Ir al contenido principal

Steven Spielberg podría proponer una regla que impidiera a Netflix participar en los Oscar

Steven Spielberg

Como siempre que hay una gran revolución aparecen dos grandes bandos, aquellos partidarios del cambio y aquellos que prefieren que las cosas se mantengan como han sido siempre. 

Desde el nacimiento de Netflix, y especialmente desde que la plataforma presentó en el Festival de Cannes la película Okja de producción propia, muchos han sido los directores de cine que se han mostrado diametralmente en contra de que el servicio de streaming sea tratado como un estudio más. Pero ha sido este año, con las 10 nominaciones y las tres estatuillas de los Oscar, obtenidas por Roma de Alfonso Cuarón cuando han saltado todas las alarmas, sobre todo después de que estuviese a punto de llevarse el premio a la Mejor película. 

Steven Spielberg, conocido detractor de que la plataforma se comporte como un gran estudio de Hollywood, ha sido el primero en mover ficha tras las temporada de premios y ha anunciado que llevará una iniciativa a la próxima cena de los responsables de la Academia, por la que propondrá vetar a Netflix en la participación de las próximas ediciones de los Oscar

Las películas de Steven Spielberg mejor valoradas por los usuarios de Amazon

“Steven tiene la convicción de que existe una gran diferencia entre la situación del streaming y el estreno en salas. Le haría muy feliz saber que otros se unen a su propuesta durante la cena de la plana de los directores de la Academia. Veremos qué pasa", explicaba un portavoz del director a Indiwire.

Estas declaraciones han levantado un gran revuelo en el mundo de los profesionales del cine que se preguntan si la Academia va a ser capaz de obviar trabajos como el del director Martin Scorsese, The Irishman, con viejos conocidos de los Oscar como Robert DeNiro o Al Pacino, por el simple hecho de estar producidas y distribuidas por Netflix

No obstante, más allá del debate de que actualmente una película no es menos película si se ve en el sofá de casa en vez de en el cine, la cuestión de Netflix y su consideración para los premios Oscar es una situación mucho más compleja de lo que parece, ya que, la plataforma de streaming no juega bajo las mismas normas impuestas a los demás estudios. Por ejemplo, Netflix nunca publica los ingresos obtenidos en taquilla, su distribución es mundial 24/7 lo que hace que sus películas tengan una mayor proyección en la opinión pública, lo que afecta a las decisiones de los académicos, por ejemplo,a demás de solo haber mantenido sus cintas en las salas de cine justo los 90 días que exigen las normas de la Academia. 

Por otro lado, por supuesto, está el hecho de que al haber más plataformas de producción y distribución se abre la mano a que más directores que están empezando o que no son tan conocidos tengan más oportunidades de que se les de una oportunidad en el abarrotado mundo del cine. 

Y además