Videojuegos que profundizan en trastornos de salud mental

Hellblade Melina Senua

En el Día Mundial de la Salud Mental es importante profundizar en este tipo de enfermedades, que están en el día a día, pero que en muchos casos se sufren en silencio. Muchos las sufren en silencio, por lo que resulta importante trabajar con la persona y mantener la unión a su alrededor.

La prevención de este tipo de enfermedades sería mejor con un mayor conocimiento sobre las mismas. Eso puede hacerse por medio de una educación inclusiva para una salud mental positiva. Hay que tener en cuenta que la mayoría de enfermedades mentales comienzan antes de los catorce años.

Al contrario de lo que mucha gente se cree, los videojuegos pueden ser un fantástico aliado para los pacientes de enfermedades mentales. No solo como método evasivo o para desarrollar sus habilidades cognitivas; sino como medio para poder aprender cómo encarar algunas situaciones o para transmitir la valentía necesaria para luchar contra este tipo de problemas, más habituales de lo que la sociedad cree.

Un buen ejemplo en este caso lo vivimos con Hellblade: Senua's Sacrifice; el título desarrollado por Ninja Theory que se ha convertido en el abanderado de los problemas de salud mental en el mundo del entretenimiento interactivo. Tal y como os contamos en su día, la aventura de Senua salvó la vida de un joven que pretendía suicidarse.

"Gracias, Ninja Theory, por hacer Hellblade Senua's Sacrifice. Salvó la vida de mi hijo. Después de jugarlo, quería ir al hospital para pedir ayuda. No podía soportar todo con lo que estaba tratando y tenía un plan para suicidarse. El juego cambió sus planes. Gracias"

Los que somos conocedores del sector sabemos que, los videojuegos, son mucho más que violencia desmedida como algunos pretenden hacer creer. Hellblade no es el único caso de videojuegos que profundizan en los problemas de salud mental. Hay muchas más propuestas con mensajes que dejan una huella imborrable, y repasamos algunos a continuación. Ojalá sirvan para una mayor concienciación sobre este tipo de enfermedades.

Hellblade: Senua's Sacrifice

Como contábamos en la introducción, Hellblade: Senua's Sacrifice se ha convertido en el título insignia a la hora de hablar de videojuegos basados en problemas mentales. Con esta propuesta independiente, Ninja Theory ha dado en el clavo en su forma de plantear estas enfermedades en un medio lúdico. Es de esas aventuras que dejan poso; que te hacen reflexionar durante días acerca de lo vivido. Que consiguen que lo vivas en primera persona aunque nunca hayas experimentado algo similar.

Senua, la protagonista del juego, padece esquizofrenia, un trastorno poco entendido, y cuyo tratamiento en la obra debería servir para una mayor concienciación. Hellblade aborda de forma magistral, y por medio de la psicosis que sufre su protagonista, temas que quizás son tabú para la sociedad. Problemas que muchas personas viven en silencio y quizás deberían exteriorizarse no solo en el mundo de los videojuegos, sino en cualquier industria para ayudar a gente con estos traumas. "Mucha gente sufre en silencio estos problemas y tienen miedo a decirlo por ser juzgados o acosados. Todo el mundo debería ser más abierto al respecto. Y por medio de propuestas así todo el mundo podría educarse más en el tema y poder ayudar mejor", nos dijo Melina Juergens cuando la entrevistamos con motivo del lanzamiento del juego.

Recordad que, si todavía no habéis podido disfrutarlo, Hellblade: Senua's Sacrifice llega el 4 de diciembre en formato físico para PS4 y Xbox One.

Celeste

Por méritos propios, Celeste se ha convertido en uno de los videojuegos indie más importantes de 2018. Pero sus adictivas mecánicas y su imponente dificultad no son los únicos ingredientes de su éxito.

celeste

Madeline, la protagonista del juego, tiene como objetivo escalar la Montaña Celeste, que según se dice, tiene el poder de manifestar la confusión interna y el verdadero "yo" en la realidad. En su camino conoce a otros personajes, entre los que se encuentra una Madeline hostil. La joven, sufre ataques de ansiedad y pánico. Al tiempo que escala la montaña, se ve obligada a demostrar su coraje derrotando a sus demonios internos para salir airosa de las situaciones que le provoca su depresión.

The Town of Light

Los desarrolladores independientes, ante su escasez de recursos, suelen optar por incluir narrativas remarcables para destacar entre un mercado en auge. Eso es lo que hacen juegos como The Town of Light, desarrollado por LKA y disponible en PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC.

La propuesta se desarrolla en la década de los cuarenta, mostrando sin reparos el tratamiento que, en ese momento, reciben los pacientes de las instituciones mentales. Por medio de su protagonista, el juego centra sus focos en crear conciencia sobre las enfermedades mentales, especialmente a la hora de tratarlas adecuadamente. Porque incluso hoy, varias décadas después de la época en la que transcurre el título, hay mucho desconocimiento sobre este tipo de problemas mentales.

Life is Strange

Otro de los grandes ejemplos de maestría a la hora de abordar problemas psicológicos es Life is Strange, el videojuego episódico desarrollado por Dontnod. Precisamente, la cercanía de su trama y su transparencia a la hora de tratar este tipo de situaciones son el leitmotiv del producto. Y lo que ha conseguido que el universo de Max, Chloe, Rachel y compañía haya generado un enorme séquito de adeptos.

Life is Strange encara diversos problemas, comúnes especialmente en la adolescencia, que pueden acarrear en variopintos trastornos psicológicos. Lo vemos, por ejemplo, en la depresión de Chloe tras el fallecimiento de su padre en un accidente de tráfico. Tras el catastrófico acontecimiento, cambia radicalmente su forma de ser. Y lo representa mediante la rebeldía en su forma de vestir o de peinarse -tiñéndose un mechón azul-, convirtiéndose en una alumna problemática o rechazando categóricamente a la nueva pareja de su madre.

En otro punto de la serie, también se aborda el bullying y sus consecuencias. Trágicas, en este caso, representadas en Kate, una alumna que se precipita al vacío desde el tejado del colegio al no poder superar las burlas de sus compañeros. En el juego podemos salvarla de ese trágico desenlace ayudándola y escogiendo las palabras adecuadas; una buena metáfora de lo que tendría que hacerse en la vida, donde no hay posibilidad de rebobinar el tiempo.

Ether One

En el caso de Ether One se profundiza en una de las enfermedades mentales más duras como es el alzheimer y la demencia, que afectan especialmente a nuestros mayores.

Como jugadores tomamos el control de un doctor que trabaja en un instituto de medicina telepática que debe crear una recreación tridimensional de Jean Thompson, una mujer de 69 años a la que se le ha diagnosticado demencia. El objetivo es el de unir los recuerdos a través de su subconsciente para curarla o, para que al menos pueda recordar, en una trama con una emotividad que deja huella, tanto a los que hayan vivido esta enfermedad de cerca como a los que no.

Heavy Rain

Los juegos desarrollados pos Quantic Dream tienen una profundidad narrativa especial. Pueden agradar más o hacerlo menos, pero no dejan indiferente a nadie, y basan su desarrollo en la toma de decisiones. No se acierta; se elige. Y de lo que decidamos, el rumbo de la historia irá por unos derroteros u otros.

Heavy Rain

Esta particular mecánica, que abraza a la narrativa cinematográfica y a los cuentos de "Elige tu propia aventura", cobra una especial trascendencia en Heavy Rain. Para muchos, el mejor videojuego de los desarrollados por el creativo francés David Cage. Tomamos el control de cuatro personajes diferentes, de los cuáles dos, Ethan Mars y Madison Paige, sufren alucinaciones y psicosis debido a traumas emocionales. Madison, con sus demonios internos, sufre visiones con enmascarados asaltando su apartamento. Por su parte, Ethan, traumatizado por el secuestro de su hijo, sufre pérdidas de memoria y otro tipo de ilusiones, que en este caso se utilizan para apuntar hacia él como el asesino que se busca en el juego, en una trampa narrativa que le ha causado más de un disgusto al responsable del juego.

Otro producto de Quantic Dream como Fahrenheit también muestra al protagonista que sufre de problemas mentales o alucinaciones, pero en Heavy Rain se desglosan de una forma bastante más verosímil.

Max Payne

Los problemas psicológicos suelen acarrear en pesadillas cuando se consigue conciliar el sueño, algo que no siempre resulta sencillo en esos casos. Quién no recuerda los angostos sueños que Max Payne tenía en su cabeza, en una representación del estrés post-traumático asociado a la pérdida de seres queridos. Algo que hasta entonces, no se había visto representado de tal manera en el mundo de los videojuegos.

Max tenía esos remordimientos por no haber podido salvar a su familia. El juego planteaba inmensos pasillos en lugares conocidos por el personaje que se deformaban de forma perturbadora y no parecían tener final. Una metáfora que nos mostraba la salida próxima, pero mediante la transformación de los escenarios, se tornaba cada vez más costosa y lejana. Tanto que, en las secuelas de la saga, el protagonista decía que prefería evitar dormir para no tener que pasar el mal trago. Remedy Entertainment, creadores del juego, también dieron buen uso de las traumáticas alucionaciones en Alan Wake.

Alice: Madness Returns

Hablar de Alice: Madness Returns es hacerlo de uno de los mejores videojuegos de plataformas de los últimos años, hecho que en pocas ocasiones se reconoce con justicia. Nunca está de más aprovechar para reivindicarlo.

El título desarrollado por Spicy Horse ofrece un punto de vista diferente de la fábula Alicia en el País de las Maravillas, la cuál de por sí ya ofrece tintes psicológicos debido a sus escenarios y personajes estrafalarios. En el juego, diseñado por la prodifiosa mente de American McGee, Alicia es dada de alta de una clínica psiquiátrica y decide regresar al País de las Maravillas para averiguar quién ha asesinado a su familia. Pero parece no estar curada del todo y sufre constantes alucinaciones. El concepto de la aventura se mueve de forma magistral, dejando la duda al jugador en todo momento de lo que es real y lo que está en la mente de Alicia.

Spec-Ops: The Line

Un videojuego de disparos debería ser comercial per-sé. Afortunadamente -aunque los resultados no acompañasen- hay estudios valientes que se alejan de lo establecido para ofrecer propuestas diferentes. Eso hicieron en Yager con Spec-Ops: The Line; mucho más que un shooter.

El título seguía las andanzas del capitán Martin Walker, un soldado de élite de la Delta Force que, tras una misión catastrófica en Dubai, comienza a cambiar su perspectiva sobre la guerra debido al trauma que le ha dejado lo que acaba de vivir. Este trastorno es pieza clave en el desarrollo a través de alucinaciones o situaciones que plantan sin escrúpulos lo que es el horror de la guerra. La situación mental del personaje acarrea en varias de sus escenas son capaces de dejarnos con el corazón helado, ofreciendo un punto de vista radicalmente diferente al que muestran habitualmente los títulos de acción en los que por lo general, se dispara sin miramientos.

Depression Quest

Depression Quest es un juego interactivo bastante básico y simple, pero que puede ayudar y mucho a la causa. Además, es una obra gratuita a la que se puede donar el dinero que queramos, que irá destinado al centro de prevención de suicidios de los Estados Unidos.

Depression Quest, el juego que ayuda a entender la depresión.

Consiste en tomar decisiones a través de diversos árboles de preguntas y respuestas que profundizan en cómo reaccionar y como decir. El personaje que lo protagoniza trata de luchar contra la depresión mientras trata de vivir con normalidad.

Night in the Woods

Otro videojuego indie que otorga importancia a las enfermedades mentales es el fantástico Night in the Woods. El juego profundiza en la historia de Mae, quien abandonó la universidad debido a su trastorno de desorden disociativo, que provoca que vea a personas y el mundo de su alrededor como meras formas.

A lo largo de la aventura tiene una importancia clave su diario, en donde dibuja los acontecimientos importantes. Lo hace desde que se lo aconsejó un doctor para describir sus emociones después de que golpeara a un estudiante con un bate. Desde entonces, los vecinos y habitantes de la ciudad tienen más cuidado con ella. Eso, y la tensión que provoca en la familia, son las causas por las que Mae emprende un viaje de valentía para volver a casa y pueda regresar a la normalidad.

----

Hay muchos videojuegos que aportan enfoques psicológicos; especialmente los de terror, como la saga Silent Hill o The Evil Within. Otros tantos que ofrecen alucionaciones temporales por causas ajenas a enfermedades, como GTA, Metal Gear Solid 3: Snake Eater, Far Cry 3 o Batman Arkham (Asylum / Knight), donde el Caballero Oscuro -que sí padece estrés post-traumático- sufre los efectos de la toxina del Espantapájaros. Hemos dejado fuera estos juegos -y algunos otros- del artículo porque no aluden a problemas de salud mentales, como sí lo hacen el resto de casos citados.

Lecturas recomendadas