redactor David Hernández

Estos son muchos de los matices que sucedieron en la cena del episodio 8 de La casa del dragón, y ahora te vas a dar cuenta.

Todavía hay mucho que contar sobre La casa del dragón mientras se espera el estreno de la nueva temporada, y ahora la comunidad de usuarios se encuentra revisitando todos los episodios para intentar comprender mucho más sobre la profunda narrativa, y también la rivalidad que hay entre cada uno de los personajes principales.

Y en el episodio 8 llamado “el señor de las mareas”, tuvo una escena muy particular con el tema de la cena, una escena clave de la temporada 1 y también una de las más trágicas, informa startefacts.

En esta parte de la narrativa, el moribundo rey Viserys realiza el último esfuerzo para levantarse de la cama y se reúne con su familia en la cena para intentar hacer las paces entre su segunda esposa la reina Alicent y su hija, la princesa Rhaenyra.

Si bien inicialmente consigue que vuelva a reinar la paz entre toda la familia, en concreto entre Alicent y Rhaenyra, todo vuelve a cambiar.

Cosas que se te pudieron pasar por alto

Sin embargo, hay varios apuntes a destacar de esta escena, y es que el rey está sentado entre Alicent y Rhaenyra con el lado feo de su rostro hacia Alicent y el lado sano hacia Rhaenyra.

Esto se puede interpretar simbolizando el hecho de que Alicent contaba con menos afecto del rey mientras que Rhaenyra todo lo contrario.

Luego se desarrolla otra escena donde mientras Jacaerys y la hija de Alicent, Helaena, bailan. Aegon, el hermano y esposo de Helaena, no se gira en su silla para mirarlos, a pesar de que lo hacen para fastidiarlo. Aemond, sin embargo, sí lo hace.

Y es que Aemond parece tener más motivos para envidiar a su hermano que el hecho de que Aegon se convertiría en rey después, y lo que es más importante, Jacaerys en enfada más hacia Aemond que a Aegon.

Tras ello, cuando Viserys no puede soportar más el dolor y sale de la habitación, los sirvientes colocan un cerdo asado frente a Aemond y Lucerys se ríe, en una especie de burla sobre la posesión de los dragones.

Luego se puede observar un brindis de Aemond que se burla y acusa a sus sobrinos de ser bastardos.

Es probable que a partir de ahora la cena de este episodio 8 de La casa del dragón la veas de otra forma, comprendiendo muchos de los matices.

Conoce cómo trabajamos en HobbyConsolas.