Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Sony Pictures realiza una adquisición histórica y recupera el modelo monopolista de las majors del viejo Hollywood

Tobey Maguire, Andrew Garfield y Tom Holland en Spider-Man No Way Home

Sony se convierte en el primer estudio en 75 años en operar las tres ramas de la industria cinematográfica a gran escala.

Hollywood mira al pasado esta semana al saltar la noticia de que Sony Pictures ha adquirido la cadena de salas de cine Alamo Drafthouse, convirtiéndose en el primer estudio en operar una gran cadena del sector de la exhibición.

La industria cinematográfica se divide en tres grandes ramas: producción, centrada en la creación de películas; distribución, que se encarga de llevar esas cintas a las salas de cine y promocionarlas; y exhibición, que es en esencia la parte que más ve el gran público.

Muchos estudios pequeños se centran solo en la producción, delegando la distribución y la exhibición a otras empresas asociadas. Los grandes estudios, especialmente las majors, sí que tienen departamentos exclusivos que se encargan de la distribución. A veces, esos departamentos gestionan películas de estudios más pequeños.

Aunque algunos estudios tienen una o dos salas de exhibición en propiedad, ninguno tiene una gran cadena de salas de cine para ofrecer el pack completo. Bueno, ahora Sony sí, y eso hace que muchos en Hollywood miren hacia el distante pasado.

¿Pueden volver los monopolios a Hollywood?

Tal y como recoge Variety, la adquisición de Alamo Drafthouse por parte de Sony Pictures, que operará las salas de exhibición a través de la división Sony Pictures Experiences, supone un regreso al modelo de algunas majors como Paramount Pictures allá por los años 30 y 40. En aquellos tiempos, los estudios gestionaban las tres verticales de la industria.

En los años 40, el gobierno de Estados Unidos tomó cartas en el asunto y comenzó a implementar leyes antimonopolio que impedían que los grandes estudios controlasen toda la cadena. En 1948, el decreto impidió a los estudios mantener ese modelo.

Ya en los 90, las leyes se flexibilizaron y, de hecho, la propia Sony gestionó una pequeña cadena de cines llamada Lowes Theatre. Sin embargo, en aquella década, Sony Pictures acababa de nacer y aún no tenía el estatus de major, cosa que ahora sí tiene.

Este movimiento se produce gracias a que el decreto antimonopolio de 1948 expiró en 2020, pero está por verse si los estudios empiezan a mirar con ojos golosos a las compañías de exhibición cinematográfica en busca de mayores ingresos a través de toda la cadena que atraviesa una película desde el estudio hasta el público.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Hobbyconsolas.